Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margaret Atwood: “¿Soy una mala feminista?”

La escritora responde en un artículo a las críticas por defender la importancia de ofrecer procesos justos a los acusados de agresiones sexuales

Margaret Atwood, en el hotel Alvear de Buenos Aires.
Margaret Atwood, en el hotel Alvear de Buenos Aires.

La escritora canadiense Margaret Atwood (1939) ha entrado en el debate sobre los límites de las denuncias en redes sociales a propósito del movimiento #MeToo. La prestigiosa autora de libros como El cuento de la criada (adaptada a la televisión en una célebre serie) publicó un artículo el pasado sábado en el diario The Globe and Mail de Toronto titulado ¿Soy una mala feminista?.

La también activista cívica respondió a las críticas que ha recibido desde hace algunos meses, a raíz de su firma en una carta dirigida a la Universidad de la Columbia Británica en noviembre de 2016. En dicha misiva, un grupo de personalidades canadienses deploraba el proceder de las autoridades universitarias respecto a las acusaciones de agresión sexual contra Stephen Galloway, profesor del departamento de creación literaria. Los firmantes catalogaron la actuación de la universidad como injusta y poco transparente, evitando así la posibilidad de que el profesor se defendiera. Atwood fue uno de los firmantes más atacados, bajo el argumento de falta de solidaridad y de ponerse del lado del profesor y no de las denunciantes.

En el texto, publicado en The Globe and Mail, Atwood señala: “El movimiento #MeToo es un síntoma de un sistema judicial roto. Con demasiada frecuencia, las mujeres y otros denunciantes de abuso sexual no pudieron obtener una audiencia imparcial a través de las instituciones -incluidas las estructuras corporativas-, por lo que utilizaron una nueva herramienta: Internet”. La autora añade: “Esto ha sido muy efectivo y ha sido visto como una llamada de atención masiva. Pero, ¿qué sigue?”.

Atwood muestra en el texto la misma posición que tuvo respecto al caso del profesor universitario: “Creo que para tener derechos civiles y humanos para las mujeres deben existir derechos civiles y humanos. Punto. Incluido el derecho a la justicia fundamental”. Asimismo, la escritora menciona los riesgos de eludir las vías legales para este tipo de acusaciones y deplora las voces que critican las opiniones matizadas sobre el tema. “¿Cómo sería una buena feminista, a ojos de mis acusadores?”, añade.

Margaret Atwood, autora de más de 40 obras de ficción, poesía y ensayo y candidata al Nobel de Literatura, utiliza con asiduidad su cuenta en Twitter. Horas después de la publicación de su texto en The Globe and Mail, escribió diversos mensajes para responder críticas, aunque también recibió apoyos.

En septiembre pasado, el nombre de Margaret Atwood había ocupado amplios espacios en la prensa, ya que la adaptación en televisión de su novela The Handmaid's Tale (publicada por primera vez en 1985) obtuvo cinco premios Emmy, uno de ellos por mejor serie dramática. En enero, ganó dos Golden Globes el pasado 7 de enero (mejor serie dramática y mejor actriz en serie dramática). En su novela, Atwood describe una sociedad distópica donde las mujeres pierden sus derechos y son utilizadas como esclavas sexuales.