Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ultimátum de Bankia al Valencia y al Consell

La entidad bancaria exige el pago en dos días de 3,6 millones de intereses a la Fundación del club y a su avalista, la Generalitat

El presidente del Valencia,Amadeo Salvo, a la izquierda, y el de la Fundación, Aurelio Martínez.
El presidente del Valencia,Amadeo Salvo, a la izquierda, y el de la Fundación, Aurelio Martínez.

La Fundación del Valencia CF pagó ayer a Bankia 1,2 millones de euros, una cantidad insuficiente para cubrir los 4,8 millones de intereses que vencen hoy como intereses anuales de un préstamo de 81 millones. La entidad bancaria emprenderá acciones legales contra la Fundación y contra su avalista, la Generalitat valenciana, si no pagan el resto (3,6) en un plazo de dos días. La Fundación, que ha anunciado su incapacidad para desembolsar ese montante, califica la situación de "kafkiana" porque nadie sabe si esos 4,8 millones están realmente avalados o no. Porque hay una sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo número 3 de Valencia, de marzo pasado, que cuestiona la validez del aval en una reprimenda al Consell por no haber consultado previamente con la Unión Europea. Pero esa resolución está recurrida y la propia Bankia interpretó que no eliminaba el aval del Consell. Este se ha puesto "de perfil", según fuentes de la Fundación del Valencia mientras que la sentencia se ha ejecutado provisionalmente.

En verano de 2009, la Fundación del Valencia consiguió un crédito de 74 millones de Bankia, posteriormente ampliados a 81, para hacerse con el control accionarial del Valencia a través de una ampliación de capital. El avalista de aquella operación fue el entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF). Para evitar entrar en concurso de acreedores, aparte de vender a los mejores jugadores, el Valencia decidió llevar a cabo una ampliación de capital de 92 millones. Los socios, en primera instancia, solo cubrieron 18. El resto se lo quedó la Fundación del club con un crédito de 74. Pero la Fundación apenas genera ingresos y el Consell presidido por Francisco Camps acudió a su rescate. Antes de renunciar a la presidencia de la Generalitat, el 28 de julio de 2011, acosado y desprestigiado por su relación con la trama Gürtel, Camps avaló, a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), diferentes préstamos del Valencia, el Hércules y el Elche, un total de 118 millones.

La Fundación podría disponer de liquidez a través del Valencia, que ha vendido recientemente a su mejor jugador, el delantero Soldado, al Tottenham, por 30 millones, pero eso sería ilegal. El club de Mestalla reconoce una deuda de 275 millones, la mayoría de ellos con Bankia. "Las tres partes tienen buena predisposición, pero no sabemos con quién negociar la refinanciación de la deuda", explican desde la Fundación. Esta ha conseguido los 1,2 millones de euros abonados este martes por contratos de formación de la escuela de fútbol del club y diversos convenios internacionales también relacionados con la cantera. Pero no puede ingresar más. "No podemos seguir pagando esos intereses, al 6%, que suponen 4,8 millones anuales más 400.000 euros de coste anual del aval", añaden las mismas fuentes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.