Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cuatro River de América

Las primeras divisiones de Argentina, Uruguay, Paraguay y Ecuador cuentan con equipos unidos por el nombre y la historia

Santiago García (izda), del River Plate de Uruguay, celebra un gol en 2014.
Santiago García (izda), del River Plate de Uruguay, celebra un gol en 2014. XINHUA

El rival del Barcelona en la final del Mundial de clubes es una multinacional del deporte. El River Plate argentino es un gigante que está dentro de los 10 mayores generadores de contenidos en Facebook en América Latina y que tiene casi 1,3 millones de seguidores en Twitter. La marca River es un sello mundial. Su carismática camiseta blanca con una franja roja fue elegida en 2013 la equipación más bonita del fútbol por el medio estadounidense Bleacher Report. Y hoy la aerolínea Fly Emirates estudia dar su nombre al estadio Monumental a cambio de un buen puñado de dólares. El márketing representa el 23% de los ingresos del club, un porcentaje que ha crecido un 67% este año y un 91% el anterior.

Llamarse River es sinónimo de fama… no solo en Argentina. Las primeras divisiones de Uruguay, Paraguay y Ecuador también cuentan con un River en sus clasificaciones. Los lazos de la historia unen a estos cuatro River de América que curiosamente tienen su primer antecesor en un quinto River ya desaparecido.

Todo empezó en el Río de la Plata. En 1897, los estibadores del puerto de Montevideo fundaron un equipo de fútbol. Le llamaron River Plate Football Club, copiando la inscripción de River Plate con la que llegaban los barcos ingleses a sus aguas (igual que Boca Juniors vistió de azul y amarillo por una embarcación sueca). Aquel originario River ganó varios campeonatos amateurs, pero desapareció en 1920, dejando plantada la semilla de los equipos de la actualidad. Y sus colores. El rojo y el blanco llegaron a su camiseta tras la Guerra Civil de 1904: blanco por el Partido Nacional, rojo por el Partido Colorado, los dos bandos enfrentados.

Cuatro años después de aquel germen, en 1901, nació en Argentina el Club Atlético River Plate, el más famoso miembro de toda la saga, ganador de 35 Ligas, tres Libertadores y una Intercontinental, y rival del Barcelona este domingo.

Las primeras divisiones de Uruguay, Paraguay y Ecuador también cuentan con un River en sus clasificaciones

“Al llamarnos River Plate todo el mundo nos conoce, gracias a Argentina”, explica Carlos Ortega, presidente del Club River Plate de Paraguay, creado en 1911. Viste también de blanco y rojo, a rayas, como la selección paraguaya. “No hay una relación directa con el equipo de Argentina, más allá del nombre. También en varios países hay conjuntos que se llaman Nacional”, explica Ortega. En su historia está la mayor goleada de la Primera paraguaya, un 16-0 al Marte Atlético en 1919. El Kelito, como llaman al club por una publicidad de helados que rodeaba su cancha en los años cuarenta, vuelve ahora a la élite. Este año ha sido campeón en Segunda, y regresa a Primera después de 22 años.

Otro año de éxitos, como sus colegas de Argentina y Paraguay, ha tenido el Club Atlético River Plate Uruguay, fundado en 1932 por la unión de los clubes Olimpia y Caturro, que con su enlace homenajearon a aquel originario conjunto de los estibadores de Montevideo. Séptimos en la Liga, jugarán por primera vez la próxima temporada la Copa Libertadores.

El cuarteto lo completa el descendiente más reciente, casi un recién nacido en comparación con sus parientes. En septiembre de 2007, el Club Deportivo River Plate Ecuador vio la luz como una cantera o escuela del hermano argentino. “Inicialmente fuimos una franquicia, durante dos temporadas”, recuerda Claudio Campos, el director deportivo; “en 2010 se vence la formalidad con Argentina y rompemos la relación. Somos ya independientes”. Desde ese momento el club pasó a llamarse River Ecuador, aunque la falta de una resolución oficial por parte del Ministerio del Deporte provoca que todavía en la clasificación aparezca el nombre de River Plate. Hoy en su escudo aparece una estrella roja y el blanco ha desaparecido de la equipación, toda roja. Este curso han sido séptimos en la Liga, solo fuera de la Copa Sudamericana por diferencia de goles. “Fue un boom porque River Plate es muy grande, marca tendencia en Sudamérica. River trajo la marca, el empujón. Ahora tenemos nuestro proyecto. Hemos vendido jugadores a México y Argentina y estamos negociando con el Villarreal. Nos hemos hecho respetar más allá del nombre”.

En Argentina, Uruguay, Paraguay y Ecuador, un nombre une a cuatro aficiones. Son los cuatro River de América.