Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Sacristán se despide del teatro: “Con ‘Señora de rojo’ se puede dar por acabado mi recorrido”

El actor, que estará de gira hasta 2021 con la adaptación de la novela de Miguel Delibes, ha dedicado 60 años a las artes escénicas

José Sacristán, este martes en Valencia.
José Sacristán, este martes en Valencia.

Tras más de 60 años sobre el escenario, José Sacristán comentó esta tarde en Valencia que ya tiene una edad, 82 años, para ir pensando en retirarse de las tablas. De hecho, sin que nadie le preguntara, el popular actor anunció que la obra Señora de rojo sobre fondo gris, adaptación de una novela de Miguel Delibes, con la que tiene compromisos cerrados hasta el 2021, será "probablemente" su despedida del teatro. "No hay que ignorar el calendario", dijo en alusión a su edad y antes de expresar sus dudas de que, "después de esto, pueda encontrar algo que pueda interesarme para hacer teatro". El montaje se representa en el Teatro Olympia de Valencia del 22 de enero al 2 de febrero. 

"Interpretar a este personaje es un regalo, sus estados de emoción... y el valor añadido que tengo es que Delibes era amigo mío, y lo admiré y lo quise profundamente", señaló. "Esta obra es una de las cosas más satisfactorias que he hecho en mi carrera profesional, un homenaje a mi amigo", añadió el intérprete de Chinchón que ha participado desde 1960 en 24 obras teatrales y musicales y más de un centenar de películas. "Creo que con Señora de rojo se puede dar por acabado mi recorrido", afirmó sobre el monólogo, que ha recibido una excelente acogida tanto de público como de la crítica desde su estreno en 2018. Sonó a despedida pero sin cerrarse todas las puertas.

Con su perfecta dicción y dominando escénicamente la conferencia de prensa desde la cabecera de una enorme mesa, Sacristán explicó que le costó mucho convencer a Delibes para que autorizara realizar una versión teatral de una novela muy personal. Hombre pudoroso y ajeno al exhibicionismo, el escritor narró en ese libro el amor por su mujer, Ángeles Castro, una persona fundamental en su vida, la mujer que le incitó a leer y a conocer a los grandes como Marcel Proust. La novela también relata el proceso de la enfermedad y la muerte a los 48 años de su esposa. Y lo hace creando el personaje de un pintor que interpreta Sacristán en una adaptación en la que participó otro de los grandes del teatro español, José Sámano, fallecido el pasado año, e Inés Camiña, además del actor.

Para Sacristán, la obra significa "acompañar a Miguel Delibes a mirar y mirarse en lo que tiene que ver con la noticia de la pérdida, y, a partir de ahí, de la memoria del amor, recuperar lo que fue la vida con esa persona". El acto también subrayó su prosa, cuyas líneas "están construidas como el acueducto de Segovia o la catedral de Burgos", pero que al mismo tiempo utiliza "un lenguaje cotidiano, próximo, accesible y hasta coloquial incluso". Miguel Delibes (1920-2010) no escribió ninguna obra de teatro, pero cuatro de sus novelas han sido adaptadas para ser interpretadas en el escenario: Cinco horas con Mario (1979), La hoja roja (1983), Las guerras de nuestros antepasados (1989) y Señora de rojo sobre fondo gris (2018).

¿Y también piensa retirarse del cine? La respuesta de Sacristán fue un tanto ambigua pero no sonó a despedida. Dijo que ahora estaba en la segunda temporada de la serie de Netflix Alta mar y que tenía algunos proyectos.  "Cada vez me molestan más los rodajes de 10-12 horas, el exterior-noche... Cada día lo llevo peor. Pero me encanta compartir momentos con actores jóvenes, convivir con ellos es formidable y un aprendizaje", afirmó. Destacó la preparación y el talento tanto de los nuevos realizadores como de los intérpretes del cine español.

También manifestó que no echaba de menos especialmente haber interpetado a personajes como Rey Lear u otros grandes papeles. Aseguró que había tenido una trayectoria mucho mejor de lo que podía imaginarse cuando empezó, parafraseando a su amigo Fernando Fernán Gómez.

El actor afirma que la tardanza en el pacto entre el PSOE y Podemos ha aupado a Vox

En el pasado mes de septiembre, José Sacristán coincidió con la vicepresidenta del Gobierno, la socialista Carmen Calvo, en Madrid tras conceder una entrevista con EL PAÍS. Entonces aún cabía una última posibilidad de pacto de Gobierno entre el PSOE y Podemos para no convocar unas nuevas elecciones que finalmente se celebraron el 10 de noviembre. El actor, que nunca ha ocultado su ideología de izquierdas, saludó a la vicepresidenta con estas palabras: "Poneos de acuerdo, por favor, seguid hablando”.

Ayer, este periódico le preguntó a Sacristán si ya estaba contento de que le hubieran hecho caso, aunque cinco meses después. Respondió que el pacto entre PSOE y Unidas Podemos "llega tarde": "Ahí tienes el resultado, ahí está Vox como consecuencia de esta metedura de pata monumental", aseveró. "Llega tarde, demasiado tarde", ha afirmado el actor, quien ha matizado que está "contento" con el acuerdo pero disgustado porque no se hiciese en su momento. Y añadió: "Me pareció aquello de un miserabilismo político por ambas partes y luego, ahí tienes el resultado. Vox tenía 24 diputados antes de las elecciones del 10-N. Ahora, el partido de extrema derecha suma 52".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >