Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gimnasta Simone Biles afirma que sufrió abusos sexuales del exmédico del equipo olímpico de EE UU

El doctor Larry Nassar cumple una condena de 60 años en prisión por pornografía infantil

Simone Biles durante los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Y salió un caso más. Larry Nassar, el exmédico del equipo olímpico de gimnasia estadounidense, condenado a 60 años de cárcel por posesión de pornografía infantil y culpable de abusar sexualmente de más de 140 mujeres, también acosó a Simone Biles, la superestrella de la gimnasia mundial. En un comunicado publicado en sus redes sociales, la joven estadounidense, de 20 años, admitió ayer que fue otra víctima de Nassar.

“La mayoría de vosotros me conocéis como una chica feliz, graciosa y con energía. Pero últimamente me he sentido rota y cuanto más trato de apagar esa pequeña voz en mi cabeza, más alto me grita. Ya no tengo miedo de contar mi historia. Yo también soy una de las supervivientes que sufrió abusos sexuales por parte de Larry Nassar”, escribió Biles en Twitter.

“Durante muchos años me pregunté: ‘¿Fui muy inocente?, ¿fue mi culpa?’ Ahora ya sé la respuesta a esas preguntas. No. No fue mi culpa. Tras escuchar las valientes historias de mis amigas y otras supervivientes, sé que esta horrible experiencia no me define”, continúa la gimnasta, quien en los Juegos Olímpicos de Río de 2016 batió récords y obtuvo cuatro medallas de oro a sus 19 años.

Biles afirma que Nassar se aprovechó de su confianza para tratarla de forma supuestamente “especial”. El médico, de 54 años, empleó esa técnica para abusar de otras deportistas, que también han ido denunciando al médico a lo largo de los últimos meses. “Es un comportamiento completamente inaceptable, asqueroso, y abusivo; especialmente vino de alguien de quien me dijeron que confiara. No dejaré que un señor, y quienes le permitieron actuar, me robe mi amor y felicidad (por la gimnasia)”, abunda la gimnasta en su texto.

Hasta 140 víctimas

El pasado octubre, McKayla Maroney, otra gimnasta del equipo estadounidense, denunció haber sufrido abusos a manos del doctor Nassar desde que tenía 13 años. Aly Raisman y Gabby Douglas han declarado que fueron acosadas por quien hasta 2015 formó parte del conjunto de gimnasia nacional. En un juicio celebrado a principios de diciembre, Nassar fue condenado a 60 años de cárcel por posesión de pornografía infantil. “Ha quedado claro que nunca más deberá tener acceso a niñas”, afirmó la juez entonces.

Nassar conocerá este mes otra sentencia por un caso de abuso sexual, tras admitir que penetró con los dedos los genitales de siete niñas, tres de ellas menores, durante entrenamientos de la federación estadounidense entre 1998 y 2015, cuando fue cesado tras los rumores sobre su comportamiento con las gimnastas.

La caída en desgracia del hasta entonces reconocido doctor comenzó en verano de 2016, cuando una investigación sobre abusos del diario Indianapolis Star reveló las primeras acusaciones explícitas contra Nassar. Fue entonces cuando una mujer le denunció a la policía por abusar de ella durante un reconocimiento médico cuando tenía 15 años. Su testimonio a dicho diario precipitó una cascada de denuncias similares. La lista de denunciantes ahora suma 140 víctimas, abusadas a lo largo de sus casi 30 años en la Federación de Gimnasia. Ante las innegables denuncias, la Universidad Estatal de Michigan, donde trabajaba como médico, le destituyó en septiembre de ese año.

Más allá de la actuación de Nassar, muchas de las denunciantes han lanzado sus críticas contra la Federación de Gimnasia, recalcando que los casos demuestran un patrón que los responsables deportivos permitieron o no actuaron pese a la sucesión de quejas.

Una pena que puede aumentar por otros casos

Larry Nassar fue condenado el pasado diciembre a 60 años de prisión por posesión de pornografía infantil. El FBI halló en su poder decenas de miles de archivos donde se veía a menores en actos sexuales, muchos de ellos en el domicilio de Nassar. El exmédico de la Federación de Gimnasia de EE UU aún tiene abiertos varios casos que pueden elevar la condena, entre ellos las denuncias de las deportistas. Tres de las gimnastas que lograron la medalla de oro por equipos en Londres 2012 (Aly Raisman, McKayla Maroney y Gabby Douglas) ya acusaron a Nassar. Maroney reconoció que se animó a alzar la voz tras las denuncias en Hollywood contra el productor Harvey Weinstein. “Durante años, nos manipularon para guardar silencio y, honestamente, algunas cosas fueron extremadamente dolorosas”, dijo Maroney, quien afirmó que llegó a temer por su vida.

Más información