Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Friedkin sin censuras

TCM estrena en exclusiva un documental sobre el director de 'El Exorcista'

William Friedkin, en El PAÍS DE TCM.

"Hay una verdad en la que creo y es que el bien y el mal están en todo ser humano. En todas y en cada una de las personas que existen, incluso en mí”. Lo dice William Friedkin, alguien que ha tratado la idea del mal absoluto, el demonio, en una de las películas más famosos de toda la historia del cine: El exorcista. Y eso que, cuando la dirigió en el año 1973, no quería hacer una película de terror, sino un film que indagara en los misterios de la fe.

Pero William Friedkin es mucho más que el director de El exorcista y los espectadores de TCM lo podrán comprobar el sábado 1 de junio gracias a la emisión de Friedkin sin censuras, un documental de producción propia en el que el realizador repasa su filmografía con la ayuda de actores como Matthew McConaughey y de compañeros de profesión como Quentin Tarantino o Wes Anderson. Un estreno en exclusiva que irá acompañado de la emisión de la versión extendida de El exorcista, el film que obtuvo diez candidaturas en la ceremonia de los Oscar de 1974, una de ellas para el propio Friedkin como director, y que acabó ganando los de mejor guion adaptado y mejor sonido. La película que cambió para siempre los esquemas del género de terror.

William Friedkin nació en Chicago el 29 de agosto de 1935. Pertenece a la misma generación de cineastas que Brian de Palma, Martin Scorsese, Francis Ford Coppola o Michael Cimino. “Cuando tuve edad de trabajar, conseguí un trabajo de principiante en televisión y la televisión era algo muy nuevo en los hogares”, explica en el documental. “Mis padres no entendían qué hacía yo en televisión. En realidad, me ocupé de la correspondencia durante casi dos años hasta que ascendí”.

Comenzó realizando documentales, uno de los cuales ganó el Golden Gate Award en el Festival de San Francisco. Ya afincado en Hollywood, trabajó en la serie de televisión Alfred Hitchcock presenta. “Entonces no había escuelas en las que se enseñara producción para televisión. Aprendías trabajando”, explica. “Entrabas de principiante. Algunos de los mejores directores de los años 60 y de los 70 empezaron de directores de televisión en directo en Estados Unidos”.

A los 21 años se apasionó con el cine después de ver Ciudadano Kane, de Orson Welles. “El día que vi la película pensé: ‘¡Dios mío, qué fuerza tiene el cine para adentrarse tanto en una vida humana!”.

En el cine debutó en 1967 con un musical titulado Good Times, protagonizado por Cher y Sonny Bono. Posteriormente estrenó títulos como The Birthday Party, con guion de Harold Pinter, premio Nobel de Literatura en 2005; La noche del escándalo Minsky’s o Los chicos de la banda, películas todas ellas que resultaron fracasos de taquilla. 1971 fue el año de su consagración gracias a The French Connection: Contra el imperio de la droga, un filme protagonizado por Gene Hackman, Roy Scheider y Fernando Rey, que ganó cinco Oscar, entre ellos el de mejor director para William Friedkin. Un año después dirigía El exorcista, basada en la novela de William Peter Blatty, que fue un auténtico bombazo en las taquillas del todo el mundo.

Después de El exorcista Friedkin dirigió títulos como A la caza, con Al Pacino, o Vivir y morir en Los Ángeles, con William Petersen y Willem Dafoe. Se ha dedicado también al montaje de óperas. Lo que nunca piensa hacer es retirarse: “Eso significaría que estoy muerto”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información