EL PAÍS DE TCM

Extravagante, genio o sencillamente Tarantino

En tan solo un cuarto de siglo se ha convertido en el director más famoso del mundo

Quentin Tarantino.Carlo Allegri

En tan solo un cuarto de siglo Quentin Tarantino se ha convertido en el director más famoso del mundo. El estreno en 1992 de su primera película, Reservoir Dogs, supuso un soplo de aire fresco en la cinematografía mundial. Una bocanada que se convirtió en todo un huracán cuando un par de años más tarde presentó su segundo filme, Pulp Fiction, con el que triunfó en el festival de Cannes y por el que ganó el Oscar al mejor guion original.

El entonces joven realizador, nacido el 27 de marzo de 1963 en Knoxville (Tennessee), había sabido recoger las mejores esencias del cine clásico para renovarlo totalmente. Los tradicionales géneros cinematográficos eran para él tan solo una referencia, un punto de partida para elaborar algo completamente nuevo. Parecía que Tarantino lo había visto, leído y escuchado todo y, a partir de eso, se disponía a crear un universo propio regido por nuevas leyes.

Todo esto no fue nada casual. Desde niño, el cine fue su única pasión. De joven trabajó como acomodador en un cine porno y luego fue dependiente de un videoclub. Allí vio todo tipo de películas, desde filmes de Jean-Luc Godard, del que aprendió a contar historias fragmentadas, a cine oriental con secuencias llenas de peleas y de violencia. “Yo veía todo ese cine y no lo juzgaba de manera crítica, por lo que hacía mis propios descubrimientos, encontraba diamantes en los cubos de basura”, suele decir.

Con sus siguientes películas, Jackie Brown, las dos entregas de Kill Bill, Malditos bastardos, Death Proof, Django desencadenado y Los odiosos ocho, Tarantino ha convencido a público y crítica consiguiendo unir su condición de autor con el éxito comercial. Ha creado, además, un estilo compuesto por escenas largas en las que la tensión va poco a poco aumentando hasta que finalmente estalla; cuidados y rebuscados diálogos repletos de ironía y cinismo; homenajes al cine de serie B, a películas de artes marciales, spaghetti westerns, o incluso al cine gore. Todo alimenta a este verdadero animal cinematográfico. Tarantino ha rescatado del olvido a antiguas estrellas y canciones, y ha rodado escenas que están en la retina de millones de espectadores y que forman parte, por derecho propio, de la historia del cine.

Pero, ¿tiene el cine de Tarantino fecha de caducidad? Si hemos de hacer caso de sus propias palabras, tan solo le quedan por rodar un par de películas porque, según dice, se retirará cuando cumpla 60 años. Ahora tiene 54 y se encuentra preparando su siguiente proyecto, un largometraje sobre los crímenes cometidos por Charles Manson y su secta.

Sus seguidores esperan que todo esto no sea verdad, sino una más de sus habituales fanfarronadas. Por si acaso, los espectadores tienen la oportunidad, durante todos los domingos de septiembre, de adentrarse en el obsesivo mundo cinematográfico de Quentin Tarantino y disfrutar con la selección de sus mejores trabajos que emite TCM. Títulos como Pulp Fiction, Jackie Brown y las dos partes de Kill Bill. Además, se podrá ver también Abierto hasta el amanecer, el film dirigido por Robert Rodríguez en el que podemos ver a Quentin Tarantino como actor, una faceta que también ha desarrollado en numerosas ocasiones. Todo lo que rodea a Tarantino tiene algo de extravagante, algo singular y chocante que no oculta ni mucho menos su enorme genialidad. Adentrarse en su mundo es una experiencia de la que es difícil salir indiferente.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50