Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FBI investiga también la concesión de Brasil 2014

Los agentes analizan el evento a raíz de los estrechos vínculos entre el expresidente de la CBF y el secretario general de la FIFA

Ricardo Teixeira en una imagen de 2011.
Ricardo Teixeira en una imagen de 2011. AP

Como ya avisó la fiscal jefe de Estados Unidos, la investigación del FBI que ha tumbado al poderoso presidente de la FIFA, Joseph Blatter, no tiene límites conocidos. Los agentes están analizando también la organización del Mundial 2014 a raíz de los estrechos vínculos entre el expresidente de la CBF, Ricardo Teixeira, y el secretario general de la FIFA, Jérôme Valcke (mano derecha de Blatter), según ha informado el diario Estado de São Paulo a partir de fuentes cercanas al caso. Las confesiones realizadas por diversos delatores habían confirmado ya la existencia de sobornos previos a la designación del Mundial de Sudáfrica 2010, como se sospechaba hace tiempo, y las autoridades estadounidenses van a revisar también la adjudicación de los dos próximos, Rusia 2018 y el muy polémico Qatar 2022, lo que podría incluso llegar a acarrear tensiones internacionales.

Teixeira, que presidió la CBF entre 1989 y 2012, es el principal objetivo de las diversas investigaciones que hay en marcha sobre la federación en Brasil, pero no está (al menos todavía) en la lista de imputados por lavado de dinero y evasión fiscal publicada el Departamento de Justicia estadounidense la semana pasada y que llevó a la detención de siete directivos en Zurich (entre ellos el sucesor de Teixeira, José Maria Marin). A fecha de hoy se ignora si Teixeira será alguno de los “conspiradores” citados por el FBI cuya identidad no ha sido aún desvelada. El exyerno de Joao Havelange era el director del Comité Organizador de la Copa del Mundo 2014 cuando se exilió a Miami en 2012 bajo gravísimas acusaciones de corrupción que serían después confirmadas y le arrastrarían junto al propio Havelange, que perdió su condición de presidente honorario de la FIFA y miembro del COI.

Los investigadores están analizando un millar de documentos y contratos firmados por los organizadores en los años anteriores a la celebración del torneo, después de que la candidatura única de Brasil al Mundial (que le correspondía a Sudamérica) fuese preparada por el propio Valcke. Las sospechas sobre el Mundial 2014 se suman a la investigación del contrato de 150 millones de dólares firmado entre Nike (mencionada en el expediente como “una empresa de material deportivo”) y la CBF en la época de Teixeira, entre otros contratos. Valcke, por su parte, niega tajantemente conductas ilegales en supuestas transacciones millonarias filtradas a la prensa.

Marco Polo Del Nero, el presidente actual de la CBF, abandonó apresuradamente Zurich un día después de las detenciones, la víspera de la reelección de Blatter. Quería “responder personalmente” de las acusaciones en Río y São Paulo. Las fortísimas presiones que recibe nacen de su estrechísimo vínculo con Marin, formalmente acusado de recibir jugosos sobornos por campeonatos internacionales y brasileños. Según el diario Folha de São Paulo, Del Nero refrendó el balance contable de la CBF para 2014 y participó (como vicepresidente de la entidad, elegido por Marin) en al menos 10 de los 13 contratos comerciales que la entidad firmó desde 2012, cuando su mentor accedió a la presidencia por ser el vicepresidente de mayor edad.

El fútbol brasileño vive una tormenta perfecta y Del Nero maniobra sin descanso para impedir una revuelta de patrocinadores y federaciones estatales que le obligaría a presentar una dimisión pedida ya públicamente por referentes como el senador Romario o Ronaldo e impulsada en privado por directivos de clubes y determinados dirigentes regionales en medio de la frialdad del Gobierno, que nunca escondió su poco aprecio hacia el equipo directivo de la CBF. Dilma Rousseff ya ha dejado claro que la investigación sobre la corrupción en la Fifa “le hará bien al fútbol mundial y brasileño”.

Zico se plantea seriamente presentar su candidatura a la presidencia de la Fifa

No se sabe todavía quién es el ‘conspirador 12′ de la investigación del FBI, y Del Nero ha negado repetidamente la posibilidad de que sea él mismo. Todo el ‘establishment’ del fútbol brasileño parece de repente bajo sospecha, aunque ello no afecta hasta ahora a las competiciones. El presidente ha convocado una asamblea extraordinaria de la CBF para el próximo día 11 en el que se debatirán modificaciones en los estatutos de la federación. Busca contener al lobby de clubes que conspiran para la creación de una liga independiente de la federación. Este fin de semana se reúnen en Berlín algunos de los principales personajes del fútbol brasileño, como Zico o Ronaldo, con motivo de la final de Champions League. Allí calibrarán los siguientes movimientos y recabarán el apoyo de los patrocinadores de la CBF. Zico se plantea seriamente presentar su candidatura a la presidencia de la Fifa en las elecciones de finales de añoy ha asegurado a este diario que hablará a su regreso a Brasil, a partir del día 9.

El jueves del Corpus, en la Granja Comary de Teresópolis, los periodistas se perdieron el inicio del entrenamiento de la selección por esperar la llegada de Del Nero, que rompió la calma y visitó a los internacionales para desearles suerte antes del desafío post-Mineirazo de la Copa América. El presidente de la CBF atravesó la puerta sin bajar los cristales oscuros de su coche ni comunicarse con ningún reportero. Como dijo un fotógrafo carioca, en todo caso hubo más cercanía (y resultó más barato) que el año pasado, cuando solía aterrizar en Comary a bordo de un helicóptero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.