Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VUELTA 2002 | 10º Etapa

Aitor González gana la contrarreloj de Córdoba y se coloca segundo en la general

Su compañero en el equipo Kelme, Óscar Sevilla, mantiene el liderato por tan sólo un segundo

Aitor González, del equipo Kelme, ha obtenido en la contrarreloj de 36,5 kilómetros de Córdoba su segundo triunfo en la Vuelta y su compañero Oscar Sevilla ha retenido por sólo un segundo el maillot amarillo, por lo que ambos corredores se presentan como principales candidatos al triunfo final.

El dominio del equipo Kelme se consolidó en las mojadas calles de Córdoba y con su exhibición de fuerza y poderío en un circuito peligroso, Aitor González estuvo a punto de concretar el cambio de líder. Su triunfo llegó con un tiempo de 45.32 minutos, 40 segundos mejor que Sevilla, segundo, y un minuto respecto al británico del Cofidis David Millar, tercero.

Por si fuera poco, Toni Tauler fue quinto. Del resto de favoritos aguantaron el tirón Joseba Beloki (ONCE), cuarto a 1.01, Iban Mayo (Euskaltel), sexto a 1.30 y Roberto Heras (US Postal), quien cumplió con una séptima plaza a 1.34.

La cronometrada cordobesa dejó en la cuneta a Angel Casero. El último vencedor de la Vuelta se quedó en fuera de juego merced a un mediocre puesto 19 a 2.33 de Aitor. En la general a 4.51 es casi imposible que pueda volver al podio. El italiano Gilberto Simoni también sufrió un sensible descalabro. Se dejó 3.12 y si quiere luchar por algo importante sabe que tiene un obstáculo de 4.21.

La Vuelta descansará en Madrid con el Kelme en plan arrasador y con dos líderes consistentes, capaces de hacer de freno de forma indistinta ante los ataques de los rivales, que aún tendrán sus bazas. El kazako Alexandre Vinokuroz desapareció de los puestos de privilegio y la discusión se centra entre españoles. Heras, tercero a 1.42, ofreció una gran imagen y ya sueña con el Angliru y La Covatilla. Mayo Y Beloki (a 2.04 en la general) anuncian que

seguirán presentando batalla.

En la línea de meta hubo emoción hasta la misma raya. Aitor González tenía el triunfo asegurado con un tiempo de 45.32 y ya soñaba con el liderato en la general cuando apareció Sevilla sobrado de fuerza por la recta de llegada. El manchego se entregó como si en ello le fuera la vida y por un solo segundo retuvo el liderato.

El pelotón se traslada de Córdoba a Madrid para disfrutar el martes de la primera jornada de descanso y volver a la actividad el miércoles con la disputa de la decimotercera etapa entre Alcobendas y Collado Villalba, jornada de media montaña que marcará el ecuador de la Vuelta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.