Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por JUAN CARLOS GALINDO

Pamplona noir en serie. Punto y seguido

El festival cierra su cuarta edición consolidado como una alternativa a las grandes citas literarias en España

El director del festival, Carlos Bassas, durante un acto.
El director del festival, Carlos Bassas, durante un acto.

Asistir a la cuarta entrega de Pamplona Negra justo la semana en la que se ha publicado el estudio de la Federación de Gremios de Editores en España (FGEE) con los índices de lectura nacionales hace que veas todo desde otra perspectiva. Con un 65,1% de lectores, Navarra es la segunda comunidad más lectora del país, solo por detrás de Madrid. Y ha sido una de las que ha obtenido un crecimiento más acusado en la elección de la lectura como forma de ocio en los últimos años. Ante este panorama, nos encontramos con un público ávido de actividades culturales y eso se nota año tras año con una asistencia que no deja de crecer (4.400 personas en la edición que se celebró la semana pasada). A pesar de esta accesibilidad a una audiencia interesada en la literatura, el afán de Pamplona Negra se ha basado siempre en tratar de captar nuevos lectores a través de diversos medios. Para ello, sus puntos más fuertes han sido las secciones de El crimen a escena, las proyecciones de cine y las mesas o charlas de autores. Pero este año han entrado directamente hasta el salón de casa añadiendo la televisión.

Contaminación criminal

La edición se ha denominado Noir en serie y con este leitmotiv han incluido un ciclo de cine protagonizado por asesinos en serie y una conferencia que ha dado nombre a la edición. Al frente de esta ponencia han estado Álex Martín Escribà y Javier Sánchez Zapatero, dos de los estudiosos más reconocidos del género negro de nuestro país. En su charla trataron de explicar el por qué del éxito de series que nos han marcado tanto como Se ha escrito un crimen, Colombo o Canción triste de Hill Street. También gracias a la televisión han llegado a muchos hogares el reconocido forense Paco Etxeberría y el periodista Dani Álvarez, caras visibles del exitoso programa de ETB El lector de huesos. Entrando en una sala a oscuras con linternas, batas blancas y mascarillas cual CSI, ofrecieron una charla en tono distendido acerca de pruebas forenses, análisis de pistas y tiempos de obtención de resultados. Como añadido a este mundo, Paco Bescós, escritor y creativo publicitario, desgranó los estereotipos del género negro que el mundo de la publicidad ha empleado durante décadas. Tres charlas que ofrecieron un punto de vista diferente y que ayudaron a comprender al público hasta qué punto el cine y la televisión se ha contaminado de la literatura criminal.

Un momento de la proyección de 'Psicosis'.
Un momento de la proyección de 'Psicosis'.

El crimen a escena, la aportación más original y diferente de este festival desde sus inicios, ha contado este año con los ya citados Paco Etxeberría y Dani Álvarez, con Vicente Garrido al cargo de una conferencia sobre la elaboración de perfiles criminológicos, con Juan Mari Barasorda hablando acerca de crímenes reales y ficticios de la época victoriana y con Javier Molinera, Inspector Jefe de la Comisaría General de la Policía Judicial, que analizó paso por paso cómo se lleva a cabo una investigación policíaca real.

La novela por dentro

Los talleres y la búsqueda constante de que el público pueda conocer los engranajes del funcionamiento de una novela, han tenido a su servicio a Marcelo Luján, que ha impartido el ya habitual Taller de Novela Negra, a Antonio Altarriba con un taller juvenil de creación de cómic y a Alexis Ravelo con una master class en la que, en 90 minutos, nos mostró cómo podemos convertir una noticia real en una novela negra.

Una de las novedades que más alegrías les ha dado a los organizadores del festival ha venido a través de la tecnología. Los alumnos del Ciclo Formativo Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma del Centro Integrado Cuatrovientos se han encargado del diseño de una aplicación que ha permitido a los pamploneses disfrutar de una scape room por toda la ciudad. Tan solo era necesario tener un smartphone con sistema operativo Android, ingenio y ganas de patear. Durante toda la semana hemos podido ver la grata acogida de esta iniciativa al encontrar familias, parejas y grupos de amigos en los puntos de resolución de alguno de los misterios. Además, los alumnos del Centro Integrado de Formación Profesional Politécnico Estrella se han ocupado del diseño de la página web oficial. Por último, en el hall de Baluarte hemos podido acceder a una zona habilitada para la visualización de un cortometraje de cinco minutos, El Ahorcado, que permitía a quien lo desease vivir una experiencia de inmersión en 360º.

¿Y qué pasa con la literatura? Pues a pesar de ser la edición en la que el número de escritores en charlas o mesas ha sido menor, su presencia ha sido constante. El origen de todo esto ha sido siempre la letra escrita. No importa que se hablase de cine, de televisión, de cómic o de ciencia forense. La literatura y su huella en todas estas disciplinas se ha hecho palpable a cada momento. En esta edición han pasado por el escenario de Baluarte y por la librería Elkar Nieves Abarca, Carmen Moreno, Aro Sáinz de la Maza, Jordi Ledesma, Susana Hernández, Vladimir Hernández, Paco Bescós, Alexis Ravelo, Jon Arretxe, Carlos Ollo o Noelia Lorenzo. El punto final vino de la mano de Eugenio Fuentes en una charla divertidísima con Alicia Giménez Bartlett, una autora que no solo ha favorecido a la popularidad del género negro en nuestro país, sino que fue una de las primeras autoras nacionales en escoger una protagonista femenina para sus historias policíacas, Petra Delicado.

Este año ha sido la última entrega con Carlos Bassas como comisario del festival. Quizá por ello quiso hacernos dos regalos de despedida. En primer lugar, una comida homenaje a la película de El Padrino con platos inspirados en algunas de las escenas más memorables de la trilogía. En segundo, la experiencia única de disfrutar de la proyección de Psicosis con el acompañamiento musical en directo de la Orquesta Sinfónica de Navarra. Tras cuatro sobresalientes entregas, ha cedido el cetro a Susana Rodríguez Lezaun, convirtiéndola de este modo en una de las pocas comisarias al frente de un festival negrocriminal en España. Han sido cuatro entregas por las que han pasado más de un centenar de autores, policías, forenses, jueces, guionistas, dibujantes de cómic, chefs, detectives, exorcistas y perros policía. Ni en una sola ocasión han faltado la originalidad y la frescura, y Carlos Bassas ha dignificado la profesión de escritor a través de la dotación económica de los ponentes. Sin duda, un punto de ruptura dentro del panorama nacional.