Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Honduras y la crisis en la AFA sepultan al fútbol de Argentina en Río de Janeiro

El empate 1 a 1 con Honduras clasifica a cuartos de final a los centroamericanos

Los jugadores argentinos lamentan la eliminación tras el empate con Honduras. Ampliar foto
Los jugadores argentinos lamentan la eliminación tras el empate con Honduras. AFP

Dicen que las cosas suelen terminar tal como empezaron. La frase le sienta al dedillo a la selección argentina de fútbol, eliminada de los Juegos Olímpicos tras un empate con Honduras. El proceso comenzó con Gerardo Martino a la cabeza y una lista de 35 preseleccionados, entre los que figuraban jugadores como Lanzini, Icardi y Dybala, de gran presente en las mejores ligas de Europa. Pero concluyó con un entrenador con pocos méritos en el currículum y un gran corazón para afrontar la responsabilidad. Julio el Vasco Olarticoechea era el único técnico que tenía contrato con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) cuando está fue intervenida, en junio, por la FIFA. Es el último gol de la albiceleste, el de Mauricio Martínez en Brasilia, un cuadro de la situación: un tiro libre en el borde del área que entra con más fuerza que calidad, pero que no alcanza.

El Vasco era, también, uno de los personajes que tenía el aval de la mayoría de los personajes que pululan en la AFA, entre dirigentes de clubes, periodistas en actividad o no y exjugadores influyentes. Sus declaraciones, sus gestos y el edulcorado ambiente que se genera en un Juego Olímpico fueron el marco ideal para una tregua política que afecte lo menos posible a los jugadores. “No entró, no quiso entrar. Intentamos, esa era la propuesta. Se erró un penal, seguimos luchando y cuando empiezan a pasar los minutos perdemos tranquilidad”, fue una de las justificaciones posibles para explicar la derrota, aunque algo carente de detalles, que dio el entrenador. “Hay que organizar el fútbol. Tenemos buenas figuras, pero en este caso todos saben cómo asumí. Ojalá que esto sirva como el comienzo de una nueva etapa para el fútbol argentino. Si las cosas no empiezan bien es difícil tener resultados”, fue otra, algo más cercana a la realidad.

ARG 1 - HON 1

Argentina: Gerónimo Rulli; José Luis Gómez, Lautaro Gianetti, Leandro Vega y Alexis Soto; Mauricio Martínez y Santiago Ascacíbar; Cristian Pavón, Giovani Lo Celso y Angel Correa; Jonathan Calleri. DT: Julio Olarticoechea.

Honduras: Luis López; Jhonathan Paz, Marcelo Pereira, Allans Vargas, y Brayan García; Bryan Acosta, Brayan Ramírez y Allan Banegas; Antony Lozano, Alberth Elis y Romeli Quioto. DT: Jorge Luis Pinto.

Goles: en el segundo tiempo, 29m. Antony Lozano (H), de tiro penal y 48m. Mauricio Martínez (A).
Cambios: en el segundo tiempo, 17m. Marcelo Espinal por Banegas (H); 25m. Giovanni Simeone por Lo Celso (A); 36m. Cristian Espinoza por Soto (A) y Jhow Benavídez por Quioto (H); 42m. Kevin Alvarez por Ramírez (H).
Amonestados: Vega, Ascacíbar, Correa, Rulli, Gianetti (A); Paz, Pereira (H).

El equipo que compitió por una medalla ni siquiera tuvo el escudo de la AFA en el pecho de la camiseta, como para que nada los afecte. Entonces, a la burbuja la pinchó la aguja de la improvisación. Las individualidades de Mauro Lo Celso, Angel Correa o Cristian Espinoza fueron lo mejor del equipo, pero la mayoría de sus jugadas quedaron solo en buenas intenciones ante los rendimientos de Jonathan Calleri y Giovanni Simeone, los artilleros elegidos y que no estuvieron a la altura de la cita olímpica. La seguridad de Rulli en la valla y Victor Cuesta, Alexis Soto, Lautaro Giannetti y Leandro Vega en la defensa pueden ser alternativas para el Patón Bauza en un futuro, aunque por estas horas debe estar más preocupado en convencer a Messi de que regrese a la mayor.

Con todo, la albiceleste debutó con una derrota ante Portugal en la que el portero Rulli cometió un error de novato. La recuperación llegó ante Argelia en un partido donde el equipo jugó correctamente, al punto que ilusionó a los aficionados, hasta ahora sólo seducidos por la gesta que hubiese significado una medalla en medio de semejante desorden institucional. Honduras, que recorrió el mismo camino que Argentina, pero con un gol mas a favor, terminó siendo el verdugo con apenas un empate y en un encuentro donde ambos erraron un penal.

Después de 52 años, Argentina queda eliminada en la fase de grupos de los Juegos Olímpicos (Tokio 1964 fue la última vez). A ningún dirigente de la AFA le debería extrañar si se tiene en cuenta que es un torneo que exige orden, solidaridad y buenas conductas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información