Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Histórica remontada de River para seguir en la Copa Libertadores

El millonario aplasta 8 a 0 a Jorge Wilstermann en el estadio Monumental tras caer goleado en Bolivia

Ignacio Scocco, el héroe de la noche, celebra uno de sus cinco goles. Ampliar foto
Ignacio Scocco, el héroe de la noche, celebra uno de sus cinco goles. AP

“Hay algunas cosas en las que se cree. Hay muchas cosas en las que se cree y en otras que se sienten. Me voy a quedar en las que creo, pero también que siento”. Esas fueron las palabras usadas por el entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, para intentar explicar en rueda de prensa un hecho que es difícil de contar pero que será fácil de recordar. Los cuartos de final de la Copa Libertadores de América parecían dar la gran sorpresa del certamen, una semana atrás, cuando el modesto Jorge Wilstermann de Bolivia goleaba 3 a 0 al equipo que más partidos de copa ha jugado en la historia. Pero, al parecer, a este River nunca hay que darlo por muerto.

Los más de 2.500 metros sobre el nivel del mar de la ciudad de Cochabamba afectaron visiblemente a los de Gallardo en aquella derrota. El equipo fue reforzado en esta temporada con jugadores de calidad como el exValencia Enzo Pérez y el exMallorca, Germán Lux. Sin embargo, echó mucho de menos a su artillero, Lucas Alario, por quien el Bayer Leverkusen pagó la cláusula de salida, de 24 millones de dólares. En su lugar llegó un tal Ignacio Scocco, un trotamundos de 32 años que supo inflar redes en UNAM de México, el Sunderland de Inglaterra y su querido Newell’s Old Boys de Rosario. En River, apenas había demostrado un par de gestos positivos antes de su partido consagratorio de este jueves.

El Monumental a pleno, un show de fuegos artificiales tanto dentro como fuera del estadio -por el que River podría sufrir al menos una sanción económica- y una tensión que sentía en la lluviosa atmósfera porteña fueron el marco de un partido soñado. Jugadores e hinchas de River sabían que el gol tempranero era fundamental para dar vuelta la historia. A los 20 minutos del primer tiempo, el partido ya iba 3 a 0 para el local.

El primero fue de Scocco, a los nueve minutos, luego de una aparición “a lo Romario”, para eludir la marca con un caño y despatarrar al arquero Gálvez con un amago que le permitió definir con el arco vacío. El segundo fue “a lo CR7”, con una pelota perdida en el área a los 13 minutos que Scocco definió con un potente derechazo. Y el tercero, también de Scocco, a los 19 minutos, con un envío que nació como centro pero terminó en gol tras cruzar toda el área chica sin que nadie la toque. La serie estaba empatada, como antes de Cochabamba. El milagro de darlo vuelta era una posibilidad concreta que se hizo real a los 35 minutos, cuando Enzo Pérez recibió libre de Ignacio Fernández y definió al techo del arco. Para el descanso, River ya goleaba a su rival y se metía en semifinales.

El segundo tiempo comenzó igual que el primero: con otro gol de Scocco a los cinco minutos y una ejecución de Ignacio Fernández a los siete. A los 12, el exNewell’s marcó el quinto de su cosecha personal y a los 22, Enzo Pérez realizó un contragolpe de área a área con pelota dominada para poner cifras definitivas, en un gol que ya da vueltas por los canales de noticias del mundo.

Con la victoria, River se mete entre los cuatro mejores equipos de América y jugará en semifinales contra Lanús, que derrotó a San Lorenzo. Con la goleada, Ignacio Scocco se convirtió en el primer jugador en la historia del club en convertir cinco goles en un partido por un torneo internacional y el primero en la historia de la copa en convertir esa cantidad de goles en un partido de eliminación. River, por su parte, se convirtió en el primer equipo de la historia del certamen en marcar ocho goles en un partido de cuartos de final en adelante y en el quinto equipo argentino en revertir en torneos internacionales una desventaja de tres goles.

“Teníamos que enfocarnos en este partido. Empaparnos de la energía de la gente”. Las explicaciones de Gallardo en rueda de prensa fueron entre sonrisas. El entrenador parece, además, el capitán de este grupo de hombres que luego de ganar la Sudamericana en 2014 y la Libertadores en 2015, tienen la vara de exigencia por encima que la del resto de los equipos. Aunque luego de la histórica goleada han demostrado estar a la altura de las circunstancias.

Más información