Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el dramaturgo Santiago Moncada, expresidente de la SGAE

Escritor de novelas, también fue guionista, con más de 80 rodajes en su carrera

El presidente de la Sociedad General de Autores (SGAE), Santiago Moncada, en una imagen de archivo.
El presidente de la Sociedad General de Autores (SGAE), Santiago Moncada, en una imagen de archivo. EFE

El dramaturgo y expresidente de la SGAE y de su Fundación, Santiago Moncada, ha fallecido en la madrugada de este viernes 6 de julio, según ha confirmado a Europa Press la entidad. Escritor, dramaturgo y guionista, a lo largo de su vida tuvo una fuerte vinculación con la defensa de los derechos de autor y mostró un compromiso constante por impulsar el colectivo autoral. Socio de la SGAE desde el 4 de julio de 1958, desempeñó diferentes funciones en la entidad, primero como miembro de la Junta Directiva y vicepresidente de la SGAE, luego como presidente de la Fundación SGAE (anteriormente, Fundación Autor) hasta llegar a la presidencia de la SGAE en 2011.

Moncada comenzó su carrera como escritor de novelas, faceta con la que ganó el Premio Elisenda de Montcada por Carta a nadie y quedó finalista del Planeta por El stress. Ya como dramaturgo, obtuvo de forma consecutiva el Premio Calderón de la Barca en 1962 y 1963. En su trayectoria destacan más de cuarenta comedias estrenadas, con títulos como Juegos de medianoche, Violines y trompetas, o Cena para dos. Muchas de sus obras han sido traducidas a diferentes idiomas.

Dos de sus mayores éxitos fueron Entre mujeres (1988), una obra que permaneció en cartel durante diez años consecutivos en Buenos Aires y otros tres años en Ciudad de México, y Esmoquin (2001), de la que escribiría una secuela en 2003. Como guionista también cultivó una prolífica carrera -que arrancó en la década de los 60 y que se extendió hasta finales de los 90- con más de 80 trabajos rodados en Estados Unidos, Italia, Alemania, Inglaterra, Francia y España. Entre ellos, Querido profesor (1966), El hombre que supo amar (1976), Despido improcedente (1980) y La familia...30 años después. Igualmente, ejerció de productor en una docena de films.

La Sociedad General de Autores y Editores ha expresado su dolor, además de "transmitir su apoyo y cariño a familiares y amigos de un autor que ha sido una referencia" para esta entidad.