Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un huracán llamado Nora Norman

La cantante de soul presenta su primer álbum, 'Chaos', un LP de diez canciones en las que narra sus experiencias vitales

La cantante de soul, Nora Norman, en el Pum pum Café de Madrid.
La cantante de soul, Nora Norman, en el Pum pum Café de Madrid.

Algunos de sus seguidores definen a Nora Norman como la Craig David española. Ella, a la que le encantaría poder conocer algún día al cantante británico, se define como el caos. La misma palabra que ha escogido para el título de su primer disco (Chaos), en el que lleva trabajando más de dos años. “Son diez canciones con las que he querido ser lo más clara posible. Esta soy yo y esto es lo que hago y el caos, en el que también hay orden, me define. Después de un EP de cinco temas, este trabajo es una manera de reafirmarme como punto de salida y en cómo soy”, explica la cantante.

Norman, criada en Cataluña, lleva unos años afincada en la capital, dónde ha actuado en numerosas jam sessions en las que ha ido reclutando a los cinco miembros de su actual banda. “De momento son todos chicos, y no es que falten mujeres, es que tenemos que reivindicar nuestra presencia. El mundo de la música es un pequeño espejo de lo que pasa en otros ámbitos”, describe Norman.

Con una marcada estética y una forma positiva de entender el mundo, Norman, a sus 26 años, asegura que lo peor que le puede pasar a un artista es creerse consagrado. “No me considero artista en plenitud porque si no me vetaría el hecho de seguir mejorando. Intento trabajarlo desde dentro y desde abajo. Me gusta mantener los pies en el suelo y el no hacerlo me parece pedante”, confiesa.

La conexión de Norman con el público fue a través de las redes. Subió una prueba de cámara obligada por un compañero de universidad a YouTube y sin saber cómo el vídeo empezó a tener muchísimas visitas. “A los días recibí un correo electrónico de Mad Moon Music, el sello con el que sigo trabajando, me dijeron que les había gustado y que si me apetecía trabajar con ellos. Les dije que sí y aquí estamos”, recuerda la cantante.

De padres melómanos, Norman se considera "un culo inquieto" que ha recibido influencias de todo tipo y afirma que para ella crear música es una necesidad. “Siempre he necesitado expresarme a través de la música. No hacerlo hace que me sienta mal. El soul y la música negra han marcado mi estilo, ya desde pequeña cogía los vinilos de mis padres y me sentaba a escucharlos en el salón. Ahora, por fin me han regalado la colección de Steve Wonder, que incluso tiene mordiscos de la que fue nuestra perra. Fue un regalazo”, comenta entre risas.

Las cafeterías son uno de los lugares escogidos por la cantante para componer sus letras. Le encanta observar a la gente, hacer un viaje interno para conocerse y escribir lo que se le ocurre acompañada de su móvil y sus auriculares, de los que no se separa. Encima de un escenario Norman se transforma y pierde esa timidez que todavía la acompaña. El público puede verla reír, bailar o llorar con la misma confianza que si fuesen amigos de toda la vida.

Norman odia las etiquetas y por eso, entre otras cosas, le gustaría actuar en todos los festivales. De momento ya hay 14 fechas cerradas en España. “Ahora mismo, un festival tiene que abarcar el mayor target de gente posible. Como consumidora, si tienes unas preferencias no tiene que significar que dejes de lado conocer a otra banda. No desmerezco los festivales de un solo estilo, pero a mí me gusta que me sorprendan y diga: ¿qué coño hace este grupo aquí?”, asegura.

De las diez canciones que forman este primer disco, la cantante no tiene dudas para elegir cuál es su favorita: Angel. Una canción que habla de su mejor amigo recientemente fallecido. “En esta canción no hablo de mí, hablo de alguien que ya no está, de alguien con el que tenía sueños en común. Es una carta de despedida, una oda, una canción que nunca querrías tener que escribir. Es difícil transmitir esto al público porque primero tienes que filtrarlo tú y creo que todavía no lo he superado”, confiesa emocionada.

Más información