Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joaquín Reyes dice adiós en Netflix a su antiguo material cómico

La plataforma estrena un especial en el que el cómico repasa lo mejor de sus monólogos

Joaquín Reyes en el especial de Netflix 'Una y no más'.
Joaquín Reyes en el especial de Netflix 'Una y no más'.

Joaquín Reyes lleva más de una década subiéndose a los escenarios para hablar de su vida, sea verdad o no lo que cuenta. Pero le ha llegado el momento de dejar atrás parte de ese material cómico que ha utilizado desde el cambio de milenio hasta ahora. Los tiempos cambian, los años pasan y hay nuevos chistes y bromas que contar. Reyes ha grabado para Netflix (estreno el viernes 8 de septiembre) el especial Una y no más, en el que el cómico repasa a modo de despedida, durante poco más de una hora, esos monólogos que ya no cuenta.

"La mayoría de esos monólogos llevaba mucho tiempo sin hacerlos y me hacía ilusión volver a ponerlos en escena. También suponía un reto. Decía, ¿me acordaré?, ¿lo diré bien?, ¿la gente los seguirá encontrando graciosos?", cuenta en conversación telefónica a EL PAÍS desde Valencia, donde se encontraba presentando la obra de sketches Viejóvenes junto a Ernesto Sevilla. "Al menos algo se dice de cada monólogo. Lo articulé todo en el especial para que fuera más o menos fluidito", explica.

El especial está grabado en dos noches en Madrid y se verá a nivel mundial en Netflix. "Fíjate, menuda ventana con 190 países. Me conformo con gustar en un tercio, mis pretensiones son humildes", comenta con guasa. "Me hacía mucha ilusión también porque es una plataforma en la que hay contenidos de comedia que están muy bien. Veo ahí monologuistas de otros sitios". Servicios como Netflix o HBO ofrecen la posibilidad de ver monólogos y grabaciones especiales de cómicos de todo el mundo, como Louie, Amy Schummer o Aziz Ansari, entre cientos. Y clásicos de la comedia como Richard Pryor.  Netflix se está dedicando a fichar a los mejores monologuistas en EE UU, quitándole incluso a estrellas a HBO, cadena que hasta ahora era la reina del género. La plataforma digital ha llegado incluso a pagar cantidades entre los 10 y los 20 millones de dólares a cómicos por especial a cómicos como Chris Rock o Jerry Seinfeld.

"Me acuerdo cuando empezamos los monólogos en Paramount Comedy en 1999 o 2000. Era muy difícil acceder a monologuistas que no fuera Seinfeld. Conocíamos lo que había hecho Eddie Murphy en los 80, Lenny Bruce..., pero, ¿cómo accedías a eso? ¿Cómo veías lo que estaba haciendo la gente en ese momento? Era muy difícil. Ahora, afortunadamente, tienes acceso a muchísimos cómicos y puedes ver lo que hacen otros y el nivel que hay, y eso hace que tú también seas más exigente con lo que escribes y te arriesgues más", dice Reyes.

¿Cómo ha evolucionado Joaquín Reyes en la última década? Aparte de los monólogos, Reyes ha triunfado con los programas de humor de La hora chanante y Muchachada Nui, ha sido colaborador en espacios como El intermedio o Late Motiv, ha participado en películas y series, ha presentado el programa Cero en historia y es en la actualidad columnista en EL PAÍS. Con Una y no más, el cómico dice adiós a chistes que se le han quedado obsoletos por su evolución natural.

"Empecé los monólogos hace 17 años, yo era un veinteañero. Ahora soy un tío de 43. Eso era la motivación principal para jubilar parte de estos monólogos. Ya no puedo decir que vivo en casa de mis padres y no me levanto para comer porque he salido. Me siento como una especie de impostor o alguien que está contando algo de otra persona. Ahora tengo que contar cosas que me importan ahora. Eso es lo que hace que los monólogos tengan el interés que tienen, que no es un texto intercambiable que pueda hacer cualquiera, no debería serlo. Nace de tu experiencia y de tu situación", sentencia Reyes. Eso sí, contradiciendo al título del especial, esa despedida y esos monólogos quedarán grabados para siempre.

Más información