Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por JORGE MORLA Y ÁNGEL SUCASAS

El Pro Evolution Soccer manda a Özil a la grada

El popular videojuego eliminará a la estrella del Arsenal de su edición 2020 para China por sus comentarios en favor de la comunidad uigur

Imagen de Özil en el videojuego. En vídeo, el mediapunta eliminado del PES en China.

Quien se ponga en la piel de un entrenador a los mandos del Pro Evolution Soccer en China y elija al Arsenal, tendrá que contar con la baja segura de Mesut Özil. Pero no será por una lesión que lo mantenga alejado de los terrenos de juego, ni siquiera por una sanción. En un sorprendente giro de guion, la operadora del juego ha decidido eliminar de las tres ediciones de 2020 al jugador alemán de ascendencia turca por sus palabras en favor de la comunidad uigur.

La empresa distribuidora del PES en el país asiático, NetEase, justificó a través de la red social Weibo su decisión alegando que las palabras de Özil habían herido “la sensibilidad de los aficionados chinos y violado el espíritu de amor y de paz de este deporte". A lo que añadió: "No entendemos, no aceptamos y no perdonamos este comentario". Desde el club inglés se han querido desmarcar desde un primer momento de las opiniones del centrocampista, asegurando que “no representan al club”. Mientras que su entrenador, Freddie Ljunberg, se ha remitido a la comunicación de la directiva gunner, el legendario mánager Arséne Wenger ha asegurado que aunque el teutón cuenta con todo su derecho a ejercer su libertad de expresión, “debe asumir las consecuencias de lo que ha dicho”.

No solo se han registrado reacciones en el mundo del fútbol, también han llegado desde el mundo de la política. El ministro de Asunto Exteriores chino, Geng Shuang, ha asegurado que Özil ha podido sufrir los efectos de una campaña de desinformación y ha invitado al jugador a conocer la región. Por su parte, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha salido en defensa del mediapunta, asegurando que Pekín “puede censurar partidos pero no ocultar las violaciones de derechos humanos”.

Mesut Özil compartió un mensaje a través de sus redes sociales en el que denunciaba con la represión a la minoría uigur, en la región china de Xinjiang, y criticaba el silencio de la comunidad musulmana. A pesar de provocar airadas reacciones entre los aficionados chinos, el jugador aún mantiene la publicación en su cuenta. La consecuencia inmediata fue que la televisión estatal CCTV canceló la emisión del encuentro entre el equipo londinense y el Manchester City, que acabó con una contundente victoria para el cuadro citizen por 0 a 3. El caso del exjugador del Real Madrid se suma a otras polémicas como la que surgió a raíz de una declaración en favor del pueblo de Hong Kong por parte de un directivo de una franquicia de la NBA, los Houston Rockets.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información