El noveno CaixaForum crece bajo el esqueleto de ballena diseñado por Calatrava en Valencia

El presidente de la Fundación la Caixa, Isidro Fainé, y el presidente valenciano, Ximo Puig, visitan las obras del centro cultural de 10.000 metros cuadrados que se abrirá en el primer trimestre de 2022

Visita de obras del nuevo CaixaForum Valencia que realizaran el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el presidente de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, Isidro Fainé.
Visita de obras del nuevo CaixaForum Valencia que realizaran el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el presidente de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, Isidro Fainé.Mònica Torres

El noveno Caixaforum de España avanza según lo previsto dentro de la enorme Ágora diseñada por Santiago Calatrava en la Ciudad de la Artes y las Ciencias de Valencia. Ya se han reforzado los sótanos y los cimientos para sostener las distintas estructuras proyectadas por la Fundación Bancaria la Caixa para su nuevo centro cultural. Con sus 10.000 metros cuadrados, será uno de los grandes, junto al de Madrid, cuando se abra al público en el primer trimestre de 2022, si se cumplen los plazos. Y, probablemente, será también uno de los más espectaculares por las dimensiones del edificio, que llega a una cota de 70 metros de altura, y por su forma de esqueleto de ballena.

Esta mañana, el presidente de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé, y el jefe del Gobierno valenciano, Ximo Puig, visitaron las obras de un recinto que albergará dos salas de exposiciones, un auditorio, aulas educativas, una cafetería, una librería, una tienda, una zona verde, oficinas y espacios multiusos. El proyecto de habilitación presentado por el arquitecto Enric Ruiz-Geli y su estudio Cloud 9 incluye una nube elevada sobre una plaza como el espacio más icónico del futuro centro que ofrecerá actividades de todo tipo principalmente culturales, pero también sociales: arte, música, cine, literatura, fotografía, danza, cursos, conferencias...

La inversión de la Fundación la Caixa será de 19,4 millones de euros en la obra, a los que se sumará un presupuesto anual de cinco millones para el mantenimiento, la programación y el funcionamiento del centro. La Generalitat ha cedido el espacio, que estaba inacabado y vacío de contenido, por un periodo de 50 años a la organización que gestiona la Obra Social de la entidad bancaria a cambio de su reforma y su funcionamiento.

Fainé subrayó la “voluntad de contribuir al bienestar de los valencianos". "Nuestro compromiso es más sólido si cabe en estos momentos tan difíciles Por ello estamos incrementando nuestra inversión para reforzar las iniciativas de carácter social, científico y educativo en esta comunidad. Del mismo modo, apostamos por la cultura como herramienta para fomentar la inclusión social y el crecimiento personal, como ponen de manifiesto las obras de este nuevo CaixaForum”, agregó.

El nuevo proyecto arquitectónico respeta al tiempo que dialoga con el Ágora con la intención de ofrecer distintos ambientes y alturas. Además, está pensado para acoger una actividad continua, organizada por la propia Fundación y también por propuestas externas. La adecuación comenzó el pasado mes de marzo y se vio afectada durante 26 días por el confinamiento impuesto por el Estado de Alarma a causa del coronavirus. Ya se ha hecho la contratación de toda la obra pendiente, excepto la parte audiovisual. En fase de licitación se encuentra el revestimiento de la nube. Algunos detalles como los colores se decidirán a lo largo del proceso, y es posible que se incluyan también algunos acabados más acordes con los nuevos productos de limpieza que se aplican a raíz de la covid-19.

De este modo, el Ágora toma aliento después de muchos años de polémica tanto por su elevado coste (alrededor de 100 millones de euros) como por la falta de contenido para el último de los hitos diseñados por el controvertido Santiago Calatrava en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. La Generalitat valenciana, gobernada por el PSOE, Compromís y Unides Podem, concluyó el pasado año el cerramiento del edificio para evitar goteras con una inversión de 4,6 millones y desechó la cubierta móvil proyectada por el arquitecto, presupuestada en 20 millones de euros, a principios del siglo XXI.

Lo más visto en...

Top 50