LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Se mantienen en Barcelona el festival Grec y otras actividades culturales

Bibliotecas, museos y festivales de música continúan pero deberán cerrar los cines

El grupo Peeping Tom, el viernes, en la presentación de su espectáculo que se verá en el Grec.
El grupo Peeping Tom, el viernes, en la presentación de su espectáculo que se verá en el Grec. / Europa Press

Las cosas no están para nada claras en cuanto a qué se puede o no se puede hacer, e incluso sobre qué se debe o no se debe hacer en el campo cultural en Barcelona en la nueva situación por los rebrotes de la Covid-19. El Gobierno de la Generalitat recomienda encarecidamente en sus nuevas medidas de restricción no salir de casa si no es por motivos de estricta necesidad, pero se mantienen abiertos equipamientos culturales y se permiten actividades en ese campo. Se admite que estén abiertos las bibliotecas y los museos, al considerarse que tienen sus propios planes de contingencia aprobados por el Procicat \[Protección Civil\].

En cambio, no podrán abrir archivos, cines —pese a que los que abrieron al acabar el confinamiento lo hicieron instalando fuertes y costosas medidas de seguridad sanitaria- ni teatros y tampoco los locales de ocio nocturno como salas de fiesta y discotecas.

Sin embargo, en aparente contradicción, el Festival Grec de Barcelona, que organiza el Ayuntamiento y se desarrolla en el anfiteatro de Montjuïc, al aire libre, pero también en diversos teatros cerrados como el Lliure y el Mercat de les Flors, mantiene de momento su programación, aunque el Procicat tendrá que decir la última palabra, según ha señalado el viernes la consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno, Meritxell Budó. Fuentes municipales indicaban a su vez que el Grec no peligra. El consistorio barcelonés se ampara en un punto de la resolución en que se especifica que los Ayuntamientos pueden utilizar equipamientos culturales siempre que se respeten las medidas sanitarias establecidas. En un tuit el festival ha afirmado que mantiene su programación porque sus espacios “cumplen con las medidas de seguridad aprobadas por el Procicat”. Solo el teatro de la Biblioteca de Catalunya -que acoge programación del Grec- ha decidido cerrar y lo hace por decisión propia. Este fin de semana se presenta en el anfiteatro una de las grandes citas del Grec, la actuación del grupo de danza teatro belga Peeping Tom.

Anoche mismo estaba previsto que se celebrase sin problemas el concierto del grupo Sopa de Cabra en el Camp Nou, con un aforo reducido a 800 personas y todas las entradas vendidas. El concierto formaba parte del programa del festival Cruïlla XXS, que tiene una larga serie de contenidos musicales y teatrales en su cartel y no ha suspendido de momento sus actuaciones. Como tampoco lo han hecho otros festivales como el Sala BCN, las Nits del Fórum del Primavera Sound o el Fes Pedralbes. Este último festival, afirmó en un comunicado que las autoridades competentes les han autorizado “expresamente” la continuidad.

Todas estas actividades, recalcan los organizadores, se hacen manteniendo estrictas normas de seguridad como las limitaciones de aforo y la separación del público e incluso la trazabilidad de los asistentes, con lo cual mantenerlas, consideran, no contraviene las recomendaciones de la Generalitat.

La asociación de salas de conciertos de Cataluña, por su parte, ha recordado en un comunicado que el 95% de los locales están cerrados desde marzo y las pocas que programan lo hacen con aforos mínimos y por “militancia” musical. Las salas piden no ser estigmatizadas y que no se las haga responsables de los rebrotes mientras en cambio, denuncian, no se hace seguimiento de “botellones, raves, fiestas privadas ilegales, y chiringuitos de playa que funcionan como auténticas discotecas de día”.

Lo más visto en...

Top 50