Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘caso Nassar’ fuerza la dimisión de tres directivos de la Federación estadounidense de Gimnasia

El exmédico de la organización está acusado de abusos sexuales por más de 140 mujeres en sus 20 años de empleo

Larry Nassar.
Larry Nassar. REUTERS

La presión aumenta y los dedos apuntan a la Federación de Gimnasia de Estados Unidos. Este lunes, tras cinco días de juicio y decenas de testimonios acusando a los responsables de la organización de proteger al médico abusador, Larry Nassar, han dimitido tres directivos. El doctor, que trabajó en la organización y acompañó al equipo olímpico en competiciones por todo el mundo, se enfrenta a una condena de entre 40 y 125 años por aprovecharse sexualmente de niñas menores y jóvenes mujeres durante dos décadas.

El presidente del consejo directivo de la Federación, Paul Parilla, el vicepresidente, Jay Binder, y la tesorera, Bitsy Kelley comunicaron este lunes su decisión, un día antes de que un juzgado de Michigan dicte la pena a Nassar. En los últimos días, más de 120 de las 140 mujeres que le acusan por abusos han comparecido ante la juez Rosemarie Aquilina para contar sus historias. La mayoría, en especial las gimnastas de más alto nivel como Aly Raisman o Jordyn Wieber —representantes de EE UU en numerosos Juegos Olímpicos— señalaron la complicidad de la Federación y la Universidad Estatal de Michigan, donde Nassar también ejercía.

“Apoyamos su decisión de dimitir. Creemos que este paso nos permitirá avanzar hacia los cambios que queremos para nuestra organización de manera más efectiva”, afirmó en un comunicado el presidente de la Federación, Kerry Perry, que sustituye desde marzo de 2017 a Steve Penny tras su dimisión por el escándalo de Nassar, destapado seis meses antes.

En su intervención el viernes, Raisman enfatizó lo que ya dijeron decenas de jóvenes mujeres, algunas todavía menores de edad, en los días anteriores: sus quejas sobre los comportamientos inapropiados de Nassar siempre fueron desestimadas. “Adulto tras adulto le protegió. Mis padres confiaron en la Federación de Gimnasia de EE UU para que me cuidaran y nos traicionaron. La falta de responsabilidad por los líderes de la institución, así como el Comité Olímpico estadounidense y la Universidad Estatal de Michigan es una verguenza. Necesitamos una investigación independiente”, afirmó la medallista, a quien el doctor abusó durante los Juegos de Londres 2012 y Río 2016.

Compañeras de Raisman como la conocida Simone Biles, Gabby Douglas o McKayla Maroney también han denunciado ser víctimas del doctor. Biles, ganadora de cuatro medallas de Oro en Río 2016, fue la última en admitirlo. En un comunicado la semana pasada, la joven afroamericana también hizo referencias a otros responsables: "Debemos saber por qué esto pudo ocurrir durante tanto tiempo y a tantas mujeres. Tenemos que asegurarnos de que esto no vuelva a pasar nunca más. Yo no permitiré que un hombre y quienes le permitieron actuar roben mi amor y felicidad por este deporte".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información