Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otros incendios que devastaron la cultura

Desde la Biblioteca de Alejandría hasta el Liceo de Barcelona, edificios emblemáticos que fueron pasto de las llamas

El Liceo de Barcelona, tras el incendio de 1994.
El Liceo de Barcelona, tras el incendio de 1994.

Aún está por evaluar el alcance de la devastación sufrida este lunes por la catedral de Notre Dame de París.  Otros muchos hitos hitos del arte, la ciencia, la historia y la cultura han sido víctimas de las llamas a lo largo de la historia en todo el mundo. Desde la Biblioteca de Alejandría, hace algo más de 2000 años, hasta el incendio que en septiembre pasado consumió el Museo Nacional de Río de Janeiro, en Brasil. Estos son algunos ejemplos de ciudades y edificios culturales emblemáticos devorados por las llamas: 

Biblioteca de Alejandría - 48 a.C.

El fuego que iniciaron las tropas de Julio César en el puerto de Alejandría se extendió a la biblioteca, donde había 40.000 libros, según calcularía después Séneca.

Incendio de Roma - 64 a.C.

La capital del Imperio Romano ardió durante seis días, entre el 19 y el 25 de julio. Según el historiador Tácito, cuatro de los 14 distritos de Roma fueron arrasados y otros siete quedaron dañados. Monumentos como el templo de Júpiter y el hogar de las vírgenes vestales fueron pasto de las llamas.

Incendio de la catedral de San Pablo de Londres - 1666

La catedral medieval de San Pablo, construida entre 1087 y 1240, fue una de las mayores iglesias del mundo, con una de las agujas más altas hasta que el gran incendio de Londres de 1666 la arrasó, mientras era restaurada tras décadas de abandono.

Liceo de Barcelona - 1994

Las chispas salidas del soplete de un operario que el 31 de enero reparaba el telón cortafuegos del edificio acabaron en el telón de terciopelo del escenario. A los 15 minutos, cuando llegaron los bomberos, el fuego era ya incontrolable. El gran teatro de La Rambla, que desde 1847 reunía a los mejores talentos de la ópera, quedó reducido a sus cimientos humeantes. La sociedad catalana se movilizó enseguida (Emilio Botín donó 100 millones de pesetas, 620.000 euros, esa misma tarde) y el Liceo se reconstruyendo en el mismo lugar.

La Fenice de Venecia - 1996

En la noche del 29 de enero de 1996, un incendio redujo a cenizas el teatro de ópera La Fenice de Venecia. En menos de tres horas el edificio de madera fue devorado por las llamas. El teatro veneciano, obra de Gianantonio Selva, había sido inaugurado en 1792 y ya había sufrido otro grave fuego en 1836. En esta ocasión, la escasez de agua en los canales próximos, que estaban siendo drenados, dificultó las labores de extinción. El edificio fue restaurado y reanudó su actividad en el año 2003.

Museo Nacional de Brasil - septiembre de 2018

A primeros de septiembre del año pasado un incendio cuya causa todavía se está investigando redujo a cenizas el edificio de 200 años de antigüedad del principal museo de la primera potencia latinoamericana. Albergaba, entre sus más de 20 millones de piezas estaba Luisa, el esqueleto más antiguo de América, con una edad aproximada de doce mil años. Y el incendio puede haber callado para siempre palabras y cantos indígenas ancestrales, de lenguas que ya no existen en el mundo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información