Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘El embarcadero’, thriller emocional y poliamor en L’Albufera

Con el éxito aún resonando de ‘La casa de papel’, Álex Pina y Esther Martínez Lobato estrenaron su siguiente serie en el Mipcom, el mayor mercado de televisión en Europa

Presentación de 'El embarcadero' en el Mipcom de Cannes / En vídeo, tráiler de 'El embarcadero'

“Los bancales secos se cubren de agua, se quedan como espejos, empieza a brotar el arroz, ese arroz crece, son campos verdes que se ponen marrones, se cae, se embarra…”, Álvaro Morte se entretiene en explicar los procesos de L’Albufera por algo. En el Parque Natural valenciano han rodado El embarcadero, la nueva serie de Álex Pina y Esther Martínez Lobato, es decir, la productora Vancouver y su primera serie después del éxito mundial de La casa de papel. En ese espacio “único, inspirador”, el crecimiento del arroz sirve como metáfora de “la historia de la maduración de la relación de los protagonistas”. Y, ya de paso, L’Albufera es un personaje más.

Pero la serie arranca en otro lugar, a solo siete kilómetros reales, aunque visualmente parezcan las antípodas: “es la Valencia de la arquitectura posmoderna”, dice Pina. Allí, Alejandra, el personaje al que da vida Verónica Sánchez, acaba de ganar junto a su socia (Marta Milans) la obra de un rascacielos millonario. Llama a su marido, Óscar, interpretado por Morte, para contárselo; él está en Frankfurt. Horas después, un guardia civil le dice que han encontrado el coche de su marido hundido en L’Albufera, él está dentro. ¿Se ha suicidado? ¿Estaba en Frankfurt? Entre sus pertenencias, un segundo móvil que escondía su segunda vida con otra mujer, Verónica, encarnada por Irene Arcos (Vis a vis).

Pina y Martínez Lobato recibieron la idea de hacer una serie sobre un triángulo romántico de manos de Movistar+ y Atresmedia. “Pero la historia de un polígamo la habíamos visto mil veces”, dice Pina. “Estuvimos seis meses para encontrar algo diferente, encontrar la línea de Vancouver, romper prejuicios y cambiar el foco para el espectador”. No lo pusieron en “el canalla”, sino en ellas, en esas dos mujeres tan opuestas como los mundos en los que viven y, sobre todo, en Alejandra, que decide ir a L’Albufera y conocer a Verónica, sin decir quién es ella. “La historia se centra en el viaje de Alejandra, desde que se muere su marido hasta que se convierte en otra persona”, continúa Pina. “Es un viaje vertebrado en la sexualidad, pero es sobre todo emocional”. Es “una serie de mujeres, con sensibilidad y emociones femeninas”, añade Martínez Lobato, en la que “la palabra empoderamiento estaba prohibida”.

Estrenada en Cannes en MipCom, el mercado más grande de televisión en Europa, El embarcadero "es el título europeo más esperado del año”, asegura su distribuidor internacional, la alemana Beta Film. Solo por ir precedido de la frase “de los creadores de La casa de papel” ha levantado una expectación por encima de producciones anglosajonas. Para sus creadores, la ficción, que será la última antes de su acuerdo en exclusiva con Netflix, “es una salida de su zona de confort”. “Aquí las bombas son las relaciones entre los personajes”, dice la productora, y la define como “un thriller emocional”.

“Hemos hecho algo mucho más honesto porque la cámara está encima, no hay artificio de bombas o armas, la tensión es la tensión emocional”, añade Pina. Saben que tienen “una bola extra, que la gente le dará al play solo porque es de los de La casa de papel”, dice Martínez Lobato . “Tenemos que aprovecharlo para conseguir que [los espectadores] se queden”. Aunque la serie sea muy distinta a su gran éxito mundial. “Al final, hemos pasado de un drama carcelario con protagonistas femeninas –Vis a vis–, a una Casa de papel que es más masculina pero con protagonistas femeninas, a un thriller emocional y casi drama romántico”.

El embarcadero se estrenará en Movistar+ en 2019. Aún están terminando el rodaje entre Valencia y L’Albufera de las dos primeras temporadas, 16 episodios. “Supuestamente cerradas, pero nunca se sabe”, dice Álvaro Morte. “Mira La casa de papel”. Serie que, precisamente, empieza el rodaje de su tercera temporada en dos semanas.

La tormenta perfecta española

Hace unos años, la consultora The Wit situó a España como el cuarto país del mundo con más formatos de televisión vendidos y adaptados. Estos días en Mipcom, el stand de Audiovisual from Spain, el paraguas creado por ICEX bajo el que se presentan una veintena de productoras, distribuidoras y empresas de servicios en televisión, era el más abarrotado. El trabajo previo de años en este mercado ha cristalizado con la chispa del éxito de La casa de papel, Vis a vis o las series de Bambú. El drama español es el más demandado y se sigue vendiendo en territorios tan lejanos como China, Japón o India. Y, además, llegan nuevos géneros y títulos: Arde Madrid, Gigantes o Pequeñas coincidencias son algunas de las series que se han presentado en esta edición del mercado televisivo de Cannes.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
20lunes
21martes
22miércoles
23jueves
Vida
Starzplay
Temporada 2
24viernes
25sábado
26domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información