La comedia envenenada sobre la fragilidad de la amistad

'Arte', el fenómeno teatral de Yasmina Reza, ya convertido en todo un clásico, vuelve a los escenarios

De izquierda a derecha, Jorge Usón, Cristóbal Suárez y Roberto Enríquez, en el montaje del Teatro Pavón Kamikaze.
De izquierda a derecha, Jorge Usón, Cristóbal Suárez y Roberto Enríquez, en el montaje del Teatro Pavón Kamikaze.

“¿Qué pasa aquí? ¿Qué os ha pasado?” Uno de los tres amigos lanza un grito ante el cataclismo del que está siendo testigo. Las crueldades y mezquindades que está presenciando le dejan atónito. Pero él tampoco escapa a esa ensalada de tiros que amagan con arruinar una amistad de 25 años. Todas las miserias humanas y la fragilidad de la amistad saltan por los aires en Arte, el gran texto clásico contemporáneo de la autora Yasmina Reza, uno de los fenómenos teatrales del siglo XX. Tras su exitoso paso este mes por el Teatre de Barcelona, donde ya anuncian nuevas funciones para abril de 2018, la obra vuelve de la mano de Miguel del Arco al Teatro Pavón Kamikaze, en Madrid. Protagonizada por Roberto Enríquez, Cristóbal Suárez y Jorge Ullón, que dan muestra en el escenario de una exquisita química, Arte sigue gozando de una brillantez escénica y dramatúrgica, 30 años después de su estreno en París. “Es un texto inmenso, un gran clásico contemporáneo que recoge lo mejor de la corriente del teatro popular, de Molière y de Shakespeare”, asegura un entusiasmado Del Arco.

Pere Arquillué, tumbado. Arriba, a la izquierda LLuís Villanueva y Francesc Orella.
Pere Arquillué, tumbado. Arriba, a la izquierda LLuís Villanueva y Francesc Orella.

Y todo por una tela, un lienzo blanco de 1,60 por 1,20 con algunas rayas diagonales apenas perceptibles, también blancas, que uno de los amigos ha comprado a un precio elevado. 30.000 euros ha pagado Sergio, un exitoso dermatólogo, por ese lienzo que él considera una obra de arte y que sus colegas creen que es un despropósito y una tomadura de pelo. Ese cuadro y las dispares opiniones que provoca abren el camino al más áspero universo y al retrato de las peores miserias humanas de la que son capaces tres amigos de la infancia, el optimista Sergio (Cristóbal Suárez), el más intelectual y visceral Marcos (Roberto Enríquez) y el tolerante y feliz del grupo Iván (Jorge Usón). Los golpes y abrazos de saludo, tan masculinos como infantiles, dan paso poco a poco a las críticas más feroces, medio escondidas desde hace años.

De izquierda a derecha, Germán Palacios, Oscar Martínez y Ricardo Darín, en el montaje estrenado en 2003.
De izquierda a derecha, Germán Palacios, Oscar Martínez y Ricardo Darín, en el montaje estrenado en 2003.

La dramaturga y novelista Yasmina Reza (París,1959) estrenó Arte en octubre de 1994 en la Comédie des Champs-Elysées, de la capital francesa, dónde permaneció en cartel 18 meses ininterrumpidamente. Desde entonces, Arte se convirtió en un fenómeno sin precedentes, se representó en escenarios del mundo entero y está considerada la mejor obra teatral de la autora. El texto, ya un clásico de la dramaturgia universal, surge de la inspiración del cuadro Blanco sobre blanco, del ruso Malévich, pintado un año después de la Revolución de Octubre, en 1918.

De izquierda a derecha, Carlos Hipólito, Josep Maria Flotats y José María Pou.
De izquierda a derecha, Carlos Hipólito, Josep Maria Flotats y José María Pou.

En España el primer montaje se estrenó en septiembre de 1998, en el teatro Marquina de Madrid, en una versión dirigida por Josep Maria Flotats e interpretada por el mismo Flotats, junto a José María Pou y Carlos Hipólito. “Es uno de los mejores montajes que se han hecho de mi obra”, aseguró Yasmina Reza cuando vió la función. La versión argentina, protagonizada por Ricardo Darín Oscar Martínez y Germán Palacios, llegó a nuestro país en 2003 y, como la anterior, arrasó en las taquillas de los teatros. Desde entonces se han multiplicado los montajes. El último ha tenido lugar este mes de mayo en el Teatre Goya de Barcelona, con Francesc Orella, Pere Arquillué y Lluís Villanueva, en un espectáculo dirigido por Miguel Gorriz, y del que ya se anuncia su vuelta en abril de 2018.

Toda una explosión de sentimientos y relaciones envenenadas que llega al público en estado puro. "Es una función chispeante e hilarante pero que suscita muchas reflexiones profundas. Quiero que los espectadores sientan lo mismo que nosotros hemos sentido en los ensayos sobre los lazos tan extraños en la vida", finaliza Miguel del Arco

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50