Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dación en pago de Osasuna

El club rojillo pretende saldar sus deudas de 49 millones con la Hacienda Foral navarra entregando su patrimonio, tasado en 43.

Vista general del Estadio de El Sadar, en Pamplona. Ampliar foto
Vista general del Estadio de El Sadar, en Pamplona. Cordon Press

Osasuna, 16º clasificado en Segunda División, propone saldar gran parte de sus deudas con la Hacienda Foral navarra mediante la figura de la dación en pago. El club rojillo va a "entregar el patrimonio del club al Gobierno de Navarra", explicó el presidente de la junta gestora, Javier Zabaleta. "Osasuna está en la UVI, pero con la aprobación de la propuesta el club volvería a respirar", afirma Ángel Larrea, miembro de la junta gestora.

El estadio de El Sadar, las instalaciones de Tajonar y todos los inmuebles, tasados en 43 millones, sería el patrimonio que el club trasladaría para abonar la mayor parte de la deuda con el fisco foral, cuya cifra asciende a día de hoy a 49,5 millones. "Es muy difícil que haya una solución mejor que esta", proclama Zabaleta.

El plan deberá ser aprobado como proyecto de ley en el Parlamento navarro

El conjunto navarro se compromete a la recompra de estos bienes en un plazo máximo de 30 años a través del pago de un alquiler de 250.000 euros si el equipo se encuentra en Segunda División y 1,5 millones si milita en Primera. Además, el club cedería el 50% del futuro traspaso de jugadores. El plan de viabilidad, elaborado por Ignacio del Burgo y Ángel Chocarro, tendrá que ser aprobado mediante un proyecto de ley remitido al Parlamento foral de Navarra. Con el fin de que esta propuesta salga adelante, el club se ha reunido con representantes de todos los partidos políticos. "Si se requiere alguna modificación en el Parlamento, tendrá que remitirse el proyecto de ley que deberá contar con el consenso de la mayoría de la Cámara", explica la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina. Si hay acuerdo entre los grupos parlamentarios, la tramitación como proyecto de ley sería mediante lectura rápida y tramitación única. Su aprobación podría producirse en el mes de noviembre. Debido a sus problemas de tesorería, Osasuna también solicitará un aval al ejecutivo foral de cuatro millones que les permita financiarse de aquí a final de temporada.

Osasuna elegirá en diciembre una nueva directiva que será tutelada por la Hacienda Foral. Un representante suyo acudirá a las reuniones. Tendrá voz, pero no voto. Cuando fuera aprobada por el parlamento regional, el club convocaría una Asamblea Extraordinaria para aprobar el plan de viabilidad entre los socios compromisarios, a los que ha enviado ya una carta. Osasuna ha permanecido 36 temporadas en Primera y 33 en Segunda. Es uno de los cuatro únicos clubes cuya propiedad es de los socios y no es una sociedad anónima deportiva.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información