Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una etapa de locos

Además de la dureza propia de las condiciones, hemos tenido una batalla táctica con el barco franco-chino Dongfeng

Xabi Fernández atiende a los medios en Melbourne.
Xabi Fernández atiende a los medios en Melbourne. MAPFRE

26 de diciembre.

Hola a todos. ¡Os escribo ya desde Melbourne! Ayer terminamos la tercera etapa de Ciudad del Cabo hasta aquí ¡Por fin podemos decir con la boca llena que hemos ganado!

Vaya etapa que hemos tenido. Como he ido contando, ha sido de locos. Además de la dureza propia de las condiciones, hemos tenido una batalla táctica con el barco franco chino Dongfeng que ha durado más de 10 días. Después de haber ido persiguiéndoles más del 80% de la etapa, pudimos al fin pasarles a falta de unos cuatro días para el final.

Según escribo y veo que hemos sido los perseguidores, eso me recuerda una vez más lo difícil que va a ser ganar esta vuelta al mundo, y en particular ganarles a ellos, que son súper rápidos y navegan muy bien. Una vez más tenemos que hacer el ejercicio de poner los pies en la tierra por muy tentador que sea creernos que somos los más rápidos de todos.

Ya hemos ido hablando mucho de la etapa ¡La tripulación, una vez más, ha estado de 10! Ahora tenemos una semana para recuperarnos lo mejor posible y continuar con el largo camino que tenemos por delante. La gente se queja de que solo tenemos una semana, pero para nosotros son ocho días para poner el barco y la tripulación aún más en forma e intentar dar otro golpe a la clasificación.

Además, será una etapa difícil esta que viene, menos exigente en cuanto a condiciones extremas, por lo que más barcos van a entrar en la pelea. Algunos tomarán opciones radicales o diferentes a la nuestra y serán más peligrosos. Aunque sea muy pronto, estoy seguro de que empezarán a entrar en juego las matemáticas, a cuál de los rivales controlar más y a cuáles menos… En fin, estos son los deberes que tenemos para esta semana que nos queda por delante.

Ahora nos vamos a celebrar la Navidad, 26 por la noche, con todo el equipo. Llegamos ayer día 25, y entre el cansancio y que todo el equipo de tierra ya se puso manos a la obra no lo pudimos celebrar, así que toca hoy. Espero que pasemos una buena noche y podamos recuperar fuerzas para seguir con esta aventura, y ojalá sea con resultados parecidos.

Un abrazo desde Melbourne.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información