Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canciones para ser feliz

EL PAÍS ofrece una dosis de endorfinas con el disco 'Funk', que recoge los grandes éxitos del género

James Brown, en el festival Paleo en Nyón (Suiza), en 2002.
James Brown, en el festival Paleo en Nyón (Suiza), en 2002.

La música es un antidepresivo muy potente. Bailar de manera espasmódica, con el sonido a todo volumen, inyecta al cerebro endorfinas, cambiando el estado de ánimo del más triste. Hay estilos musicales especialmente proclives a generar felicidad y entre ellos sobresale el funk. EL PAÍS ha acudido a la edad de oro del ritmo afroamericano para ofrecer a los lectores una lista de canciones que contagian ganas de bailar. Los temas están recogidos en el disco Funk, tercera entrega de la colección Música dance, disponible en quioscos y formato digital.

Hay que dar las gracias a James Brown por cambiar el ritmo imperante en los 60 y crear este género que sigue sonando igual de vigoroso una década después de su muerte. "On the one!", gritaba  el músico a su banda para que marcase con intensidad la primera sílaba del compás, en lugar de la segunda. Este gesto, que puede parecer anecdótico, produjo el nacimiento del funkPapa's Got a Brand New Bag (1965) fue uno de los primeros éxitos del género y se incluye en el disco de EL PAÍS.  

No hay lista, sin importar el género, que no tenga esta canción como una de las mejores de la historia. Pero como Brown es el padre del funk, sus hits con mayúsculas son muchos. Por eso en esta colección no tiene una, sino dos canciones: Get up (I feel like being a) sex machine. Durante los 70 levantó tanto al público con este tema que llegó incluso a cantar en la televisión italiana.  

El ritmo manda en el funk y por eso las letras pasan a un segundo plano y se acomodan en frases cortas. Muchas de las canciones incluyen onomatopeyas y gritos de guerra para animar el baile, como en You got the love, de Rufus y Chaka Khan. Como los anteriores temas, este entró en la lista Billboard Hot 100, que recoge los temas más vendidos de Estados Unidos.

El origen de la música funk pertenece a la comunidad afroamericana. En los años 60 y 70 en los que nació y se desarrolló el racismo todavía estaba muy presente en Estados Unidos, por eso la aparición de Sly and The family sorprendió no solo musicalmente hablando. Sus integrantes eran negros y blancos, hombres y mujeres. No solo abrieron el género a otros estilos como el rock, sino que rompieron barreras sociales. Uno de sus últimos grandes éxitos fue If You Want Me To Stay, incluido en el disco Funk, de EL PAÍS. 

The Commodores, Brass Construction, Ohio Players, Slave, Dr John, Rick James y otros muchos iconos del funk están dentro de este disco, Funk, que llega a los quioscos el próximo domingo. 

Cada semana está disponible una entrega de 'Música dance', por 6,95 euros, en el quiosco y también en formato digital aquí.