Rosa del Desierto

La actriz, como esa flor de aspecto fuerte, pero frágil en su composición interior, ha llevado hasta el final de sus días el Sáhara dentro de su enorme corazón

La actriz catalana Rosa Maria Sardà, en el teatro Maravillas de Madrid, a mediados de 2006.
La actriz catalana Rosa Maria Sardà, en el teatro Maravillas de Madrid, a mediados de 2006.Cristóbal Manuel
Fernando Íñiguez

A lo largo de los siglos, una combinación natural de arena, yeso y agua va formando en el duro e inhóspito Sáhara una serie de cristalizaciones superpuestas que dan como resultado una roca sedimentaria que allí llaman rosa del desierto. Con su color oscuro rojizo, parece ciertamente una flor fosilizada, y los saharauis la utilizan muchas veces para decorar las austeras jaimas y casas de adobe en las que habitan....

Más información