Comienzan los sanfermines 2022 con un chupinazo dedicado a los sanitarios y los enfermos de ELA

El exjugador de fútbol Juan Carlos Unzué ha prendido la mecha del cohete inaugural que da inicio a las fiestas de San Fermín tras dos años de parón

El exfutbolista, Juan Carlos Unzué da el chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento en la Plaza Consistorial de Pamplona este miércoles dando comienzo a los Sanfermines 2022.Foto: JESÚS DIGES (EFE) | Vídeo: EPV/ENCIERRO FILMS

Con una dedicatoria a “todos y todas los sanitarios que nos han ayudado en toda la pandemia y a todos los enfermos de ELA”, el exportero de fútbol Juan Carlos Unzué ha dado comienzo a los sanfermines de 2022, después de dos años suspendidas por la pandemia. El exfutbolista, enfermo él mismo, ha prendido a mediodía desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona el chupinazo, el cohete que da inicio a los sanfermines, la fiesta más internacional de España, polo de atracción de miles de curiosos procedentes de todo el mundo.

Ante una plaza abarrotada, en la que se han producido las mismas escenas —mozos y mozas empapados en vino y salpicándose con botas, garrafas y vasos de plástico, mareas de gente apiñada bamboleando de lado a lado y personas a hombros saltando—, que no pudieron verse en los dos años anteriores por la pandemia, Unzué, sobre su silla de ruedas, ha entonado el clásico “Pamploneses, pamplonesas...”, aunque en versión castellano-euskera: “Pamploneses, iruindarrak”, seguido de su dedicatoria. “Este chupinazo va dedicado a todos y todas los sanitarios y a todas las personas que nos han ayudado en toda la pandemia y a todos y todas los enfermos de ELA, especialmente a Montxo” —en referencia a Montxo Iriarte, presidente de la Asociación Navarra de Esclerosis Lateral Amiotrófica—, ha gritado ante la multitud, para después lanzar los gritos de “¡Viva San Fermín!” y “¡Gora San Fermín!” coreados por los congregados. Acto seguido, con algo de ayuda, ha prendido la mecha del chupinazo, el cohete de la pirotecnia Fiesta que con su estallido da inicio a una semana de fiestas.

Antes de la ceremonia tradicional, a su llegada a la Casa Consistorial, Unzué decía tener “una sensación parecida a la que tenía antes de los partidos importantes”, cuando era portero, entre otros, del FC Barcelona o de Osasuna.

La festividad pamplonica regresa bajo una intensa lluvia tras dos ediciones sin fiestas callejeras por la pandemia de covid. Había muchas ganas de volver a celebrar en la calle los sanfermines y se ha notado en la afluencia a la plaza y en las calles aledañas, repletas de gente desde horas antes del chupinazo. Ni la lluvia ni la curva ascendente de los contagios por covid en Navarra han frenado a los sanfermineros.

“Bienvenidos a las fiestas más grandes del mundo” es el mensaje que el Ayuntamiento de Pamplona quiere transmitir a quienes lleguen estos días a la ciudad. Serán 204 horas de fiesta. Tras suspenderse las ediciones de 2020 y 2021 a causa de la pandemia, los de este año están considerados los sanfermines más esperados de la historia y se confía en que sean, a su vez, “los mejores”, para lo que el Ayuntamiento ha programado 532 actos, que tienen como imagen el cartel “Beti Bezala” (”Como siempre”) de la navarra Olaia Merino y que se complementarán con la fiesta improvisada en las calles.

El tiempo no está acompañando el arranque de los festejos. Llueve sobre Pamplona y, según la previsión, el cielo permanecerá nuboso durante toda la mañana, con posibilidad de chubascos aunque con más claros al final del día, con temperaturas en Pamplona entre los 16 y 26 grados.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS