Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Quien más se parece a mí en el fútbol actual es el Cholo Simeone”

El exentrenador argentino Carlos Bilardo responde al carrusel de preguntas de EL PAÍS

Carlos Bilardo, en 2010.
Carlos Bilardo, en 2010. AFP

Carlos Salvador Bilardo (Buenos Aires, 1939) se ríe cuando la gente le llama mito por las calles de su ciudad natal. “Prefiero que me digan exjugador o exentrenador”, corrige por teléfono entre risas. Sin embargo, su día a día es el de un emblema de su país, Argentina, que llevó a lo más alto en 1986. Han pasado 30 años ya desde que la selección austral levantase su segundo Mundial delfútbol bajo su batuta —y con la presencia estelar de Diego Armando Maradona—, pero sus compatriotas no han olvidado su figura: no puede dar dos pasos sin que alguien le pida un autógrafo. A los 77 años y dos después de haber dejado la dirección general de Selecciones Nacionales de la AFA, Bilardo no ha levantado el pistón: sigue viendo fútbol siempre que puede y lleva una vida de lo más activa.

¿Cuál es su rutina diaria?

Me levanto pronto, voy a la empresa de mi hermano y luego a mi despacho, al lado del Obelisco. Ahora trabajo en un proyecto de fútbol base en China.

¿Cómo describiría su forma de vivir? Sin tregua.¿Qué personaje del fútbol actual se asemeja más a usted?

Diría que Simeone, a quien conozco bien: es nervioso, tiene personalidad y se comunica con los jugadores como yo hacía.

¿A qué equipo le gustaría haber entrenado?

Tuve mucha suerte: entrené a mi selección y eso es lo máximo para un director técnico. Pero, quizá, Real Madrid o Barcelona. España me gusta mucho.

¿Cuál es el mejor consejo que le dieron sus padres?

Que estudiase y después hiciese lo que quisiera.

¿Dónde fue más feliz?

En Argentina. Y, fuera, en Cali y en Sevilla.

¿Qué cambiaría de usted mismo?

No lo sé. Dediqué mi vida entera al fútbol, pero lo haría de nuevo.

¿Qué quería ser de pequeño?

Jugador de fútbol. A los ocho años ya estaba en las categorías inferiores de San Lorenzo de Almagro.

¿Qué libro tiene en su mesilla de dormir?

Tratado de Anatomía, de Leo Testut.

¿Qué libro le cambió la vida?

No pude leer mucho, pero siempre de Medicina. El estudio del aparato circulatorio influyó mucho en mí.

¿Qué le deja sin dormir?

La violencia y la inseguridad.

¿Qué comida le ha sorprendido últimamente?

La que compartí con varios jugadores de la selección que ganó el Mundial 86.

¿Cuál es su lugar favorito?

Buenos Aires, capital federal. Acá nací y acá está mi vida.

¿Qué música le gusta más?

La cumbia y la rumba.

¿Cuál es su lugar de la casa favorito?

El living [cuarto de estar], que es donde paso más rato.

¿En su nevera siempre hay...?

Leche y gaseosa.

¿Cuál es su página web favorita?

No navego apenas; no tengo tiempo.

¿Qué restaurante recomendaría?

Cualquiera de Puerto Madero, en Buenos Aires. Hay muchos muy buenos.

¿Qué le diría al presidente argentino, Mauricio Macri?

Lo tuve como presidente en Boca Juniors y le diría que no haga caso y que haga lo que crea necesario. Tiene que escuchar a todos, pero siempre decidir él.

¿Messi o Cristiano Ronaldo?

Los dos. Es un aprieto; ambos son diferentes y muy buenos.

¿Qué joven promesa marcará el fútbol mundial en los próximos años?

Es muy difícil. El fútbol de ahora es muy parejo y en cualquier juvenil de un gran club europeo o sudamericano hay muchos que prometen mucho.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.