La fiscalía estudia llevar a juicio a Alec Baldwin y otros tres implicados por la muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins

El estado de Nuevo México aprueba una partida presupuestaria de 317.000 dólares para designar a una supervisora del caso y cubrir los eventuales coste del proceso sobre el disparo accidentado en el rodaje de ‘Rust’ que le costó la vida a la creadora

Alec Baldwin habla por teléfono fuera de la oficina del 'sheriff' del condado de Santa Fe, el pasado 20 de abril. Foto: JIM WEBER (AP) | Vídeo: EPV

Casi un año después de que fuera disparada la bala que mató a la directora de fotografía de la película ‘Rust’, la fiscalía de Nuevo México afina los últimos destalles antes de llevar el caso a los tribunales. El Estado aprobó una partida presupuestaria de 317.000 dólares solicitada por los fiscales para preparar una acusación contra cuatro personas de la producción. Entre estas se encuentra el protagonista y productor de la cinta, Alec Baldwin. Las autoridades, sin embargo, no han dado a conocer qué cargos podría enfrentar el actor ni los demás involucrados.

El monto solicitado por Mary Carmack-Altwies, la fiscal del condado de Santa Fe, era del doble de lo recibido, 635.000 dólares. Esta justificó el gasto en una carta al Gobierno estatal porque la acusación “podría requerir hasta cuatro juicios separados”. Además, servirá para designar a una fiscal especial, Andrea Reeb, quien tendrá que supervisar el desarrollo de estos procesos judiciales, de acuerdo al diario local Santa Fe New Mexican, quien tuvo acceso al documento. Carmack-Altwies solicitará al poder Legislativo una partida presupuestaria especial para completar el resto del dinero necesario.

La carta no nombra al resto de personas que podrían ser acusadas. Baldwin sostiene que él no apretó el gatillo y que el revólver que tenía en la mano durante el ensayo de una escena se disparó cuando soltó el martillo. Una investigación reciente del FBI contradice esta información al concluir que el actor sí jaló del gatillo del arma que mató a la cineasta ucrania Halyna Hutchings e hirió en el hombro al director, Joel Souza, durante la filmación. Las autoridades afirman en todo momento que la pistola fue descargada.

Carmack-Altwies dijo la semana pasada que la fiscalía aún no contaba con el informe final de la investigación, realizado por la oficina del sheriff del condado de Santa Fe. Un portavoz de esta institución informó en agosto que estaban esperando los registros de llamadas del teléfono de Baldwin y un reporte de la oficina del encargado de la morgue para concluirlo. Una vez que este llegue a las manos de la fiscalía, los letrados tendrán que decidir de qué cargos acusan al actor y productor y al resto de implicados.

Otro de los nombres que aparece en varias de las demandas civiles iniciadas es el de Hannah Gutierrez-Reed, quien era la encargada de la armería de la producción. Una de sus obligaciones era cumplir con los protocolos de seguridad y evitar que una bala de verdad llegara al plató del rodaje, ubicado en un rancho a las afueras de Santa Fe. Dave Halls, el asistente de dirección, es también una de las figuras que ha sido culpadas por la falla de seguridad en la filmación. Halls es la última persona en la grabación que toca un arma antes de entregársela a un actor o actriz. Él debe revisar que las recámaras de las armas estén vacías.

“Los expertos en armas, el manejo seguro de estas en los platós y los protocolos de seguridad deben mantenerse inmediatamente”, escribió Carmack-Altwies en la carta fechada el 30 de agosto y donde admitió que “uno de los posibles acusados es el reconocido actor Alec Baldwin”. La fiscal ha dicho que su oficina contempla, para este caso, todos los estatutos de homicidio y de manejo y posesión de armas. El homicidio imprudente es un delito castigado con una pena máxima de 18 años en prisión.

La fiscal busca que reunir el monto total, los 635.000 dólares, lo más pronto posible y antes que el Congreso local inicie una nueva legislatura a inicios del próximo año. “Este caso necesita una acusación inmediatamente”, imploró la fiscal, quien cree que el informe de las autoridades está por entregarse.

El abogado de Baldwin, Luke Nikas, respondió este lunes con un comunicado en el que aseguró que “la Fiscalía del distrito dejó claro que no ha recibido el informe del sheriff ni ha tomado decisión sobre si y contra quién se presentarán cargos”. “Durante mis comunicaciones con la oficina del fiscal hace solo unas semanas, después de que se presentara la solicitud de financiación del 30 de agosto, me dijeron que sería prematuro discutir el caso porque aún no habían revisado el archivo ni deliberado sobre la decisión de acusación”, añadió.

La familia de Hutchins denunció a Baldwin por homicidio imprudente, pero la Fiscalía no ha presentado ninguna acusación contra el actor. En una investigación paralela, las autoridades de Nuevo México (Estados Unidos) interpusieron una multa de 140.000 dólares en abril a los productores del rodaje de Rust, entre los que figura Baldwin, por no garantizar el protocolo de seguridad. Esta demanda terminó por esfumar la idea que el actor y el resto de los productores tenían para el proyecto, acabarlo de filmar como un homenaje a la cineasta fallecida. El final de Rust estará en los tribunales.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS