Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me acuesto leyendo a Tácito y no es pedantería”

Sánchez Piñol, que vuelve a la novela con la historia de un anarquista desarrapado, recomienda libros en ¿Qué estás leyendo?

Albert Sánchez Piñol, antropólogo, autor de enorme éxito y calidad reconocida con libros como La piel fría y Pandora en el Congo, vuelve con Fungus, El rey de los Pirineos (Alfaguara), la historia de un anarquista desarrapado en el siglo XIX. El autor nacido en Barcelona en 1965 propone su libro como una primera entrega de una saga en la que inventa una "sociedad alternativa a la humana".

"Mi personaje llega a los Pirineos, se queda en zona de nadie y descubre unas criaturas llamadas Fungus, monstruosas. Uso a ese monstruo en relación con el anarquismo porque Fungus es una reflexión sobre el poder". Sánchez Piñol ha incluido ilustraciones de Quim Hereu para interrelacionar el libro con el arte y su intención es llegar a las pantallas y al juego de mesa que "socializa, frente a los de ordenador, que aíslan".

Piñol ha sido el invitado del programa ¿Qué estás leyendo?, en el que los autores recomiendan libros. Defiende especialmente a la argentina Flavia Company como autora con enorme estilo cuyo último libro, Magokoro, como un "libro sabio que ha cambiado mi forma de leer", "un libro que te transforma". También el desafío que plantea Ian Morris en Guerra, ¿para qué sirve?, que  sostiene una "tesis contraria a tu testimonio pero difícil de refutar", que es el valor de las guerras."Dice que las guerras son terroríficas pero que a largo plazo generan unos beneficios. Han tendido a generar grandes poderes centrales que generan una paz social. Y lo demuestra con datos que yo ya conocía como antropólogo y que son ciertos: en las excavaciones, uno de cada cuatro cráneos está perforado a hachazos. Las civilizaciones primitivas tenían valores, pero el estado de guerra era perpetuo y la violencia se llevaba una cuarta parte de vidas.

Y defiende también Anábasis, de Jenofonte. "A mí me gustan los clásicos y no es pedantería. Yo me voy a dormir leyendo a Tácito. Hay un truco que recomiendo y es que te leas un clásico sin spoilers. Es decir, todos sabemos cómo acaba La Ilíada y La Odisea, pero hay que intentar imaginar que no lo sabes. Los primeros que lo leyeron no lo sabían, intenta hacerlo así". Con ese espíritu descubrió y leyó la Anábasis, una gran historia sobre el poder de la cohesión.

Sus lecturas recomendadas son:

- Magokoro, de Flavia Company (Catedral).

- Guerra, ¿para qué sirve?, de Ian Morris (Ático de los libros).

- La mejor madre del mundo, de Nuria Labari (Literatura Random House).

- Explicar a Hitler, de Ron Rosenbaum (RBA).

- Anábasis o La retirada de los diez mil, de Jenofonte.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >