_
_
_
_
_

Susan Sarandon, expulsada de su agencia de representación por posicionarse a favor de Palestina

La actriz mexicana Melissa Barrera, estrella emergente en Hollywood, no protagonizará la próxima entrega de ‘Scream’ tras unos comentarios en redes sociales en los que afirmó que “Gaza está siendo tratada como un gran campo de concentración”

Susan Sarandon
Susan Sarandon, en París (Francia), en febrero de 2019Michel Euler (AP)

Hollywood no queda al margen de la guerra entre Israel y Hamás, que ya se prolonga durante casi 50 días y que parece otear una tregua en el horizonte. Aunque la ciudad de las estrellas tiene sus propios problemas que resolver después de dos huelgas que han dejado a la industria temblando y con 6.000 millones de dólares en pérdidas, algunos de sus representantes más destacados alzan la voz por uno u otro bando. En un país en el que se ha apoyado desde el principio y de manera explícita a Israel, los más de 14.000 muertos de la Franja de Gaza cada día pesan más, y más personajes, medios de comunicación e instituciones empiezan a alzar la voz en pos del pueblo palestino, aunque sus palabras no suelen ser bien acogidas. Así le ha ocurrido a Susan Sarandon, cuya agencia de talentos ha decidido dejar de representarla después de que esta alzase la voz contra la intervención de Israel en Gaza.

La actriz de 77 años, que es conocida por su activismo desde hace décadas, ha estado presente en diversas protestas a favor del pueblo palestino. El pasado 17 de noviembre participó en una manifestación propalestina en Nueva York, en la que afirmó: “Hay mucha gente que tiene miedo de ser judía en este momento. Están empezando a probar lo que se siente al ser musulmán en este país, tan a menudo sometidos a la violencia”. Además, en la marcha señaló que muchos judíos estadounidenses tendrían miedo por el auge del antisemitismo. También lleva compartiendo desde hace semanas y casi a diario una serie de mensajes propalestinos en su cuenta de Twitter (ahora X), con 850.000 seguidores, con vídeos y fotografías de marchas a favor del pueblo palestino en Los Ángeles y Nueva York, con artículos a distintos medios, y con fotografías y gráficos explicativos. También ha retuiteado a mensajes en pos de frenar la violencia escritos por las cuentas de Naciones Unidas o de Médicos sin Fronteras.

Sus palabras no han gustado en su agencia, UTA, que la representa desde 2014 (antes y durante un cuarto de siglo fue cliente de ICM Partners, otra prestigiosa empresa del sector), junto a otros clientes de renombre, actores, directores, modelos, autores, influencers, deportistas y cantantes: Rosalía, Gisele Bündchen, Arnold Schwarzenegger, Malala Yousafzai, Michael J. Fox, Greta Gerwig, Bad Bunny, Karol G, Jennifer Coolidge, Tilda Swinton... Un portavoz de la misma ha confirmado a varios medios estadounidenses especializados en entretenimiento que efectivamente Sarandon ha dejado de ser su cliente.

El pasado febrero, meses antes de que arrancara el conflicto, Sarandon fue una de las firmantes —junto a otros nombres del mundo de la cultura como Viggo Mortensen, Marianne Faithful, Peter Gabriel y Ken Loach— de una carta de apoyo a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras la decisión de esta de romper relaciones diplomáticas de Israel y de acabar su hermanamiento con la ciudad de Tel Aviv. “Saludamos a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por su valiente decisión de suspender los lazos institucionales con Israel, incluido el hermanamiento con Tel Aviv, hasta que los palestinos puedan vivir en libertad, sin ocupación militar y apartheid”, se leía en la misiva. “La decisión de Barcelona debería inspirar instituciones de todo el mundo”.

Melissa Barrera en la premiere de Scream VI
Melissa Barrera en el estreno mundial de 'Scream VI' en Nueva York, en marzo de 2023.Evan Agostini (AP)

Sarandon, ganadora de un premio Oscar en 1996 por Pena de muerte y nominada en otras cuatro ocasiones, es la penúltima de un listado de actores señalados por su apoyo a Palestina. La última ha sido Melissa Barrera, actriz mexicana de 33 años que ha participado en un puñado de proyectos en EE UU, entre ellos varias entregas de la saga Scream, que protagonizaba. Este martes, poco después de conocerse la salida de Sarandon de UTA, se ha sabido que Barrera ha sido despedida de Scream VII, en la que iba a participar pero que aun no ha empezado a rodarse. El director de la futura película, Christopher Landon, ha escrito en X: “Esta es mi declaración: todo es un asco. Parad el griterío. Yo no tomé esta decisión”. Barrera llevaba días colgando mensajes de manifestaciones y de las enormes dificultades de vivir y sobrevivir en Gaza estas últimas semanas. “Ahora mismo Gaza está siendo tratada como un gran campo de concentración... Esto es una limpieza étnica genocida”, escribió en unos Stories de Instagram, donde tiene 1,1 millones de seguidores. Después del despido ha compartido un texto que dice, traducido, “prefiero ser excluida por quién incluyo, que ser incluida por quién excluyo”.

La actriz es una de las firmantes de una carta donde centenares de artistas le han exigido al presidente Joe Biden que cesen los bombardeos en la Franja, y que también rubrican la propia Sarandon, Jennifer Lopez, Ben Affleck, America Ferrera, Alfonso Cuarón, Jessica Chastain, Alyssa Milano, Kirsten Dunst, Rosario Dawson, Kristen Stewart, Sandra Oh, Milla Jovovich, Lupita Nyong’o, Annie Lennox, Channing Tatum, Mark Ruffalo y Cynthia Nixon, entre otros muchos.

Los actores de Hollywood han sido relativamente prudentes con el conflicto y, afectados durante meses por el silencio impuesto por la huelga, se están limitando a realizar sin descanso promoción de sus películas, cuando la temporada de premios está a las puertas. Sin embargo, otras capas de la industria menos públicas, como las agencias, sí están más divididas y, por tanto, se están viendo más afectadas, tomando posiciones y haciendo despidos, temerosas de que una toma de posiciones pueda afectar a su imagen pública y al resto de clientes. Maha Dakhil, agente de actores de la empresa CAA, una de las más poderosas del sector, colgó en su cuenta de Instagram: “¿Qué puede romper más el corazón que ser testigo de un genocidio? Ser testigo de cómo ocurre la negación de ese genocidio?”. Poco después, dejó de formar parte de la junta de la agencia y, aunque algunos compañeros exigieron su cabeza, mantuvo su empleo como representante. Según cuenta el medio Variety citando a fuentes cercanas, su principal cliente acudió a las oficinas de CAA a mostrarle su apoyo: Tom Cruise.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

María Porcel
Es corresponsal en Los Ángeles (California), donde vive en y escribe sobre Hollywood y sus rutilantes estrellas. En Madrid ha coordinado la sección de Gente y Estilo de Vida. Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS, lleva más de una década vinculada a Prisa, pasando por Cadena Ser, SModa y ElHuffPost.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_