El Barça naufraga en Vitoria

El equipo de Pedro Martínez, pletórico, arrolla a un rival vulnerable y sin soluciones

Timma lucha con Tomic.
Timma lucha con Tomic.David Aguilar (EFE)

El Baskonia volvió a zamparse al Barcelona en otro partido que delata el estado catatónico por el que atraviesa el equipo barcelonista, hace semanas, meses, va para dos temporadas. No es ya que pierda, que también. Su juego es tan laxo y tibio que su vulnerabilidad llega por momentos a resultar sobrecogedora.

El equipo de Sito Alonso perdió por 24 puntos (96-72) como podía haber perdido por 30 o 40, fuera del partido de principio a fin. Y más aún cuando enfrente se le cuadra un equipo en estado de gracia, con Beaubois en su versión depredadora (24 puntos), en vena de aciertos, Voigtmann en plan chico para todo (8 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias) y Shengelia con la acostumbrada solidez (18 puntos y 4 rebotes) que le mantiene en el liderato de la clasificación con más valoración en la ACB.

BASKONIA, 96; BARCELONA, 72

Baskonia: Granger (10), Beaubois (24), Timma (3), Malmanis (5), Poirier (4) –equipo inicial-; Voigtmann (8), Marcelinho (2), Janning (12), Garino (10) y Shengelia (18).

Barcelona Lassa: Heurtel (6), Navarro (8), Hanga (8), Moerman (0), Tomic (8) –equipo inicial-; Pressey (5), Edwin Jackson (3), Vezenkov (2), Kurucs (6), Oriola (18) y Claver (5).

Parciales: 31-7, 27-23, 17-22 y 21-20.

Fernando Buesa Arena. 11.251 espectadores.

La depreciación del Barcelona es inaudita. Bastó el primer cuarto para certificar su desorientación. Lo perdió por 31-7. Solo fue capaz de anotar tres canastas, con 1 de 8 en tiros de dos y un 1 de 9 en triples, además de un par de tiros libres. Pasados seis minutos, Sito Alonso cambió al quinteto inicial por completo. Pero la dinámica del partido no cambió sustancialmente. El Baskonia fue superior de principio a fin.

El Barcelona se hundió en su torpeza infinita, con algunas acciones que provocaron la rechifla de la grada, una bandeja fallada por Vezenkov después de una preciosa y trabajada asistencia de Pressey, un robo de balón de Beaubois a Edwin Jackson, que retornaba a la Liga pero que parecía estar todavía en China, una serie de fallos en los tiros libres, especialmente por parte de Hanga.

El Barcelona, sin Pau Ribas, Sanders, Koponen y Séraphin, no fue competitivo. Llegó a ceder una brecha de 32 puntos (51-19) a poco para el final de la primera parte. Solo le faltó que varios de sus jugadores se las tuvieran con los árbitros, que castigaron a Hanga, Tomic y Navarro con faltas técnicas.

No hay explicación. Lo que ha pasado me recuerda a otra época, no a la mía Sito Alonso

Sito Alonso recurrió a un equipo atípico, con mucha pierna, con Hanga de base, Navarro, Claver, Kurucs y Oriola. Presionó por toda la cancha. Pero no pasó de rebajar ligeramente el castigo en alguna fase. Oriola, con 18 puntos, y Navarro, con 11 puntos y 5 asistencias, fueron los únicos que emergieron en la grisura de su equipo. Al final, fueron 24 puntos de diferencia. El 16 de febrero, en Gran Canaria, Baskonia y Barça volverán a verse las caras para luchar por la semifinal de la Copa del Rey.

Sito Alonso, tras el partido, explicó: “Solo puedo hacer una valoración del primer periodo, que ha sido totalmente desastroso por nuestra parte y fantástico del Baskonia. Ahí se ha terminado el partido”. Agregó: “Lo que ha pasado hoy me recuerda a otra época, no a la mía. Hemos perdido un montón de partidos con poca diferencia pero lo de hoy no lo había vivido con este equipo. El primer cuarto ha sido inédito. Aunque hemos sacado carácter en el tercer cuarto ya ha sido imposible darle la vuelta”. El técnico azulgrana no buscó paliativos: “No tiene ninguna explicación lógica. Haber dejado en Barcelona a dos jugadores importantes (Koponen y Sanders) y la baja de última hora de Ribas ha afectado en exceso al equipo. No hay justificación”.

 

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS