Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sonrisa de Muamba y el genio de Zidane

El congoleño, que sufrió un paro cardiaco hace tres meses, hace el saque de honor en el partido benéfico del Bernabéu entre históricos del Real Madrid y el Manchester United

Zidane controla el balón en una acción del partido. Ampliar foto
Zidane controla el balón en una acción del partido. AFP

Se le vio charlar tranquilamente con los periodistas ingleses a pie de campo antes del partido. Fabrice Muamba solo había pisado el césped una vez desde que se desplomara a mediados de marzo en un encuentro contra el Tottenham. El 2 de mayo, ya de vuelta a casa del hospital, reapareció en un Bolton-Tottenham de la FA Cup. Justo 46 días después del colapso que sufrió. Recibió el aplauso del público y se sentó en la grada para ver a sus compañeros.

En el Santiago Bernabéu hizo el saque de honor en el ‘Corazon Classic Match’. Un partido benéfico –el dinero recaudado se invertirá en la construcción de escuelas socio-deportivas en África– que enfrentó a históricos del Real Madrid, con Redondo, Zidane, Figo y Roberto Carlos a la cabeza, a emblemáticos jugadores del Manchester United, guiados por Sheringham y Van der Sar.

Muamba, en el Bernabéu. ampliar foto
Muamba, en el Bernabéu. AS

“Estoy feliz, disfruto de la vida y de la familia. De volver a jugar ya se verá…”, dijo Muamba a los micrófonos de La Sexta. Su corazón estuvo parado durante 78 minutos. En el hospital, según contó el propio Muamba en una entrevista en Inglaterra, los médicos le entregaron a su padre un manual que explicaba cómo tratar a los pacientes con daños cerebrales. Daban por hecho que los tendría. Nada de eso. En el Bernabéu sacó a relucir su sonrisa. Dijo hace poco que está recuperado, que los riñones le han vuelto a funcionar bien, que ya no tiene los pies tan hinchados y que lo único que sufre son pequeños problemas de memoria.

Recibió el abrazo del colegiado italiano Pierluigi Collina, de los jugadores del Manchester y del capitán del Madrid, Chendo. Se marchó entre los aplausos de los 60.000 espectadores que acudieron a Chamartín.

El Bernabéu también homenajeó a los jugadores del Castilla, que la semana pasada celebraron su vuelta a Segunda. Y recibió con grandes ovaciones a Hierro, Zidane, Figo y Roberto Carlos. Figo clavó un golazo por la escuadra. Butragueño siguió dando clases de desmarque. Roberto Carlos ha perdido velocidad pero sigue enfilando la banda como antaño. Y Zidane, como si nunca hubiese dejado el fútbol.

Ganaron los blancos 3-2.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.