Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mecha incandescente de Estopa

Los hermanos Muñoz, que tocan hoy jueves en Madrid, celebran 20 años de carrera con un nuevo trabajo, 'Fuego'

Los hermanos Jose y David Muñoz, Estopa, en un escape room de Madrid.
Los hermanos Jose y David Muñoz, Estopa, en un escape room de Madrid.

Los millenials más mayores deben prepararse para el susto: la mecha de Estopa se prendió hace 20 años. Sin embargo, no lo parece por la cantidad de energía que los hermanos David y Jose Muñoz siguen desprendiendo, aún después de todo un día de entrevistas con los medios. Acaban de publicar su disco de celebración con un título muy declarativo, Fuego, que además de 12 canciones trae aparejada una gira con varios llenos, entre ellos esta noche en el WiZink Center de Madrid.

“Han pasado muy rápido”, sentencia Jose sobre sus dos décadas de carrera. Se lanzaron un 18 de octubre con un trabajo, La maqueta, que ha dado más de un clásico al pop español. De aquellos chavales queda todo y un poco más. Ahora conocen la industria, tienen las primeras canas y se ratifican en sus inicios, manteniendo costumbres y referentes -Camarón, Los Chichos, Los Amaya, Serrat o Extremoduro-. “Siempre hemos pecado de lo mismo y no hemos tenido grandes objetivos, igual esa es una de las claves del éxito personal, no querer ser el mejor en nada”, cuenta David. Solo citan como novedad en sus rutinas, escuchar a Rosalía, a la que aplauden por su tesón y su unión de influencias. 

Sus vicios y virtudes serán los mismos, pero su contexto no. ¿Cómo enganchan a pesar de ello al mismo público y a la vez al nuevo? No tienen ni idea. Lo que sí saben es que mantienen un sello, aun cuando innovan en las temáticas como ocurre en Fuego, donde se encuentra una canción dedicada a Siri. Este tema, que empezó “de cachondeo”, ha derivado en una declaración de amor al asistente de voz. “Pensamos que la gente se desahoga demasiado con ella, ¿qué te pasa para que tengas tanta rabia? ¿Y si fuera una persona de verdad? Pobre Siri”, coinciden.

Los Muñoz en cómic

'Fuego' se presenta con una imagen muy urbana, un cómic e incluso un videojuego. Este lote animado,que convierte a los hermanos Muñoz en personajes de estilo manga, nace del gusto de los Estopa por el género y de una casualidad. David relata que un tuitero, Lobo Art, les envió "por la cara" un vídeo de ellos en versión animada. "Lo contactamos porque molaba mucho, llegamos a un acuerdo con él y grabamos un videoclip". 

Acuden a sus ritmos habituales, un poco de rumba, mezcla de pop y rock and roll, para hablar de sentimientos, meter sus pullitas de humor o comentar la falta de inspiración. Aunque dicen que de eso no andan faltos, que mentar la ausencia de musas es un truco para desatascar el lápiz: “En la segunda canción que escribimos en los principios de los tiempos ya lo cantábamos, pero es mentira”. Viviendo a cinco minutos uno del otro solo tienen que juntarse para concretar lo que les ronda por la cabeza y que van apuntando en notas de voz en el móvil. 

Sobrándoles las canciones y sin trabajo nuevo desde 2015, descartaron un recopilatorio. Sus seguidores tenían ganas de verlos de vuelta, pues antes incluso de la salida de Fuego, acabaron con las entradas de los conciertos de Madrid o Barcelona, obligándoles a hacer doblete por primera vez en estas ciudades. La fe depositada les induce una combinación de alegría con algo de responsabilidad.

Claro que, como bien dicen los hermanos Muñoz, su público sabe qué esperar de ellos. Viven aislados de las presiones de la industria, ignorando qué género pega más o si el formato disco es para los nostálgicos. Ellos lo siguen concibiendo como “una película, que está hecha para verla entera, con sus cambios de tiempos y su orden”. Es más, señalan que siempre escriben el mismo número de canciones, 12, aunque su contrato exija 10. “Se las regalamos a la compañía”, bromean.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >