Blogs / Cultura
Elemental
Coordinado por Juan Carlos Galindo

Berna González Harbour, premio Dashiell Hammett de novela negra

Su obra 'El sueño de la razón' se ha alzado con el principal galardón de la Semana Negra de Gijón por unanimidad

Berna González Harbour, este viernes en Gijón tras recibir el premio.
Berna González Harbour, este viernes en Gijón tras recibir el premio. Emilio Carrasco

La escritora y periodista Berna González Harbour (Santander, 55 años) ha obtenido por unanimidad el Premio Dashiell Hammett a la mejor novela de género negro en español publicada en 2019 por El sueño de la razón (Destino). Cristina Fallarás, ganadora en 2012 por Las niñas perdidas, era hasta ahora la única mujer que lo había obtenido en 33 años de historia del principal premio que otorga la Semana Negra. “Gijón que es un gran festival tiene muchas asignaturas pendientes en este sentido. Espero que no tarden tantos años en volver a dárselo a una mujer”, ha comentado González Harbour a este diario nada más recibir el premio. Entre los finalistas se encontraban Eugenio Fuentes o Domingo Villar.

Más información
"La maldad no ha cambiado nada en 200 años"
La Semana Negra de Gijón: un respiro literario en medio de la pandemia

La obra, cuarta entrega de la serie de la comisaria Ruiz, se adentra en el mundo de Goya para contar una trama criminal en la que se refleja lo más oscuro de la España de antes y de ahora. “Es mi novela más negra, más antisistema, más goyesca, deudora de Goya y Goya era negro, el gran retratista de una España que no logró europeizarse. La comisaria está fuera del sistema e infringe los protocolos en aras de una verdad y una justicia que ya no están en las instituciones, en la policía institucional, sino en la búsqueda de esa misma verdad”, resume González Harbour.

En El sueño de la razón una joven becaria estudiante de arte es hallada muerta en una presa del río Manzanares, situación que da pie a la autora para llevar a Ruiz –que está sola, sin arma, sin equipo– por un mundo de luces y sombras, de Goya a los túneles subterráneos de un Madrid poco conocido. La clave del crimen estará en las pinturas, en cómo las miramos y en cómo nos interpelan sus personajes.

Periodista en EL PAÍS, González Harbour siempre ha buscado que sus novelas estuvieran pegadas a la realidad y que en ellas hubiera un choque de fuerzas, esencial para que todo tome forma. “En esta novela el principal choque es el de la España de Goya, la España aburguesada y colorida de la Pradera de San Isidro, con ese mismo lugar 35 años después cuando dibuja el horror, la bestialidad, las pinturas negras. La vigencia de Goya es que pintó hace dos siglos la España de hoy. Y esta novela es hija de todo esto, de los choques de hace un par de años entre independentismo y ultranacionalismo. Ahora, después de la pandemia, vemos que la España del odio vuelve a tomar cuerpo frente a la España de la convivencia y que está ganando en muchos ámbitos y eso es peligrosísimo. Ahora también se enfrentan ciencia contra ignorancia, orden contra desorden...”.

Ahora, después de la pandemia, vemos que la España del odio vuelve a tomar cuerpo frente a la España de la convivencia y que está ganando en muchos ámbitos y eso es peligrosísimo

Madrid es una parte esencial de El sueño de la razón, un Madrid por el que la novela negra no ha transitado tanto como se podría esperar. "A Madrid le debemos novelas. Barcelona o Galicia tienen y a Madrid, con lo que es Madrid, le faltan. Es un gran escenario de ficción porque es una ciudad en la que se dan todos estos contrastes", resume la autora de Verano en rojo, (RBA, 2012), novela que inauguró la serie en un Madrid veraniego, abrasador y futbolero y que será adaptada al cine. La ciudad que se ve en la novela es, por un lado, el de los barrios bien, pero también el de los okupas y el del subsuelo y, por otro, el de la época de Goya. Imbricar esas dos realidades y hablar de arte en una novela cuya trama siguiera un ritmo propio del género ha sido lo más complicado, confiesa la autora. "No quería que fuera un tratado de arte, quería que lo leyera gente que no supiera de arte, pero también que fuera una novela que pudieran leer jóvenes", resume para expresar sus temores iniciales. 

La vida de una escritora que compagina sus labores creativas con el periodismo no está caracterizada por la soledad como si solo se dedicara a la literatura, pero sí marcada por un esfuerzo extra para equilibrar todo. Ahora, González Harbour está trabajando en un libro "muy en contra del periodismo espectáculo", que a su juicio prolifera. Luego, con las fuerzas renovadas y un Dashiell Hammett bajo el brazo, volverá de nuevo a María Ruiz. "Ya tengo las atmósferas y los personajes. Me falta definir la trama. Y sí, será en Madrid".

Los otros premios

El resto de premios concedidos por la Semana Negra han quedado así.

Premio Celsius a la mejor novela de fantasía, terror o ciencia ficción en español, para Nuestra parte de noche, de Mariana Enríquez (Anagrama). Según el jurado, la obra de Enriquez, que ya ganó el Anagrama, "aúna las mejores virtudes de la literatura gótica y la de terror con la narración de un momento turbio de la historia argentina".

Premio Espartaco a la mejor novela histórica en español para Mongo Blanco, de Carlos Bardem (Plaza Janés). "Tenemos que estar orgullosos de llevar belleza a la gente que está encerrada", ha asegurado el actor en un discurso en el que ha subrayado la necesidad de la cultura en los tiempos que vivimos.

Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción para El niño de Hollywood, de Óscar Martínez y Juan José Martínez (Destino).

Premio Memorial Silvero Cañada a la mejor primera novela para Sánchez, de Esther García Llovet (Anagrama).

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Juan Carlos Galindo

Es responsable de la sección de Pantallas y, además, escribe sobre libros en Cultura y Babelia y coordina el blog de novela negra Elemental. Lleva en EL PAÍS desde 2008 y antes estuvo en 20 minutos, entre otros medios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS