Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gran teatro del mundo real

De La Manada a Pinochet o el ‘caso Garzón’, la nueva temporada confirma la pujanza de los montajes basados en sumarios judiciales, titulares de diarios o la memoria histórica

Nuria Espert, en una escena de 'El pan y la sal', dirigida por Andrés Lima.

Los cinco acusados de La Manada y la joven que les denunció por violación una madrugada de los sanfermines de 2016 se verán de nuevo las caras... sobre un escenario. Y no precisamente a puerta cerrada. El público asistirá al juicio celebrado la pasada primavera y que acabó con una condena de abuso sexual continuado y no por violación. Nutren el libreto los testimonios prestados durante el juicio celebrado en la Audiencia de Navarra. Sin ficción. El espectáculo, titulado Jauría, escrito por Jordi Casanovas y dirigido por Miguel del Arco, no es solo una de las funciones más llamativas de la nueva temporada; también ilustra una de las tendencias en auge de la escena contemporánea: el teatro documento como lugar de reflexión colectiva sobre hechos y acontecimientos reales. Del golpe de Estado de Pinochet en 1973 a la memoria histórica, la crisis, los estragos causados por el capitalismo a la clase trabajadora o cierta idea de Europa, todas esas materias, carne de titulares de periódico, coparán la cartelera española.

¿A qué se debe ese despertar del hambre escénica por la realidad? “Hay heridas abiertas en la sociedad que el teatro tiene que mirar con valentía”, asegura Miguel del Arco, que se enfrenta al caso de La Manada intentando mirar más allá del ruido. El anuncio del estreno de Jauría levantó duras críticas. “El teatro es puro conflicto”, dice Del Arco. “Yo quiero saber por qué cinco tíos pueden hacer una cosa tan brutal y no sentirse culpables. Más allá del linchamiento en las redes, nos debe de servir para reflexionar”, añade.

 

De La Manada a Baltasar Garzón y Pinochet

Los días de la nieve. Basado en las memorias de Josefina Manresa, la viuda del poeta Miguel Hernández. Con texto de Alberto Conejero y dirección de Chema del Barco, el monólogo corre a cargo de Rosario Pardo. Teatro del Barrio. Hasta el 28 de septiembre.

Lehman Trilogy. Sergio Peris Mencheta dirige esta obra de Stefano Massini que repasa la historia de la firma Lehman Brothers cuya quiebra, en 2008, simbolizó la crisis financiera. Teatros del Canal. Hasta el 24 de octubre.

El pan y la sal. Texto de Raúl Quirós y dirección de Andrés Lima en torno al juicio a Baltasar Garzón por su investigación de los crímenes de la dictadura franquista. Teatro Español. Del 20 al 23 de septiembre.

Monta al toro blanco. Sexto montaje de Iñigo Guardamino, es una comedia negra sobre la crisis existencial de la Unión Europea. Teatro Pavón Kamikaze. Del 20 de septiembre al 6 de octubre.

Mundo Obrero. Historia de la clase trabajadora española a través de personajes históricos y de gente anónimo. Dirigida e interpretada, entre otros, por Alberto San Juan. Teatro Español. Del 4 de octubre al 4 de noviembre.

Jauría. Obra con las declaraciones reales del juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Navarra a los cinco miembros de La Manada, escrita por Jordi Casanovas y dirigida por Miguel del Arco. Teatro Pavón Kamikaze. Del 6 de marzo al 21 de abril.

Port Arthur. Bajo la dirección de Daniel Serrano, este espectáculo, escrito por Jordi Casanovas y basado en el interrogatorio real de dos policías a un asesino en Australia, se estrena en castellano. Teatro Pavón Kamikaze. Del 6 de marzo al 21 de abril.

Shock 1. El cóndor y el puma. Esta función parte de la investigación del golpe de Estado de Pinochet a Salvador Allende, en Chile en 1973. Con textos de Albert Boronat, Juan Mayorga y Juan Cavestany, la obra la dirige Andrés Lima. Teatro Valle-Inclán (Centro Dramático Nacional). Del 25 de abril al 9 de junio.

El precedente de Bárcenas

Que la realidad puede ser material dramático y además fuente de éxito lo sabe bien Jordi Casanovas, rastreador incansable de transcripciones de juicios e interrogatorios y autor de Ruz-Bárcenas, montaje que reproducía un testimonio del extesorero del PP Luis Bárcenas ante el juez de la Audiencia Nacional instructor de su causa, Pablo Ruz. “El teatro tiene la ventaja de responder a debates que están en la calle con cierta inmediatez. Puede que estos espectáculos sean tan imaginativos como una ficción, pero se crea un código con la audiencia, que fomenta el debate y reflexión”, sostiene Casanovas, quien esta temporada repondrá en castellano Port Arthur, con elementos reales del interrogatorio, filtrado por WikiLeaks, a un criminal amnésico por parte de dos policías en Australia.

Ambas obras se estrenarán juntas en marzo en el Teatro Pavón Kamikaze, de Madrid. Y no estarán solas. Otra causa, en este caso la abierta contra el hoy exjuez Baltasar Garzón por tratar de investigar los crímenes del franquismo —en la que fue absuelto—, se recrea en la obra con la que abre temporada el Teatro Español. El pan y la sal, con Núria Espert, Mario Gas y José Sacristán, entre otros, no contiene ni una línea de ficción. Dirigida por Andrés Lima, girará después por varias ciudades.

“Hacer teatro sobre la memoria histórica no es más que el reflejo de la urgencia que necesita la reparación de los crímenes de la dictadura franquista. Uno de los grandes temas que tiene que abordar el teatro es el de la justicia”, incide Lima, que prepara otro espectáculo, con dramaturgia propia y de Albert Boronat y la colaboración de Juan Mayorga y Juan Cavestany, que parte de la investigación sobre el golpe de Estado de Pinochet. En Shock. 1 El cóndor y el puma, título de la propuesta, el público se sentará en las gradas del Estadio Nacional de Chile, que se convirtió en la cárcel más grande y trágica de la dictadura chilena, para vivir desde dentro el golpe contra Salvador Allende.

“Uno de los mayores peligros del teatro documental es que la información apabulle al espectáculo; por tanto, hay que buscar la teatralidad más relevante y emocionante posible”, considera Lima.

Mientras estas propuestas se materializan, los espectadores pueden apaciguar la espera con Los días de la nieve, de Alberto Conejero, que parte de las memorias de la costurera Josefina Manresa, esposa del poeta Miguel Hernández. El dramaturgo prepara un texto a partir de documentos reales en torno a la educación en varios periodos de nuestra historia. O con uno de los montajes más exitosos de la rentrée: Lehman Trilogy (Teatros del Canal), sobre la quiebra financiera de la firma Lehman Brothers, que se ha estrenado a tiempo de coincidir con el décimo aniversario del inicio de la crisis económica.

Su director, Sergio Peris-Mencheta, advierte de que tanto material basado en la presunta frialdad de los hechos reales no puede sepultar “el factor humano”, mientras que el actor y director Alberto San Juan celebra la libertad del medio por encima del cine o la televisión porque es un “arte que maneja menos dinero”. San Juan se estrenará como director en el Español con el musical Mundo obrero, en la que cuatro actores realizarán un recorrido de la historia del capitalismo español desde el punto de vista de la clase trabajadora. Y promete que en su debut, no abandonará la exploración estética y la pasión por mucho teatro documento que sea.

O dicho de otro modo, en palabras del maestro Peter Brook: El teatro solo debe procurar que el espectador sienta. Y cuando alguien siente, comprende”.