Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un piano, nervios y voces potentes

La primera edición de ‘La Voz’ que se verá en Antena 3 concluye las pruebas previas a las audiciones a ciegas

Preparativos para los 'castings' finales de 'La Voz' celebrados la semana pasada en Madrid.
Preparativos para los 'castings' finales de 'La Voz' celebrados la semana pasada en Madrid.

En el último casting no hay gritos a la salida ni largas colas. En la recepción del Hotel Rafael de Madrid unas pocas personas esperan junto a familiares y amigos. Pero su menor número no les resta nerviosismo: están más cerca de alcanzar su sueño de entrar en el programa de La Voz. De los 250 aspirantes que se presentaron la semana pasada a esta última prueba, seleccionados de entre las 20.000 solicitudes iniciales, solo llegarán 100 a las audiciones a ciegas del programa que emite este año por primera vez Antena 3 tras cinco ediciones en Telecinco.

Con los ojos vendados, las sensaciones se disparan y los sentidos se concentran en uno, el oído. La puerta se abre y se escuchan unos pasos indecisos que se sorprenden de la cantidad de gente congregada en una sala más bien pequeña. De frente se encuentran con el jurado, formado por Marisol Navarro, directora del programa, Susana Pérez, productora ejecutiva del espacio y Jorge Villaescusa, productor musical. Tras ellos, cámaras, sonidistas y prensa que asiste a estas pruebas definitivas. El pianista marca el tono y comienza la prueba de sonido, tras la que los candidatos interpretan dos canciones escogidas por ellos mismos.

Jon Secada, Labrinth, Zahara, José Luis Perales, Luis Fonsi o Stevie Wonder. En poco más de una hora pasan seis aspirantes con un amplio repertorio enfocado a mostrar todo el potencial de sus voces. Pero llegados a esta fase, la calidad se da por sentada. La directora del programa explica cómo afrontan el casting final: “Buscamos que destaquen por la personalidad de la voz, que no sean solo una copia del artista que interpretan. Buscamos más la sensibilidad que la técnica. Si hay corazón hay más probabilidades de que se giren los coaches”. El objetivo son las audiciones a ciegas, donde tendrán que convencer a, al menos, uno de los cuatro coaches —de momento, solo está confirmada la presencia de Paulina Rubio— para que les elijan en su equipo.

Llega el momento y entonan su repertorio. Algunos lo hacen entre toses por exceso de ensayo o frío repentino, otros con nervios traicioneros que hacen que continúen la canción más allá de lo establecido, incluso hay quien cree que su audición ha concluido tras la prueba de tono. Tras un antifaz que recrea cómo vivirán las audiciones televisadas los líderes de cada equipo, todas las voces sorprenden. Las hay suaves y roncas, de tono dulce y potentes, pero todas están ya preparadas para sacar el máximo provecho a su capacidad vocal.

Según la directora del espacio, lo que se busca a estas alturas es variedad de género y edad, pero sobre todo “ilusión”. “En esta fase ya no es tan importante el nivel. Nunca sabes dónde puede estar el artista. No siempre está encima de un escenario, puede ser el peluquero o el camarero que ves todos los días”, comenta.

Ante la ingente cantidad de programas de búsqueda de talento que inundan las televisiones españolas uno solo puede pensar, ¿quedan tantos cantantes por descubrir en España? “Desde el amateur a los profesionales, sigue habiendo mucho arte”, sentencia Navarro, que destaca, además, la variedad en el tipo de artista que llega a las audiciones.

Una cosa está clara, la decisión es difícil. Y los miembros del jurado murmuran de forma repetitiva una frase como un mal presagio del trabajo que tienen por delante: “La que nos espera ahora”, suspiran resignados pensando en la selección final.

También versión infantil y sénior

Más de 36.000 personas han querido formar parte de La Voz, La Voz Kids y la hasta ahora inédita La Voz Senior y demostrar su talento en el formato que ha adquirido Atresmedia Televisión. Esta semana han concluido los castings finales de La Voz, a los que les seguirán los del formato para niños y mayores.

Aunque este programa haya abandonado Telecinco, el canal de Mediaset producirá otro espacio similar, American Idol. “Una exigencia de costes al alza frente a una evolución de la audiencia a la baja nos ha llevado a apostar por un nuevo formato”, comunicó la cadena en junio sobre el cambio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información