Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Pumas y el América se contrarrestan en un brusco clásico

El conjunto universitario no logra descifrar la barrera americanista pese a las constantes llegadas de Castillo y Gallardo

Pumas vs América en vivo
Castillo y Aguilera disputan el balón. EFE

La versión renovada de los Pumas fue insuficiente para quebrar el cristal del América. El clásico de Ciudad de México terminó en un empate 0-0 pese a tener en el campo al jugador locomotora, el chileno Nicolás Castillo. El atacante se vio frustrado con tres opciones de gol y un poste que le negó su quinto gol del torneo. Para los universitarios era un mandato resarcirse frente a su público tras el trágico torneo pasado y, por lo menos, consiguieron levantar la frente en alto contra su rival inmediato.

El América de Miguel Herrera pegó primero. Los costados le sirvieron para atacar con Renato Ibarra por derecha y Cecilio Domínguez por izquierda. En una jugada, el portero de Pumas, Alfredo Saldívar, bloqueó con el guante vencido un remate de Domínguez que intentaba colarse. La siguiente jugada fue un tiro de larga distancia del argentino Guido Rodríguez que solo sirvió para que el meta se luciera con su lance. 

La respuesta de Pumas también venía por las laterales. Fue en la izquierda donde Jesús Gallardo buscó un gol de larga distancia y solo alertó de más al guardameta Agustín Marchesín. Nada para preocuparse. La defensa americanista pudo con la dupla de Pumas, Castillo-Alustiza, con la presión y marca que tenían sobre ellos. No podían dar pasos sin que la sombra les siguiera. Era una asfixia total. Alustiza hurtó un balón por la izquierda, remató a bocajarro sobre Marchesín y en el rebote no logró que el balón diera un giro para la portería. 

Por América, Cecilio Domínguez quería ser el asistente de Oribe Peralta y Henry Martín, pero ambos estaban lejos de encontrar espacios para un remate. Incluso intentó una jugada por su cuenta y terminó el esférico en la fila 23 del estadio Olímpico Universitario. El juego se enfrascó en las constantes faltas hacia Castillo. El chileno de Pumas cabeceó a portería y, cuando la trayectoria iba recta hacia el fondo de la portería, intervino el larguero. 

Herrera pudo darle algunos minutos al colombiano Andrés Ibargüen, exjugador del Racing de Avellaneda, y hasta ahí. No pudo aportar mucho al juego ofensivo. Su compatriota, Mateus Uribe, se fue expulsado por una decisión rigurosa del árbitro Luis Enrique Santander. El francés Jéremy Ménez vio el juego desde el palco. El americanista intentó una chilena y le dio en el rostro a Castillo. Pese a eso, los Pumas solo mostraron los dientes y no mordieron.  

Más información