Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Falomir: “El reto del Prado es trasladar su reputación a una mayor afluencia de dinero”

La pinacoteca madrileña acoge un curso con responsables de grandes museos del mundo para debatir sobre los desafíos a los que se enfrentan estas instituciones

Miguel Falomir, director del Museo del Prado, este miércoles durante la conferencia 'Presente y futuro de los museos mundiales'.
Miguel Falomir, director del Museo del Prado, este miércoles durante la conferencia 'Presente y futuro de los museos mundiales'.

Dice el director del Museo del Prado, Miguel Falomir, bromeando pero en serio, que para que en España se entiendan algunas magnitudes cuando se habla de su mundo hay que tirar de símiles futbolísticos. Podría decirse entonces que en Madrid se juega esta semana un mundialito de los grandes museos de arte, a excepción del Louvre, con la presencia de sus responsables. El motivo es el curso Presente y futuro de los museos mundiales, que comenzó este martes en el Prado y se prolongará hasta el jueves.

Falomir fue el encargado de abrir este curso, que forma parte del programa de los que en verano organiza la Universidad Complutense de Madrid. Para el director del Prado, "nunca han sido tan importantes los museos como ahora, nunca ha habido tantos, ni se han abierto en tal número, nunca han tenido la proyección mediática y el impacto económico de hoy". Sin embargo, tomando el título de su conferencia, Desafíos para un museo singular, "uno de los grandes retos del Prado es trasladar su gran reputación, ya que es una de las instituciones españolas con mayor prestigio, a una mayor afluencia de dinero".

El director de la primera pinacoteca española, que posee 157 goyas, 62 velázquez y 99 rubens, repasó la historia del Prado y algunos de sus números. "Tiene 33.535 obras, de las que 7.973 son pinturas, y este año, el del bicentenario, se superarán ampliamente los tres millones de visitantes". También hizo mención a las críticas recibidas por no permitir "ni fotos ni selfis" en las salas. "Me ponen a parir en las redes, pero se pueden bajar imágenes a gran resolución gratis en la web del museo. No es una cuestión económica". Una prohibición más relacionada con la quietud para poder disfrutar del arte.

Otra categoría menos material es "los retos intelectuales, las nuevas narrativas, como las de género, con más exposiciones sobre mujeres artistas". Así, anunció que la próxima temporada habrá una muestra sobre la "visión de la mujer en la pintura española del siglo XIX". En la misma línea, se prestará "mayor atención al arte virreinal, a la visión americana, en otra muestra". También habrá espacio para "el arte contemporáneo, con artistas que en vida tuvieron gran interés por este museo, como Fernando Zóbel".

Un desafío más allá del Prado es "lograr que las nuevas generaciones", criadas en los móviles y las redes sociales, "se interesen por unos objetos bidimensionales y con figuras estáticas". Falomir tocó además cuestiones como la apertura de sedes que están desarrollando otros museos, una iniciativa sobre la que se mostró "escéptico" y que descartó. Abundó en la idea ya manifestada de que la actual distribución de las colecciones en el museo corresponde a una "clasificación fría, académica". Por último, habló de la próxima ampliación, la del salón de reinos, "que dará salida a tesoros ocultos, pero que no será un pastiche, ni un añadido". El proyecto de Norman Foster y Carlos Rubio tendrá en su planta superior "un espacio expositivo diáfano de alta tecnología".

En estos tres días de conferencias se va a describir la situación de estos grandes museos y por dónde deben caminar en el futuro. A Falomir le siguió Max Hollein, director del Metropolitan Museum of Art, de Nueva York, que disertó sobre el papel de un museo enciclopédico como este, con la presencia de tantas culturas, en un mundo globalizado. El Met nació en 1870, "gracias al impulso de varios filántropos amantes del arte, entre ellos, el multimillonario J.P. Morgan". Hoy tiene siete millones de visitantes anuales y en la próxima década, señaló Hollein, "va a cambiar las narrativas de la cuarta parte de su espacio".

El miércoles será el turno de Mikhail Piotrovsky, director del Museo del Hermitage de San Petersburgo; Sabine Haag, directora general del Kunsthistorisches Museum, de Viena; Eike Schmidt, director de la Galería de los Uffizi, de Florencia; y Gabriele Finaldi, director de la National Gallery londinense. Finalmente, el jueves, llegarán las conferencias de Laurence des Cars, presidenta del Museo de Orsay, de París; Philipp Demandtm, director del Städel Museum, de Fráncfort; John Leighton, director general de National Galleries de Escocia (Edimburgo), y Barbara Jatta, directora de los Museos Vaticanos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información