Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Pastor en la productora más peculiar de España

La periodista lidera Newtral, una mezcla de productora de televisión y agencia de contenidos con vocación periodística

La periodista Ana Pastor en las oficinas de Newtral.
La periodista Ana Pastor en las oficinas de Newtral.

“El mundo está cambiando”. Ana Pastor, la periodista televisiva que lleva años cultivando fama de persona implacable con la información, primero en 59 Segundos en La 1 pero sobre todo en El objetivo en La Sexta desde 2013, se pasea entre un mar de pantallas de ordenador. La mayoría muestra imágenes de la huelga de los taxistas y al conflicto de este gremio con los VTC se refiere ella cuando reflexiona: “Ya no se pueden separar las cosas. La tecnología, de la información, del consumo. De nada. El error fue pensar que podíamos”. Para muestra, la inusual oficina en la que estamos, un espacio abierto en el que unas sesenta personas (y ordenadores) se reparten trabajos de periodismo clásico, redes sociales, ingeniería puntera y la televisión más clásica. Estamos en Newtral, la productora de Pastor, la más inusual de España.

Pastor creó esta empresa hace un año. Aquí se produce su programa insignia, El objetivo: televisión a la vieja usanza. Pero también se examinan las declaraciones de políticos e instituciones, como haría un periodista; se hace no para un cliente sino solo para publicar los resultados en las redes sociales de la casa, como si fuese un medio. Pero también se crea contenido para, por ejemplo, las redes sociales del Chacho Rodríguez, el baloncestista que tras pasar por el Real Madrid ahora milita en el CSK de Moscú. Todo esto supone una combinación extraña: generalmente una productora se especializa en una única cosa y se espera a tener un cliente para hacerla. Aquí esas normas no existen y la propia Pastor titubea al definir su empresa: “No somos una productora de televisión, pero hacemos programas. No somos un medio de comunicación, pero informamos. En este nuevo mundo no tienes por qué ser una sola cosa”.

Un traje a medida

Que una estrella televisiva se lleve su gran programa a una empresa propia se ha convertido en algo común. También Jordi Évole sacó Salvados de El Terrat y la metió en su Producciones El Barrio en 2016. La idea es tener más control creativo sobre el producto y, claro, quedarse con más beneficios. Lo interesante es que cuando Pastor fundó Newtral, hace ahora un año, usó los ingresos de El objetivo para financiar este experimento.

Una de las características de Newtral es que suele llamar la atención sobre sí misma: muchas apariciones de Pastor en La Sexta llevan su logo. También en sus redes sociales. En ellas se mezcla promoción de los programas de la casa (El objetivo y Dónde estabas entonces, también de La Sexta) con material exclusivo de vocación periodística: entrevistas realizadas por colaboradores (en una, Íñigo Errejón juega a un videojuego mientras responde preguntas), vídeos de opinión...

Y luego el otro gran eje de Newtral: correcciones de afirmaciones de políticos. Muchas, muchas correcciones. “[Pablo] Casado: ‘En el PP hemos tenido a la primera presidenta autonómica’. FALSO”, dice un tuit, y aclara que la primera presidenta autonómica fue María Antonia Martínez, del PSOE, en marzo de 1984.

“Buscamos ser la gran referencia verificadora”, se jacta Pastor. “Corregimos en directo las intervenciones de los políticos”. Y son endiabladamente rápidos localizando una mentira y ofreciendo el dato correcto.

Esta sopa de elementos forma una marca, una que es casi idéntica a la personalidad que Pastor ofrece en pantalla. Aferrada al frío dato, intolerante con la incorrección (de eso va, precisamente, El objetivo), interesada por la tecnología y el público joven. Y tal vez eso sea todo, una empresa a medida. Pero es una que ha traído a España más de una innovación: además del chequeo de incorrecciones en directo, tiene un departamento de I+D que investiga cómo usar la inteligencia artificial ante los bulos. "Pero eso es lento: una de las mayores frustraciones de meterte de pleno en la tecnología de la información es darte cuenta de que algunas cosas llevan más tiempo de lo que te creías", resopla Pastor. "Hasta Siri a veces no te entiende bien".

No niega que las start-ups de la información han acabado o hundiéndose o convirtiéndose en grandes quebraderos de cabeza. Ni niega que sean raros (también lo son estos tiempos). Sí insiste en que su no-medio y no-productora tiene un hueco en el complejo panorama de los medios digitales y la era de las noticias falsas. “Publicamos en Facebook, Twitter o Instagram: donde esté la gente”, explica. “El público de televisión tradicional tiene más edad que el de redes, pero los menores de 35 también se informan. Solo que no a través de la televisión. Y en Newtral queremos ser su referencia. Que todo el mundo que se informe sin usar la televisión lo haga a través de nosotros. Acabamos de construir un puente que no sabemos dónde nos lleva”.

De fondo, en una de las pantallas, un taxista, visto en un vídeo incrustado en un tuit, protesta por el desembarco de las nuevas tecnologías y los VTC. El mundo sigue cambiando.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >