Elia Barceló, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil

El galardón le ha sido concedido por su obra ‘El efecto Frankenstein’ de la que el jurado destaca su “importante trabajo de documentación histórica”

La escritora Elia Barceló, en mayo de 2017.
La escritora Elia Barceló, en mayo de 2017.Samuel Sánchez

El Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2020 ha sido concedido a María-Elia Barceló Estevan (Elia Barceló) por su obra El efecto Frankenstein. El jurado considera que su prosa es “fluida y madura, su trama perfectamente encajada hasta el final” y los “personajes evolucionan a lo largo de la historia y están dotados de una profundidad que los hace creíbles”. A su vez destaca que “la obra cuenta con un importante trabajo de documentación histórico que muestra la evolución del rol de la mujer desde hace 200 años”.

El galardón lo concede el Ministerio de Cultura y Deporte para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante el pasado año 2019. La dotación económica del premio es de 20.000 euros.

Elia Barceló estudió filología anglogermánica y filología hispánica en las universidades de Valencia y Alicante, para después doctorarse en Literatura Hispánica en la Universidad de Innsbruck (Austria), país donde es profesora de literatura hispánica, estilística y literatura creativa.

Es una de las escritoras de ciencia ficción más destacadas de la literatura en español, y en su amplia obra también ha cultivado la narrativa juvenil, de terror, el thriller o la novela histórica. Ha publicado más de una veintena de obras, entre novelas, ensayos y relatos, entre las que cabe destacar: Consecuencias naturales (1994), El vuelo del Hipogrifo (2002), El secreto del orfebre (2003), Las largas sombras (2009), Hijos de Atlantis (2013), La maga y otros cuentos crueles (2015), El color del silencio (2017) y El eco de la piel (2019).

Entre otros reconocimientos, ha recibido el Premio Ignotus de relato fantástico de la Asociación Española de Fantasía y Ciencia Ficción en 1991 por La estrella, el Premio Internacional de novela corta de ciencia ficción de la Universidad Politécnica de Catalunya (1994) por su obra El mundo de Yarek, el Premio Celsius 2014 con Anima Mundi o el Premio Edebé de literatura juvenil 1998, 2007 y 2018 por El caso del artista cruel, Cordeluna y El efecto Frankenstein, respectivamente.

Ha sido traducida a más de dieciocho lenguas, entre otras, el alemán, el francés, el italiano o el holandés.

El efecto Frankestein es una lección de historia, asegura el ministerio en un comunicado. “Una novela que reflexiona sobre la igualdad entre sexos y clases. Como si se tratara de Alicia cayendo por la madriguera, Nora viaja a finales del siglo XVIII. Allí tendrá que disfrazarse de hombre y también de señorita; y adaptarse a las vestimentas y costumbres de la época para ayudar a su amigo Max a solucionar el problema con la criatura que su irresponsable amigo Víctor ha creado y abandonado en su laboratorio”.

El jurado, que estaba presidido por María José Gálvez Salvador, directora general del Libro y Fomento de la Lectura, estaba formado por miembros de las academias de la lengua nacional y regionales, entre otros.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50