Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Métodos para gobernar la cultura

El X Foro de Industrias Culturales aborda los sistemas de gestión de Canadá y Alemania frente al modelo español

De izquierda a derecha, Lluís Bonet, director del programa de Gestión Cultural de la Universidad de Barcelona; Alexandre Couture Gagnon, especialista en políticas culturales de Canadá; Marta González Novo, directora de 'Hoy por Hoy Madrid', de la cadena SER; Mario Kölling, doctor en el departamento de Ciencia Política de la UNED, y Patricia Gabeiras, doctora en Derecho de la Cultura de España.
De izquierda a derecha, Lluís Bonet, director del programa de Gestión Cultural de la Universidad de Barcelona; Alexandre Couture Gagnon, especialista en políticas culturales de Canadá; Marta González Novo, directora de 'Hoy por Hoy Madrid', de la cadena SER; Mario Kölling, doctor en el departamento de Ciencia Política de la UNED, y Patricia Gabeiras, doctora en Derecho de la Cultura de España.

"¿Cuenta España con una gestión adecuada de gobernanza cultural?". Con esta pregunta, Marta González Novo, directora del programa Hoy por Hoy Madrid, de la Cadena SER, ha dado paso, como moderadora, al X Foro de Industrias Culturales, celebrado este jueves en el Congreso de los Diputados. "No suficientemente, hay un gran trabajo, un gran reto", ha respondido de forma tajante Lluís Bonet, director del programa de Gestión Cultural de la Universidad de Barcelona. Así, abrió el debate sobre la gestión territorial de esta área.

Mientras Patricia Gabeiras, doctora en Derecho de la Cultura de España, ha abordado la realidad del sector en España "desde el optimismo y sin complejos", como ella ha señalado; Bonet ha definido el modelo como "bastante anquilosado y antiguo". "España es un país con una enorme diversidad cultural y lingüística. Lo que cuesta encajar en un único esquema, con una sociedad cada vez más compleja", ha añadido en su ponencia Modelos de Gobernanza de la Cultura. Un diálogo con Canadá y Alemania, entendida esa gobernanza como el equilibrio entre entorno civil, Estado y entorno económico.

En este diálogo también han participado Alexandre Couture Gagnon, especialista en políticas culturales de Canadá, y Mario Kölling, doctor en el departamento de Ciencia Política de la UNED, que aborda la perspectiva del Gobierno alemán. Con modelos claramente diferenciados, el primero con un carácter fuertemente descentralizado y el segundo, centralizado por la República federal. Couture ha destacado el carácter “independiente de la política cultural de Canadá”, donde “cada provincia gestiona su diversidad cultural”. Y ha explicado el caso particular de Quebec, “muy identificado en la identidad nacional y la lengua francesa”. Kölling, por su parte, ha comentado que el modelo de gestión cultural en Alemania se caracteriza por tres elementos: “El federalismo cultural cooperativo, las competencias compartidas y una gestión unitaria, muy diferente a la de Canadá”.

Ante estos modelos, Gabeiras ha defendido "que existe un buen esquema, una buena base, y lo que falta es capacidad para desarrollarlo de manera correcta". A su vez, ha resaltado el carácter “descentralizado del sistema cultural español, en el que las comunidades autónomas, diputaciones y entidades locales tienen competencias precisas". En el marco de los 40 años de políticas culturales democráticas, ha querido destacar la importancia que ha tenido este periodo para contribuir a la cohesión social y al desarrollo del país.

Sin embargo, y a pesar de esas competencias precisas, los productos culturales se concentran en Madrid y Cataluña. Por ejemplo, en cuanto a funciones de teatro, una de cada se celebra en estas comunidades autónomas, que además concentran el 52,8% de los asistentes y el 72,8% de la recaudación, según el Anuario de la SGAE referido a 2015. En cuanto a la presencia de salas de cines, 17,7 millones de españoles, más de un tercio de la población, viven en una localidad donde no hay cines fijos, según un informe de AIMC (Asociación para la investigación de los Medios de Comunicación). Esta estadística se refiere en su mayoría a los municipios de menos de 50.000 habitantes, sin embargo, hay excepciones como Móstoles (206.589 habitantes), Parla (125.898), Algeciras (121.133) o Santa Coloma de Gramanet (117.597).

La Fundación Alternativas y la Fundación Santillana han sido las organizadoras de esta sesión, que se celebra desde 2009, y que ha cumplido su décima edición. Con este encuentro se busca el intercambio de información con los profesionales del sector y mostrar los problemas y desafíos a los que se enfrentan. “Nuestra intención ha sido propiciar al mundo de la cultura la posibilidad de una voz que, por encima de las urgencias gremiales, pueda expresar lo que piensa y espera su extensa red de profesionales”, según los organizadores.

El acto ha sido inaugurado por Manuel Gutiérrez Aragón, patrono de la Fundación Alternativas; Laura Harpern, vicepresidenta de la Fundación Jesús Serra; Santiago Herrero, director de programación de Acción Cultural Española; Adriana Moscoso del Prado Hernández, directora general de Industrias Culturales y Cooperación; y Emiliano Martínez, vicepresidenta de la Fundación Santillana. La jornada ha concluido con un debate entre Emilio del Río, del PP; el socialista José Juan Díaz, Eduardo Maura, de Podemos; y Marta Rivera, de Ciudadanos. En el encuentro han conversado sobre la falta de una ley básica cultural, la necesidad de mayor capacidad de gestión, la falta de una ley de mecenazgo o modelos híbridos de gobierno de la cultura.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >