Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carrie White regresa de la tumba para protagonizar un musical

El espectáculo, basado en la adaptación de Broadway de la novela de Stephen King sobre una joven con poder de telequinesia, se estrena en el Teatre Gaudí de Barcelona

Una escena de 'Carrie, el musical'.
Una escena de 'Carrie, el musical'.

En la última escena de la célebre adaptación cinematográfica de Carrie, la primera novela de Stephen King, dirigida por Brian de Palma, la amiga de la protagonista iba a poner flores en su tumba, en cuya lápida un desaprensivo había garabateado "Carrie White arde en el infierno", cuando una mano (la de la propia actriz Sissy Spaceck que interpretaba a la chica muerta) brotaba inesperadamente y le agarraba el brazo. Era el inenarrable gran susto final de la que está considerada una de las mejores películas de terror de la historia.

Ese efecto no aparece en la versión en formato de musical de la obra de King que se estrena hoy jueves en el Teatre Gaudí de Barcelona, pero, recalca su director, está todo lo demás que ha convertido Carrie en un clásico del género. Incluidas la sangre (menstrual y de la otra), la espantosa madre, la telequinesia de la chica y el apocalipsis desatado en Chamberlain, Maine.

Carrie, el musical, con traducción al catalán de Mar Gómez Domènech, dirección de Ferran Guiu y dirección musical de Joan Comaposada, es una adaptación de la versión de la novela estrenada originalmente en Broadway en 1988 y vuelta a versionar en el Off-Broadway en 2012. El libreto es de Lawrence D. Cohen, la música de Michael Gore (!) y las letras de Dean Pitchford.

En el montaje catalán intervienen 18 actores y 8 músicos. En el personaje de Carrie White se alternan Georgia Stewart y Raquel Jezequel y en el de su madre, Margareth White (Piper Laurie en el primer filme y Julianne Moore en el segundo) Muntsa Rius y Anna Valldeneu. El doble reparto se justifica por la dureza física y vocal de los papeles.

"La primera canción es en las duchas, cuando Carrie tiene la regla por primera vez y sus compañeras se burlan de ella"

"Hemos escogido hacer Carrie porque pese a ser una historia ya con años (la novela es de 1974 y la película de Brian de Palma de 1976 —en 2013 se estrenó otra versión, con Chloé Grace Moretz como Carrie—), tiene una vigencia absoluta ", señala Guiu, que recalca que la historia que cuenta la novela es "muy humana" y "hace referencia a tres temas muy actuales: el bullyng, los fanatismos religiosos y la sobreprotección parental". El director destaca que Carrie, la novela, daba muy bien para un musical. "Tiene momentos de reflexión de los personajes en los que puede entrar muy bien la música, que es en general pop-rock pero con pasajes muy melódicos en la relación de Carrie y su madre. La novela adopta además diferentes puntos de vista, como el de Sue, la amiga que ayuda a Carrie, lo que también es bueno para el musical".

Guiu apunta que aunque la primera versión de Broadway fue un fracaso estrepitoso y solo se ofrecieron cinco funciones (tuvo ocho millones de dólares de pérdidas), la posterior del off-Broadway, en la que se han basado para la suya, resultó un gran éxito. "En el musical se eliminan algunas de las partes más discursivas de la novela y se centra más en la parte humana".

La traslación al escenario de una trama con sucesos paranormales es todo un reto, ¿cómo lo han resuelto? "Hemos consultado a magos. La mejor solución nos la dieron en el Rey de la Magia: lo más sencillo es lo más efectivo. Hay tres instantes específicos de telequinesia que conseguimos con efectos sonoros o de luz y con alguna sorpresa".

Los momentos que todo el mundo recuerda de la película (a excepción como queda dicho de la terrorífica coda en el cementerio) están en el musical. "De hecho la primera canción es en las duchas, cuando Carrie tiene la regla por primera vez y sus compañeras se burlan de ella porque ya es mayor, porque no sabe qué le ocurre y se asusta. También mostramos con todo el dramatismo la escena del baile de gala de los alumnos del instituto en que le arrojan un cubo de sangre por encima a Carrie, y la orgía de destrucción que provoca".

El director relaciona esa historia de una joven que literalmente explota con los sucesos de adolescentes matratados por los compañeros que un día cogen un arma y provocan una matanza.

La acción del musical continúa transcurriendo en Maine. "No la hemos trasladado aquí, no hace falta. En el original no hay mucho way of life estadounidense. Es una historia universal de abuso y fanatismo que puede pasar en cualquier sitio, y una advertencia de que el odio lleva al odio". Pese a la sangre, el director subraya que el musical es de terror psicológico y no gore. "Es un relato oscuro y hemos adoptado ese tono".

Muy diferente fue la adaptación teatral cómica que se hizo en 2006 en Nueva York y que se titulaba Carrie, a period piece, nada menos. Tuvo críticas elogiosas.

Guiu, lector y admirador del autor, dice desconocer la opinión de Stephen King sobre el musical. Es la única novela del Rey del Terror que se ha adaptado a ese género, aunque El resplandor, por ejemplo, “podría funcionar muy bien”. Esa novela ya ha tenido versión en ópera, en 2016

Solitaria, poco atractiva y... un éxito

Chica acosada. En la novela, la película y el musical, Carrie es una joven solitaria y poco atractiva que sufre en casa el fanatismo de su madre y en la escuela el acoso de sus compañeros.

Éxito en bolsillo. La primera novela de Stephen King tuvo una tirada original de 30.000 ejemplares de los que se vendieron menos de la mitad. Pero en cambio la edición en bolsillo vendió 1.300.000 ejemplares.

Bestseller en la basura. La esposa de Stephen King, Tabitha, recuperó de la papelera las primeras páginas del manuscrito de la novela y ayudó al desanimado escritor a continuarla.

Sissy Spaceck, lectora. En 2008 se lanzó una edición en Audiolibro de la novela. La narradora era la mismísima Carrie: la actriz Sissy Spaceck, que la interpretaba en la película de Brian de Palma.

Sangre falsa. La sangre que se derrama sobre Sissy Spaceck en la película es en realidad jarabe de maíz. Y eso que la actriz estaba dispuesta a que le lanzaran sangre de verdad.

Otras obras en teatro. La obra de King que más veces se ha adaptado al teatro es Misery, en cinco ocasiones. Master of horror reunió en 2008 cinco historias del escritor.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >