Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conmebol somete a control antidopaje a todo el plantel de River Plate

El reciente positivo de dos jugadores lleva al laboratorio a los 18 jugadores que le ganan a Guaraní

El plantel de River que le ganó a Guaraní y se sometió al antidoping. Ampliar foto
El plantel de River que le ganó a Guaraní y se sometió al antidoping. Reuters

“Hazte fama y échate a dormir”, dice un viejo proverbio popular. La veracidad de la frase bien puede garantizarla el plantel entero de River Plate, que este martes debió someterse al control antidoping luego de la victoria ante Guaraní, en Asunción, por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América. Marcelo Gallardo y su cuerpo técnico conocieron la decisión horas antes del partido y algunos jugadores se anoticiaron con el encuentro ya empezado. “Parece ser una persecuta (persecución), pero es lo que nos tocó vivir”, opinó el entrenador.

La Conmebol informó a través de un comunicado que basó su decisión en el artículo 12, apartado 2, del reglamento vigente, que busca “detectar el dopaje sistemático en un equipo”, ocasión que suele darse si más de un jugador de un equipo ha dado positivo. La referencia fue hacia los casos de Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada, quienes dieron positivo de hidroclorotiazida, un diurético muchas veces utilizado en el atletismo como sustancia enmascarante de otras drogas prohibidas. La institución realizó su descargo hace poco más de una semana y solicitó la contraprueba, cuyos resultados estarían disponibles la semana próxima. Un dato no menor fue que la Conmebol dejó de trabajar con el laboratorio que analizó las muestras de los jugadores de River implicados en el pasado y enviará las 18 muestras del partido con Guaraní a otro distinto.

Así, titulares y suplentes del equipo que derrotó por 2 a 0 al local, con goles del debutante Ignacio Scocco y Marcelo Larrondo, tuvieron que permanecer en el estadio Defensores del Chaco hasta pasadas las dos de la madrugada, o sea, dos horas después de consumada la victoria. Algunos jugadores se sometieron al test con la misma ropa con la que jugaron y mataron el tiempo elongando. Otros tuvieron tiempo de ducharse y hasta de cenar. El último en salir de la sala de controles fue el medio Ariel Rojas, quien terminó el partido con un esguince en uno de sus tobillos.

“Es algo cómico, nunca pasó algo así. Nadie se tiene que ocultar, estamos apoyando la medida que tomó Conmebol y ahí estarán los resultados”, dijo el defensa Javier Pinola, otro de los debutantes, a la prensa. “No hay ningún problema”, determinó el capitán Leonardo Ponzio, “está un poco de más lo que se hizo. Hay que tener sentido común y mirar para adentro. Siempre dimos la cara ante todo lo que ha pasado. La historia marca mucho. Acá no hay malas intenciones y se quiso ensuciar”. La sorpresa también alcanzó al entrenador de Guaraní, Daniel Garnero, quien en rueda de prensa respondió: “¿Los 18? Me parece raro, me sorprendió. No sabía, no lo sabía, para nada. Los controles son dos, me parece que no corresponde, pero si está en el reglamento…”.

Visiblemente molesto por la decisión,  Gallardo opinó que “está dentro de la reglamentación lo del antidoping a todo el plantel. Antes de jugar se nos comunicó a todos. Si bien puede incomodar, está en el reglamento y lo aceptamos. Parece ser una persecuta (persecución) pero es lo que nos tocó vivir. Por eso le doy el significado que merece (...). Hoy me pareció que era demasiado, más allá del reglamento, que lo acepto”. “Le doy el significado que merece, simplemente eso. Si nos quieren ver claudicar, van a tener que hacer más méritos”, desafió Gallardo.

La dirigencia de River, presente en el estadio con el presidente Rodolfo D’Onofrio, entendieron el masivo control como un señalamiento innecesario al grupo de jugadores que hoy está bajo una celosa mirada de las autoridades. La Conmebol aclaró en el escrito que “la decisión de la Unidad Antidopaje se basa en una evaluación juiciosa e integral de los hechos, incluyendo los dos resultados analíticos adversos mencionados y los insumos recogidos en la Audiencia realizada con los dos jugadores y el personal de apoyo del Club Atlético River Plate por la Unidad Disciplinaria en el mes de junio de 2017 en la Sede de la Conmebol”.

Más información