PREMIO FORMENTOR

El escritor argentino César Aira, premio Formentor

El galardón reconoce a este autor de un centenar de títulos su “infatigable recreación del ímpetu narrativo y la versatilidad de su inacabable relato”

César Aira, en Barcelona en 2019.
César Aira, en Barcelona en 2019.CARLES RIBAS

El argentino César Aira (Buenos Aires, 72 años) es un autor que acepta sobradamente el calificativo de “raro”. A sus singularidades estilísticas y su independencia literaria se le suman rarezas en la vida cotidiana que confirman la coherencia del personaje. Aira vive aislado en Buenos Aires, paradójicamente una de las ciudades más bulliciosas del planeta, y no dispone de teléfono, tan sólo de un correo electrónico que se disciplina a revisar a cada tanto para no cortar del todo la conexión con el mundo. Por eso el autor ha sido uno de los últimos en enterarse de la concesión del Premio Formentor 2021, dotado con 50.000 euros, cuyo fallo se ha hecho público este lunes a las doce del mediodía en España, en un acto celebrado en Sevilla, con siete franjas horarias y un hemisferio de distancia. “Argentina aún duerme, esperemos que al despertar Aira encuentre la noticia que le estamos enviando ahora mismo en su buzón de correo”, ha asegurado el presidente del jurado, Basilio Baltasar.

“En un autor como César Aira es una incógnita saber cómo va a recibir el premio”, comentaba Anna Caballé, miembro del jurado y responsable de la Unidad de Estudios Biográficos de la Universidad de Barcelona. Junto a ella, la concesión del Premio Formentor 2021 ha sido el resultado de una deliberación en la que también han participado Francisco Ferrer Lerín, Juan Antonio Masoliver Ródenas y Gerald Martin.

Más información

Entre todos han conseguido, aseguraba Basilio Baltasar, no sólo entregar el premio a una de las carreras literarias más “fecundas y perseverantes” que se conocen -con más de cien libros publicados-, “sino que se ha hecho un trabajo suplementario al resumir, por primera vez, todas las singularidades que permiten definir la obra de Aire, que no se había hecho nunca antes con la síntesis que recoge este acta del jurado. La primera novela de Aira se publica en 1981, hace ahora 40 años, desde esa periferia del mundo, no geográfica, pero sí interior, donde ha trabajado libre, fuera de influencias y desde donde ha sido capaz de afrontar la construcción de algo nuevo que hemos intentado definir en este acta”.

Desde la izquierda, los miembros del jurado del Premio Formentor: Francisco Ferrer, Anna Caballé, Basilio Baltasar y en las pantallas, Gerald Martin y Juan Antonio Masoliver.
Desde la izquierda, los miembros del jurado del Premio Formentor: Francisco Ferrer, Anna Caballé, Basilio Baltasar y en las pantallas, Gerald Martin y Juan Antonio Masoliver.PACO PUENTES

Baltasar ha justificado la concesión del premio con argumentos como los que definen “la constelación laberíntica de su obra como un inmenso crisol literario para las figuras de la cultura popular, los personajes de la gran ficción narrativa y los motivos visuales de las bellas artes”. Según el jurado, la escritura de Aira adopta técnicas “cuyo rigor, frescura y soltura recuerdan las claves jazzísticas de la improvisación artística”.

El relato emprendido por Aira desde sus primeras publicaciones, su centenar de novelas escritas, “conforman una audaz fábula del mundo postmoderno y confirman el arte poético de un excepcional malabarismo estético: sus incesantes variaciones literarias han hecho de su escritura una fuente inagotable de gozo, deleite y asombro”, culmina el acta.

Fuera de los corsés del lenguaje oficial, los miembros del jurado han hablado de Aira como un premio que, por primera vez, “se sale de lo obvio”. En palabras de Masoliver: “Aquí ponemos de relieve a un escritor que no ha sido nunca mayoritario. He sentido siempre una gran admiración por él, es un escritor incesante, un Vargas Llosa en miniatura. Un premio polémico seguramente, pero debe serlo así, se trata de fomentar un diálogo con los lectores”, ha continuado.

A sus 72 años, este autor que no pertenece a ninguna tradición –”sólo sabemos por su obra que ha leído a Borges”, aseguraba Masoliver- vive en Buenos Aires desde 1967. Desde 1981, cuando apareció su novela inaugural, Ema, la cautiva, ha publicado más de un centenar de novelas y libros de todos los géneros: ficción, ensayo, teatro, de las que podría citarse, como más popular, Como me hice monja (1993). Aira ha obtenido el Premio Roger Caillois 2014 y el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas 2016. El autor argentino recogerá el Premio Formentor 2021 el próximo 10 de octubre en Túnez, en un nuevo giro de este galardón, que recupera su historia itinerante “para renovarlo con un ímpetu añadido”, ha asegurado Baltasar.

Entre los autores que han recibido en ocasiones anteriores el Formentor destacan: Carlos Fuentes, Juan Goytisolo, Javier Marías, Enrique Vila-Matas, Ricardo Piglia, Alberto Manguel, Mircea Cartarescu, Annie Ernaux y Cees Nooteboom.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50