Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Christopher Nolan: un director obsesionado por el tiempo y los sueños

El director británico es el nuevo protagonista de 'Un día en imágenes', el programa de entrevistas producidas por la BAFTA

A Christopher Nolan le gusta desmenuzar el concepto del tiempo y analizar el mundo de los sueños. En 2010 estrenó Origen, uno de sus títulos más aclamados. “Creo que mucho de lo que hay ahí viene de mis días en la Universidad. Vivíamos en un colegio mayor y pagábamos por el desayuno. Lo que hacía era poner el despertador, levantarme, ir a comer y volverme a la cama. Y en ese estado de sueño que había entre las diez de la mañana y la una del mediodía, podías tener sueños lúcidos, ser consciente de estar soñando y manipular el sueño”.

Una década antes, en el año 2000, había sorprendido al mundo con un largometraje en el que estudiaba la fragilidad de la memoria, y en el que desafiaba las estructuras narrativas clásicas. Memento, una historia basada en un corto escrito por su hermano Jonathan, comenzaba por el final y, poco a poco, el espectador descubría cuál era el inicio de toda la trama. “Un día se me ocurrió que, si contabas la historia con la cronología al revés, se negaría la información al público. Los espectadores no sabrían qué ha pasado, igual que tampoco lo sabe el protagonista”.

Christopher Nolan será mañana sábado 27 de octubre el protagonista de una nueva edición de Un día en imágenes, el programa de entrevistas producidas por la Academia Británica del Cine y la Televisión (BAFTA) y que en España emite en exclusiva el canal de televisión TCM.

Nolan nació en Londres el 30 de julio de 1970. A los siete años ya cogía la cámara Súper 8 de su padre para filmar pequeñas películas con sus juguetes. De niño recuerda el impacto que le produjo La guerra de las galaxias. “Tenía siete años y creo que fui a verla doce veces al cine. Recuerdo que cuando después se estrenó El imperio contraataca, le pedí a mi padre que me llevase a verla y que él me dijo: ‘Ya he dado suficiente dinero a George Lucas. No le doy más’.

Estudió Literatura inglesa en el University College de Londres mientras realizaba sus primeros cortometrajes. Debutó como director en 1998 con Following, un filme de poco más de una hora, rodado en blanco y negro y que contaba con un presupuesto de unos 6.000 dólares.

Su trilogía sobre Batman (Batman Begins, El caballero oscuro y El caballero oscuro: la leyenda renace) mostró una dimensión más humana y sombría del hombre murciélago y también de sus mortales enemigos, como el Joker que interpretó el malogrado Heath Ledger. “Verle trabajar, cómo daba forma a su personaje, su manera de hablar… Recuerdo la reacción del equipo la primera vez que utilizó esa voz. Podías sentirlo. Estaba haciendo algo especial”, recuerda en esta entrevista en TCM.

Al final de la charla, moderada por la periodista Edith Bowman, los telespectadores podrán ver Interstellar, el filme de ciencia ficción protagonizado por Matthew McConaughey, Anne Hathaway y Jessica Chastain, que en 2015 fue candidato a cinco oscars y que finalmente ganó el de mejores efectos especiales.

Nolan recuerda el desafío técnico que supuso la realización de este largometraje. “Fue un proyecto que comenzó gracias al productor ejecutivo, Kip Thorne. Kip es un físico brillante y tenía todas estas ecuaciones sobre la gravedad y los agujeros negros. Teníamos las máquinas de gráficos y mi equipo pudo coger estas ecuaciones y pasarse meses convirtiéndolas y viendo qué podían darnos las matemáticas, lo cual va más allá de lo que diseñaría cualquiera”.

A Cristopher Nolan se le compara a menudo con Stanley Kubrick por su obsesivo afán de perfeccionismo. Interstellar tiene, de hecho, muchos puntos en común con 2001: una odisea del espacio. Él mismo reconoce que es un cinéfilo empedernido, un realizador que no renuncia a ofrecer al público un “gran espectáculo”, pero que busca el rigor y transmitir ideas atrevidas y complejas, y conceptos filosóficos en torno a la estructura del paso del tiempo y a la realidad que se esconde en la profundidad de los sueños.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >