Argentina derrota a Brasil tras el partido más largo de la Copa Davis

En Buenos Aires vencen los anfitriones 3-2 después de que Mayer doblegara en 6 horas y 42 minutos a Souza

El equipo Argentino celebra la victoria ante Brasil, este lunes
El equipo Argentino celebra la victoria ante Brasil, este lunesEFE

Las tribunas en los partidos de Copa Davis en Argentina parecen más de fútbol que de tenis. Con más razón lo iba a ser este fin de semana en el clásico sudamericano de los octavos de final entre argentinos y brasileños en el estadio que montó el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en Villa Martelli, en las afueras de Buenos Aires, en el recinto ferial Tecnópolis. Ante esos 8.300 espectadores, incluidos los hinchas brasileños situados en un sector específico, Argentina venció 3-2 después del partido individual más largo de la historia de la Davis, de seis horas y 42 minutos —el encuentro de más duración lo jugaron Tomas Berdych y Lukas Rosol ante Stanislas Wawrinka y Marco Chiudinello, en 2013, durante 7 horas y 1 minuto y resultado de 6-4, 5-7, 6-4, 6(3)-7 y 24-22—.

El argentino Leonardo Mayer, de 27 años y 27º en el ránking de la ATP, venció al borde de la lesión y del calambre este domingo en el cuarto partido al brasileño João Souza, de 26 años y 72º en el mundo, por 7-6, 7-6, 5-7, 5-7 y 15-13. El anterior enfrentamiento más largo de la Davis era el de John McEnroe contra Mats Wilander en los cuartos de final de 1982, que duró seis horas y 32 minutos para la victoria del norteamericano sobre el sueco por 9-7, 6-2, 15-17, 3-6, 8-6.

Mayer empató el resultado 2-2 y debió jugarse ayer el quinto punto de la serie. Entonces Federico Delbonis, que a sus 24 años está en el puesto 83º, derrotó a Thomaz Bellucci, de 27 y 85ª, por 6-3, 3-6, 6-2 y 7-5.

Mayer le ganó a Souza, pero debió recibir suero en una ambulancia después del partido

La serie no había comenzado bien para Argentina. Souza venció en el primer partido a Carlos Berlocq, de 32 años y 67º en el ranking. El nuevo entrenador argentino del equipo de la Davis, Daniel Orsanic, había vuelto a convocar a Juan Martín del Potro, ganador de un Grand Slam pero que a sus 26 años ha caído al 618º del mundo por las continuas lesiones. Del Potro había sido excluido además durante dos años del equipo argentino de la Copa por peleas con el antecesor de Orsanic, Martín Jaite, y con otros colegas argentinos. Con Brasil no iba a jugar porque está recuperándose físicamente, pero permaneció en las gradas alentando a sus compañeros. En cambio, Orsanic excluyó al segundo mejor tenista argentino del momento, Juan Mónaco, de 30 años y 48º en el ATP, que venía de perder la final del abierto de Buenos Aires con Rafael Nadal. Mónaco admitió que tiene una relación “nula” con Del Potro.

Mayer, a quien apodan El Yacaré, como el caimán de su provincia, la norteña Corrientes, empató la serie 1-1 el pasado viernes al vencer a Bellucci. El sábado el dobles fue para Brasil. La dupla Marcelo Melo-Bruno Soares doblegó a la de Delbonis-Diego Schwartzman. Pero el entrenador Orsanic apostó por Delbonis en lugar de Berlocq para definir el último single. Claro que antes había que dirimir el cuarto punto, y costó mucho.

Mayer ganó los primeros dos sets e iba ganando 4-1 el tercero, pero entonces los malos saques comenzaron a castigarlo y un agrandado Souza comenzó a revertir el encuentro. El quinto set se jugó con la permanente atención médica a ambos jugadores entre cada juego, con 30 grados de temperatura en el verano austral. Mayer festejó, pero no pudo ni asistir a la rueda de prensa porque debió dirigirse a una ambulancia para que le dieran suero. Argentina ganó a su estilo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción