Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente con luz

Gloria Ramos: “Que les den a los malos”

La actriz, popular por interpretar a la líder del equipo de baloncesto de 'Campeones', trabaja en una tienda de zapatillas mientras sueña con su próximo rodaje

Gloria Ramos, en un hotel de Madrid. EPV

Hemos quedado a la salida de su trabajo, una ultramoderna tienda de deportivas en la confluencia de la Gran Vía con la calle de Montera de Madrid, probablemente el lugar más ruidoso, atestado y agobiante del país. Teme una que se le despiste la entrevistada entre el caos, pero no. Sale tan pichi, con su coleta bailándole en el cogote y su mochililla bamboleándose en la pechera, y viene derecha hacia la señora que la espera en la puerta. "Hola, Luz, soy Gloria, encantada". Canasta. Gloria Ramos es más dulce y puede que menos rápida que la macarra baloncestista Collantes de Campeones. Pero igual o más lista y efectiva en la pista. Lo que sigue es un relato del partido respetando sus tiempos, palabras y reglas del juego.

De Gloria a Collantes

Gloria Ramos (Madrid, 1993) es Collantes, la líder del equipo de baloncesto de Campeones, el taquillazo de Javier Fesser. Diplomada en educación infantil por Comillas, trabaja como clasificadora en una tienda de zapatillas mientras sueña con volver a un rodaje.

¿Qué tal hoy en el trabajo?

Bien, el jefe es muy majo, es el guapo de la tienda, pero mañana es su cumpleaños y no viene.

Tarda una hora en llegar en metro desde su casa. ¿Se aburre?

No, voy escuchando canciones de Los descendientes, que es mi obra favorita; me encantaría ser actriz villana en esa película.

¿Cómo la mira la gente?

En la calle me dicen que si soy Collantes, y se quieren hacer fotos conmigo. En el metro, pasan. Pero alguna miradita un poco rara, sí. No se fían, yo creo.

¿Qué recuerda del colegio?

Ahora no me acuerdo, pero echo de menos a algunos profesores. No a una profesora que no me trataba nada bien. Me levantó la voz y no me gustó el tono, ni golpes en la mesa ni nada de eso.

¿Dice tacos, como Collantes?

A ver, muchos no. Pero todos cuando [baja la voz] estoy con la regla, así me puedo desahogar.

Es que la regla es un rollo.

Ya te digo, y, encima, siempre me tiene que venir el día 20. Por eso me dan ganas de romper algo, me gustaría ponerme a romper platos, pero mi madre no me deja.

Los chicos no tienen la regla.

No, los chicos solo quieren ver fútbol, partidos en el sofá, sin hacer nada, ahí, discutiendo.

¿No se ha enamorado nunca?

Ahora que lo dices, me he cambiado de novio. Tuve problemas con un chico. Ahora me estoy enamorando de otro chico que va conmigo a Ocio. Entonces, que le den.

¿Que le den, por qué?

Después de pillarle viendo mi correo con mi contraseña, mi madre se quedó flipada con ese chico, como que esto no me gusta nada. Es malo. Me hizo daño. Que les den a los malos.

Bueno, eso pasó. ¿Cómo nota que está enamorada de nuevo?

Porque me gusta mucho Raúl. Es guapísimo, es fuerte, tengo ganas de abrazarle. Me coge mucho por la cadera y mola mogollón.

¿Hay algo que le dé miedo?

Halloween, mucho. Y la gente que siempre está pidiendo en el metro. Me da miedo y vergüenza porque hay mucha policía diciendo: "Levántate, que ahí no puedes estar". A mí me piden, y yo digo: "No, no, no". Bueno, yo me callo, pero me lo digo a mí misma, porque me gusta hablar sola.

¿Y qué se cuenta a sí misma?

Todas las noches hablo sola. Por ejemplo, ser actriz, participar en una película como Los descendientes. Y también tengo al novio aquí, pensando en la cabeza.

Estudió educación infantil. ¿Le gustan los niños?

Me encantaba un niño de la guardería que me daba la mano. Y yo les gusto mucho a los niños. Me gustaría tener hijos con el novio cuando seamos mayores.

¿Ahora no lo entienden?

Me dicen que no puedo tenerlos, por lo de la regla y eso, pero yo querría. Me gustaría llamarle Bruno, como el de la guardería.

Se acuerda mucho de las cosas: las buenas y las malas.

Sí, me cuesta sacarme de la cabeza, pero así aprendo.

Eso se llama madurar.

Yo ayudo a mi madre en todo. Dice: "Eres la única que me ayuda, que si friegas, que si barres, que si limpias los baños". Y le digo: "Claro, es que eso quiero hacerlo yo con la pareja para tener una casa".

¿Ese es su gran sueño?

Me gustaría irme de casa, eso es independizarme. Quiero hacer lo mismo que mi hermana Silvia con el marido. Esto es lo mismo.

Ser como todo el mundo...

Como todo el mundo, pero diva.

Más información