Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La NBA se une a la diplomacia estadounidense en Cuba

La liga de baloncesto organizará un campus en La Habana del 23 al 26 de abril con Steve Nash y Dikembe Mutombo

Una jugadora estadounidense, tras un amistoso en La Habana. Ampliar foto
Una jugadora estadounidense, tras un amistoso en La Habana. AP

La NBA se ha unido a la diplomacia estadounidense en el proceso de diálogo con Cuba para la normalización de sus relaciones internacionales. La liga profesional de baloncesto ha anunciado que organizará un campus en La Habana del 23 al 26 de abril, con la presencia de Steve Nash, el exbase canadiense recientemente retirado en los Lakers, el expívot Dikembe Mutombo, ahora embajador internacional de la NBA, y Ticha Penicheiro, la exjugadora portuguesa gran referencia de la NBA femenina. La NBA se convierte así en la primera liga profesional estadounidense que visitará Cuba desde el anuncio de Barack Obama del restablecimiento de relaciones diplomáticas.

La NBA visitará Cuba antes de que el equipo de fútbol del Cosmos de Nueva York, donde juega el exmadridista Raúl, dispute un encuentro amistoso frente a la selección nacional cubana, el 2 de junio. El Cosmos será el segundo club de fútbol de EE UU que pisará el césped de la capital desde el triunfo de la Revolución en 1959. Los Sting de Chicago lo hicieron en marzo de 1978, a invitación del régimen de Fidel Castro. Ahora es el turno de la NBA. A Nash y Mutombo se unirán los entrenadores Quin Snyder, de los Jazz de Utah, y James Borrego, de Orlando Magic. La visita, organizada por la NBA y por la federación internacional de baloncesto (FIBA), también contempla la rehabilitación de pistas de baloncesto.

El equipo de fútbol del Cosmos de Nueva York disputará un partido amistoso el 2 de junio

“Es un día maravilloso para el baloncesto cubano y para nuestra federación”, afirmó el presidente de la Federación Cubana de Baloncesto, Ruperto Herrera. “Resulta magnífico que la NBA y la FIBA colaboren con los entrenamientos de los jóvenes y el desarrollo de este deporte en nuestro país. Damos las gracias a la República de Cuba y al INDER (Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación) por abrir las puertas a estos campamentos de baloncesto, que beneficiarán el futuro de este deporte, tanto a nivel nacional como internacional”.

“Hemos sido testigos de los puentes que el baloncesto puede construir entre culturas”, dijo el Subcomisionado de la NBA, Mark Tatum. “Estamos deseosos de compartir los valores del baloncesto con la juventud de Cuba y aprender juntos a través del lenguaje común del deporte”. “Este país ama al baloncesto y estamos orgullosos de colaborar con la NBA en este acontecimiento histórico”, añadió el presidente de la FIBA, Horacio Muratore.

La NBA se ha globalizado más que nunca —esta temporada cuenta el récord de 101 jugadores no estadounidenses, de 37 países diferentes— y mira cada vez hacia el mercado latinoamericano. Desde hace años acoge las llamadas Noches Latinas, celebradas sobre todo por aficionados cubanos en Miami, puertorriqueños en Nueva York y mexicanos y Los Ángeles y Texas.

El baloncesto entró en Cuba en 1906 desde las universidades norteamericanas, y ha echado raíces. El equipo nacional masculino ha participado en seis Juegos Olímpicos (bronce en Múnich 72) y cuatro Mundiales, y el femenino es campeón de FIBA América y ha concurrido en 10 Mundiales (bronce en 1990) y cuatro Juegos (cuarta en Barcelona 92).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.