La pasión argentina, en los tatuajes de Lionel Messi y sus compañeros

El plantel albiceleste, con Lavezzi y Romero a la cabeza, exhibe los cuerpos más dibujados del certamen

El artista, Roberto López y el astro, Lionel Messi.
El artista, Roberto López y el astro, Lionel Messi.Roberto López

“Lo llevo en la piel”. Es el argumento más repetido entre quienes se tatúan el escudo de un equipo de fútbol, una copa conquistada o el rostro de su jugador favorito. Los diseños futboleros, junto con los nombres de seres queridos y los motivos religiosos son los que más dan de comer a los artistas de las agujas en Argentina. Los jugadores no son la excepción. La selección argentina que compite en la Copa América Centenario será recordada o no por lo que haga en el certamen, lo que ya es seguro es que estará entre los planteles más tatuados de la historia.

“Palermo, Mora, Pisculichi…”, las identidades se amontonan. Roberto López es uno de los mejores tatuadores del país y, como si fuera un rapero, enumera de un tirón la enorme lista de jugadores de fútbol que pasaron por su sillón, tanto en Eikeel Tatto (en Mar del Plata) como en Denim Demon Tattoo (en Buenos Aires). Sin embargo, ninguno de ellos fue tan importante como el que apareció una tarde del otro lado del teléfono, y del mundo. “Sonó el teléfono y era Leo”. Así comenzó una amistad entre el mejor futbolista del mundo y el tatuador.

En este festejo para Mateo, su segundo hijo, puede verse la manga entera de Lionel Messi.
En este festejo para Mateo, su segundo hijo, puede verse la manga entera de Lionel Messi.Reuters

El contacto fue en diciembre de 2014. Messi se había tatuado una pierna y estaba buscando otro artista para hacerse una manga, un mix de diseños que marcan a fuego la personalidad del 10 culé, un perfil que no se lleva nada bien con las cámaras pero que se muestra muy espiritual en su piel. “Yo sabía que iba a tener que viajar a Barcelona porque por sus tiempos no veía posible que venga hasta Mar del Plata. Enseguida empezó el cruce de mensajes por WhattsApp porque eso nos permitía pasarnos imágenes”, recuerda Roberto en diálogo con EL PAÍS.

Todos los gastos del artista corrieron por cuenta de Messi. El primer viaje fue en pleno invierno europeo y Roberto completó 3 sesiones. Lionel, mientras tanto, jugaba la liga con mangas largas para no dejar ningún detalle a la vista de los curiosos. “Cuando llegué a Barcelona me volvió a llamar para preguntarme si había viajado bien, yo no lo podía creer. Me ofreció dormir en su casa pero fui a un hotel con todo cubierto. Leo es un antónimo de lo que muestra en lo social y destaco la modestia del tipo, eso es lo que verdaderamente te sorprende”, cuenta.

López también tatuó a Neymar: "Le hice un ambigrama en el brazo izquierdo, del derecho dice 'family' y si lo das vuelta dice 'forever'".
López también tatuó a Neymar: "Le hice un ambigrama en el brazo izquierdo, del derecho dice 'family' y si lo das vuelta dice 'forever'".Roberto López

“Muy pocos diseños quedaron afuera, hicimos que entren todos pero fuimos acondicionando cosas”, dice Roberto. Messi quería algún diseño de la Sagrada Familia y optó por un solo lateral que quedó en el codo. El artista explica que todo el diseño fue pensado e interpretado por el propio Messi: “La flor de loto, un rosario con la silueta de la ciudad de Rosario, un planisferio antiguo por debajo del rosario en el que se puede ver Sudamérica y Europa, un reloj desarmándose, un cristo en el hombro, el ojo de su mujer Antonella en la parte interna de uno de los bíceps y unas flores de cerezo, para armonizar con el loto".

Según Messi, el reloj sintetiza el tiempo deteniéndose, porque “si hubiera un tiempo que quisiera congelar sería este”, según le confesó a su tatuador. La flor del loto se la tatuó porque es una flor que nace en los pantanos y si la sacas de ahí, muere. Los japoneses dicen que no importa de dónde venís sino en que vas a florecer y ese concepto enamoró a Lionel. La del cerezo representa el renacer, el constante ciclo de la vida. Lo curioso de esta elección es que la familia Messi recién se enteró de que su hijo Thiago venía en camino a los pocos días de que el astro se tatuara. Ambos, además, se hicieron dos coronas, de rey y reina en sus brazos derechos.

Luis Suárez fue otro de los que aprovechó la visita del tatuador en Barcelona y se hizo un león en el dedo índice.
Luis Suárez fue otro de los que aprovechó la visita del tatuador en Barcelona y se hizo un león en el dedo índice.Roberto López

Desde la portería hasta el ataque

Los jugadores de la albiceleste tienen varias visitas al consultorio del tatuador. Chatrán es otro de los artistas elegidos por los futbolistas. Del presente plantel pasaron por sus manos Nicolás Gaitán, Nicolás Otamendi, Erik Lamela, Augusto Fernández y Ezequiel Lavezzi. Este último, un verdadero lienzo humano que exhibe un arma de fuego en su cintura, entre otros diseños.

El tatuador Chatrán y Ezequiel Lavezzi, con muchos de sus diseños.
El tatuador Chatrán y Ezequiel Lavezzi, con muchos de sus diseños.Chatrán

El portero argentino, Sergio Romero, se hizo muy conocido durante el último Mundial tras atajarle 2 penales a Holanda en semifinales. Ese día, Javier Mascherano le dijo una frase que quedará por siempre en la memoria de los argentinos: “Hoy te convertís en héroe”. Incluso existen personas que se la escribieron cerca del espejo del lavabo o la programaron como etiqueta del despertador en sus móviles. Sin embargo, el propio Romero aún no se la ha tatuado.

El artista elegido por el portero se llama Mariano Antonio, de American Tattoo. “A Romerito le hice un par”, cuenta, “se había hecho el nombre de las hijas y después le hice el padre nuestro entero en la espalda; fueron un montón de renglones. Trabajé con él antes y después del Mundial, un poco le dolió y eso que Chiquito (como le dicen) es grande”. “Ha crecido muchísimo la clientela en estos últimos años pero a nivel mundial. El tatuaje pasó de ser algo marginal a ser más aceptado más socialmente. Cuando arranqué en la década de 1990 trabajaba con un promedio de gente entre 18 y 25 años y hoy viene gente de 70. Ayuda mucho la parte mediática, en este caso, los futbolistas”, opina Mariano.

Mariano Antonio y el portero albiceleste, Sergio Romero.
Mariano Antonio y el portero albiceleste, Sergio Romero.American Tattoo

“Ves el contexto de cada uno y te das cuenta que muchos jugadores lo hacen por cábala, para que les vaya bien”, resume Roberto. “Hace un mes Leo se coloreo la pierna, se hizo una actualización. Yo viajé para eso y él me dijo que esta Copa América le interesa mucho. Es el tipo con más hambre de gloria con respecto a la selección, siente una presión muy particular y esto está dentro de sus objetivos”, revela el artista. Todo Argentina espera que, ahora, el traje de artista se lo ponga el que lleva el dorsal número 10 de la celeste y blanca.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS